Vivir en el Tagadá

marzo 3, 2010 at 3:27 am 6 comentarios

Durante mucho rato cavilé si escribir o no sobre el terremoto, pensando en que mis queridos fisgones llegarían acá sedientos de alienación y evasión, ante la avalancha de noticias sobre el sismo, si me permiten la metáfora cataclísmica.

Pero para mi anterior terremoto no tenía blog, ni computador, ni atari, ni siquiera tele en mi pieza, y para el siguiente quizá esté muerto (antes o durante) así que esto bien podría ser mi única oportunidad para hablar sobre los tiritones del suelo.

Vivimos en un país sísmico (oooh !) y quizás por eso estamos curtidos ante esos minutos en que la casas crujen y las calles se parten como el barro en verano. Cada tanto tenemos que pararnos cuando la tierra literalmente nos tira al suelo, y eso al final me hace sentir un orgullo extraño, como de país estoico, como de gente que se tropieza pero siempre se levanta.

Afortunadamente, no hay entre amigos ni familia, ni siquiera entre conocidos, víctimas que echar de menos, ni razones para putear mi mala fortuna. Me molestan sí los cobardes que se escudan en la tragedia general y la usan como excusa para arrancar con una lavadora al hombro o saquear la casa de ese que algo pudo salvar. Por otra parte, he leido durante el día muchos comentarios en facebook de gente pidiendo a gritos que se ajusticie a los vándalos y les metan bala.

Unos y otros me dan vergüenza y harta, harta rabia.

Por eso prefiero quedarme con la imagen de los cientos, miles de voluntarios que se sacuden las rodillas y toman la pala para desenterrar el país que quedó bajo los escombros. Saludo con admiración al que lo perdió todo y sin embargo agradece conservar la vida y las manos buenas para volver al laburo y reinventarse el futuro. Un terremoto es una desgracia, sí, pero también es una prueba de temple, que solemos aprobar con dignidad.

Y si me apuran, los terremotos me hablan de una tierra viva, y de nuestra propia pequeñez. En un país que de tanto en tanto cae en la soberbia, y en vestir ropajes de primer mundo, los terremotos también nos enfrentan a nuestra olvidada realidad de casitas de hojalata y madera, de gente pobre y desesperada.

Les quería contar que el terremoto me pilló medio cufifo y recién acostado, y que tras el remezón me volví a acostar con la esperanza ilusa de dormir. Pero la verdad es que sentado frente al teclado debo reconocer que la tragedia me agitó también el alma, y que en mi cabeza y mi corazón se agolpan, violentas, un montón de sensaciones, todas confusas, todas terremoteadas.

Así que perdónenme la licencia, y permítanme despedirme simplemente con un abrazo estrecho a todos ustedes, a Carlitros, a Don Vitto, a Ximena y Pamela, a Marisopa, a Wolf, a Luchitoms, a Alienjandro, Petronius, Wallas y tantos, tantos otros que de algún modo u otro vivieron conmigo el terremoto. Espero que estas líneas los alcance tranquilos y sin tristezas, y comprendan desde ya que ahora nos une una desgracia común, una que supimos superar y salir adelante.

Un abrazo,

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

CRÓNICAS DE VARA GRUESA LAS LECCIONES DEL REMEZÓN

6 comentarios Add your own

  • 1. luchitoms  |  marzo 3, 2010 en 8:17 pm

    Heavy el bamboleo… pena por los damnificados, quien diría que estando vivo 800 chilenitos teminarían su vida atrozmente (comprendiendo el verdadero sentido de esa palabra) y 2 millones damnificados ¡cacha poh!!! . en fin, notable la gente que soporta estas horas con dignidad, pero tampoco me sorprendo por las imagenes de saqueo y pillaje, tenemos la idea que el sólo hecho de ser chileno implica una virtud casi mitológica y nones, tenemos los defectos de cualquier sociedad y digámoslo esta se construye y mantiene con harta represión mediante..y claro ésta afloja un tiempito y tenemos saqueo, pillaje y en suma, la hilacha misma…pero bueh ahora a ayudar en lo que se pueda y a poner la roca en la cima ..para que vuelva a rodar cuesta abajo quién sabe cuándo.

    Responder
  • 2. petronis  |  marzo 5, 2010 en 8:43 pm

    Hermano, converse co nsu hermana nai y tendra una odiseua increible de Anita..tu sobrina que vive en la isla….se lallevo el tsunami pero ella nado y nado y se salvo..
    es de no creerlo..
    un abrazo y aca cagados de frio viene la cuarta glaciacion..
    ahora nos mamamos -14 bajo cero y en marzo..!!
    la cago…..
    su hermano
    me alegro que estes bien….te he estado llamando

    Responder
  • 3. petronius  |  marzo 6, 2010 en 8:19 pm

    correc.
    Hermano, converse co n su hermana Ani y tendra una odisea increible de Anita..tu sobrina que vive en la isla….se la llevo el tsunami pero ella nado y nado y se salvo..
    es de no creerlo..
    un abrazo y aca cagados de frio viene la cuarta glaciacion..
    ahora nos mamamos -18 bajo cero y en marzo..!!
    la cago…..
    su hermano
    me alegro que estes bien….te he estado llamando

    Responder
  • 4. Don Vitto  |  marzo 8, 2010 en 12:00 pm

    Partidos como el barro en el verano… así quedamos varios, pero no por pérdidas materiales, sino que por el miedo, el temor por lo que le pase a la familia de uno, etc.

    Lo bueno de todo es partir o seguir la vida con el mismo ánimo y energía de aquellos que lo perdieron todo y tienen más esperanzas que uno…

    Un abrazo mi buen amigo y gracias a Dios que no ocurrió lo que mostraron alguna vez en National Geographic… uuf!

    Responder
  • 5. Carlitros  |  marzo 8, 2010 en 5:08 pm

    Uffff, fuerte, conmovedor, asombroso… hay un monton de terminos que he repetido durante esta ultima semana. Muchos estaban como locos, otros choqueados.
    Yo he escuchado y visto tantas noticias, como nunca en mi vida, y aun asi creo que no puedo dimensionar todo lo que esta ocurriendo.
    Mucha fuerza a los que ya deben estar estar recontruyendo sus casas y vidas.
    Un abrazo desde este lados del Mapocho.

    Responder
  • 6. Pesaita Marisopa  |  marzo 9, 2010 en 12:42 am

    Perrito se me llegaron a parar los pelos con tus palabras a sido así toda esta semana, mis emosiones están a flor de piel, hoy me alegro de estar viva y que mi familia en Constitución también lo esté, pero también estoy sobrecogida porque estás catástrofes naturales me recuerdan lo frágil que es la vida y y me hace reflexionar sobre lo poco que he vivido y la cantidad de cosas que me faltan por hacer…

    Hoy estoy con temblore post traumáticos, me tiembla el cuerpo todo el dia y la noche, dicen que es algo normal después de la experiencia vivida, y creo que mi fascinación por vivir sola ya no es la misma, sóloa gradezco que no estuve sola ese viernes a las 3 am, estaba al igual que usted bajo el efecto de los gloriosos brebajes y muy bien acompañada.

    Un besote y me alegro de que todos sus queridos estén bien!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

marzo 2010
L M X J V S D
« Feb   Abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: