BALÓN EN LA INGLE (Día 7)

enero 6, 2010 at 2:31 am 11 comentarios

Tal como prometí hace una semana, comencé un intenso tratamiento de dietas y ejercicios. En la dieta prometí dejar el pan y el azúcar y funcionó perfecto, excepto claro por el pan y el azúcar. De hecho, poquito antes de conversar con ustedes, me comí una modesta pailita de huevos revueltos (tres, para más detalles) con un par (o trío) de ayuyitas.

Pero donde me fue mejor fue con el deporte. No sólo cumplí con eso de correr y con los abdominales, sino que le agregué dos pichangas durante la semana, y una segunda corrida hoy, con mis pupilas del equipo de baby femenino del trabajo. (no se los he contado, pero soy el entrenador del equipo, ejalé).  Corrimos ida y vuelta del muelle Barón a la Caleta Portales, una distancia bastante piolita para empezar, digamosló.

Pero lo que nos convoca es una denuncia. Una denuncia contra un ataque brutal que sufrí anoche, y que intentó en vano empañar lo que creo es mi mejor desempeño futbolero de la vida. Como el público cautivo de este blast es en su mayoría femenino, no las aburriré con los detalles, pero baste decir que íbamos perdiendo por dos goles, faltando sólo 5 minutos para el final. Y ANOTÉ 3 GOLES EN 5 MINUTOS.

¿Dije goles? Fueron soberbios golazos desde muy lejos y ajustados al ángulo, luego de robar balones y pelearlos con la defensa. La cosa es que un humillado Alienjandro, dejando de lado años de amistad, simuló una jugada de fútbol para encajarme su rodilla derecha en mis partes pudendas.

Yo les pregunto, amables fisgones ¿cómo puede describirse un dolor como el del clásico rodillazo testicular? es una cosa que uno se revuelca, se soba, grita, se levanta, se tira de espaldas, le golpean los talones entre sí, y el dolor culiao sigue para siempre. Uno se para como puede, se ducha, se viste y pretende no hacerle caso, pero ahí está el muy tenaz hueveando (nunca mejor dicho).

No sé si le pasará a alguien más, pero a mi un rodillazo bien dado me relaja los esfínteres. Sí, tal como lo oyen: a los minutos de la brutal agresión tuve que correr (o caminar gracioso) a los baños. Fue tal el dolor que llegué a escuchar a los espermitos gritar de agonía y morir. Ya en casa (descarté la posta porque era tarde y no me gusta mostrar mis cositas a un desconocido), me apliqué una bolsa de hielo para aliviar la hinchazón. Y aunque hoy me ha seguido molestando, la cosa está amainando al fin.

Por duración y peligrosidad, este rodillazo se ubicó en el top five de los peores dolores físicos que he sentido, sólo superado por los cálculos renales que tuve hace como siete años. Le conté todo esto a mi buen amigo Sataflash, talentoso diseñador con quien compartimos oficina, y se produjo el siguiente diálogo.

Malaquías: …. y la hueá me duele más que la chucha.
Sataflash: ve compadre, por eso hay que usar copa.
M: Copa?
S: Si, una cosa con forma de concha, para proteger el niño y sus amigas.
M: Aaah, y no será incómoda?
S: Al principio la sientes, pero después no te das cuenta… DEBE SER COMO UNA TOALLA HIGIÉNICA.

Como verán, de un modo u otro, los golpes en las pelotas definitivamente pueden afectar tu masculinidad

Un abrazo,

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

PROYECTO ENCHÚLAME LA GUATA: DÍA 0 CRÓNICAS DE VARA GRUESA

11 comentarios Add your own

  • 1. ximena  |  enero 7, 2010 en 8:18 pm

    poesito. tengo 2 hermanos y por referencias se que eso duele mas que codazo en las pechugas, amigo querido nunca llegare a entender esa alienacion de ustedes al contacto de la pelota , es como si el cavernicola interior se adueñara de sus mentes y nada mas importara, ni siquiera la amistad ( porque supongo que a el mas de alguna ves le han pegado donde mismo).descanse sus presitas y ojala ya este mejor , besitos

    Responder
  • 2. Camila Vallebuona  |  enero 8, 2010 en 12:15 am

    No es para alarmarlo, pero debería consultar con un especialista, ya que en un mediano a largo plazo podría traerle complicaciones.

    Pd. Atiendo por Fonasa e Isapres.

    Suerte
    Camila Vallebuona

    Responder
  • 3. Malaquías  |  enero 8, 2010 en 12:43 am

    Complicaciones de qué tipo????? Porque si, por ejemplo, provoca hipertrofia del órgano asociado, no tengo ningún inconveniente.

    Gracias por la preocupación.

    Responder
  • 4. Kuchita  |  enero 11, 2010 en 1:11 am

    supongo que nunca sabremos cómo debe doler eso !!!!!!!!—–lo más parecido me sucedió hace unos 8 años atrás, tratando de aprender a andar en bicicleta……me saqué la conch..#?&! en la bici y el asiento se incrustó en aquella parte donde no tengo coquitos, pero que duele de los mil demonios…..debe ser lo más cercano me imagino a su dolor…..cuando me incorporé, tenía la pierna recogida y una hemorragia casi del tipo mensual…….

    para que sepa porqué todavía no me atrevo a subirme a mi bici nueva y no me diga ñoña nunca más….la verdá es que todavía me dá un poquito de shusto……..

    saludos.

    Responder
  • 5. Lujuria  |  enero 22, 2010 en 8:07 pm

    Como el público cautivo de este blast es en su mayoría femenino, no las aburriré con los detalles……. Machismo puro, como si el football solo le interesara a los hombres.

    En todo caso, lo que nos convoca…… bastante hijo de la concha de su madre aquel “amigo” que se valió de tan difamado acto para atacar a su masculinidad en su mejor expresión….. los cojones!!!!

    Creo que la primera vez de una mujer es asimilable a un dolor testicular producto d un golpe.

    Take care!

    Responder
  • 6. ximena  |  enero 25, 2010 en 6:53 pm

    ok…y al septimo dia descanso, pero despues siguio pues!!!!

    Responder
  • 7. Don Vitto  |  enero 25, 2010 en 7:22 pm

    y? las fotos para el LLAME YA! Cuándo van a estar? o la balanza sigue marcando lo mismo?

    Responder
  • 8. Alienjandro  |  enero 30, 2010 en 4:21 pm

    Malaquías… ¡NO LO PUEDO CREER!

    ¡Segunda vez que me insultan en tu blog!

    La primera vez sin duda que fue un malentendido entendible (valga el oximorón), pero ésta -la segunda- es producto de una forma de relatar los hechos que, debo decirlo, distorsiona los hechos en detrimento de mi honra.

    Siento el deber ético de contar cómo fue agregando una descripción de intencionalidad, la cual, por encontrarse dentro de mi cabeza, conozco perfectamente. La cosa es que no crean, fisgones de Malaquías, que quise amputarle nada a este autor. Lo que yo quise fue quitarle el balón, pero lamentablemente él hizo una finta justo cuando mi pierna se estaba adelantando y el infortunio (mezclado con el hecho de que mi esqueleto está extracalcificado y tiene depósitos de titanio) hizo que aterrizara donde no debía.

    Pero fue todo producto del azar, no de humillación alguna.

    Lo que sí me humilla es que crean que soy capaz de botar al tacho años de amistad golpeando a quien me acompaña en gastos y cervezas.

    Y que crean que prefiero llevar a un tipo al hospital en vez de venirme a descansar a mi casa tras un partido de fútbol.

    Responder
  • 9. Alienjandro  |  enero 30, 2010 en 4:23 pm

    “Forma de relatar los hechos que distorsiona los hechos”… mmmh… Debería haber revisado esto antes de hacer click en “Submit”

    Responder
  • 10. gonzalo  |  enero 31, 2010 en 12:38 am

    nadie puede.

    Responder
  • 11. ximena  |  febrero 11, 2010 en 11:34 am

    comunico a usted, que soy la feliz arrendataria de una…CANTINA DE CAÑA..cero glamour, pero lo estoy pasando genial.
    saludos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: