QUE LA TIERRA TE SEA LIGERA

noviembre 20, 2009 at 1:54 am 12 comentarios

Cuando alguien iniciaba un viaje, o sencillamente se iba, mi papá a veces decía “que la tierra te sea ligera”. Un día le pregunté qué significaba la expresión, y me explicó que era una despedida en la Antigua Roma, deseando que el camino fuera llano y sin polvo, y por ende, ligero.

Pero mi papá estaba equivocado.

“Que la tierra te sea ligera” era un epitafio.

Mi padre murió hace un mes exacto, y lo enterramos junto a sus padres y su medio hermano en Playa Ancha, como merece todo porteño: de frente al mar y con el viento constante soplando sobre su tumba. Vivió una vida plena, en el sentido más amplio de la palabra: llena de sinsabores y de momentos de dicha.

Su partida, como debe sucederle a muchos, me ayudó a poner las cosas en perspectiva, a reflexionar qué es lo realmente importante y valioso en esta vida, a cuestionarme a diario si aquello que hago me satisface, me completa, o al menos me acerca a la felicidad que perseguimos todos por igual.

Y como a todos, la respuesta es la misma: a veces sí y a veces no.

Su muerte también puso a prueba mi templanza, y sin intentar bloquearme ante la estremecedora realidad, creo que asimilé la pérdida con entereza y estoicismo, gracias a que logré cerrar en vida muchas heridas y grietas entre ambos. Una semana antes de su muerte, me despedí serenamente de mi viejo. Besé la pelusa de su frente casi calva, y lo abracé como tan pocas veces hicimos en 33 años juntos.

Cuando yo era chico, el viejo me parecía enorme, en especial cuando extendía un brazo y yo me colgaba de él como si fuera un árbol. En las últimas semanas, yo lo tomaba a él en brazos para acomodarlo sin esfuerzo en la cama del hospital.

A veces lo recuerdo y desearía que las cosas hubieran sido distintas para todos, que la vida le hubiera regalado un par de años más, que estuviéramos aún juntos todos bajo el mismo techo, pero cargamos con el peso de nuestras decisiones y las cosas simplemente no se dieron. Con todo, afortunadamente drené mis conflictos y sólo conservo los buenos recuerdos, de tiempos que por muchos años había olvidado.

Aunque sólo puedo adivinar, creo que hay dos momentos en la vida de un hombre que lo hacen madurar. Cuando abraza por primera vez un hijo, y cuando entierra a su padre. El destino quizo que me tocara primero el trago amargo, y sigue siendo una incógnita si me tocará beber del dulce. Veremos qué pasa.

Pero bueno, este post, que rompe con tantos meses de silencio, era para compartir con ustedes mi pena tranquila, agradecer las muestras infinitas de apoyo y dolor compartido, y el deseo íntimo de que estas palabras sean garantía de mi paz interior, y que curiosamente, ante la desgracia, siento una ansiedad incontenible por vivir mi propia vida, inventarme o encontrar la felicidad, y volver a hacer aquellas cosas que me llenan.

Como escribir para ustedes.

Y papá: que la tierra te sea ligera.

Un abrazo a todos,

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

BUSCAR PEGA Micromilagro navideño

12 comentarios Add your own

  • 1. luchitoms  |  noviembre 23, 2009 en 1:27 am

    Malaquías, Malaquías me recordaste el cuento el “Inmortal” de Borges, ese del jinete que busca a la raza de los inmortales y no encuentra más que tipos perdidos y vacíos que se dejaron caer al suelo por el aburrimiento, terminando por servir de asiento para las raíces de la maleza (algo así…) y es exactamente la muerte lo que le da sentido a la vida, y por la puta que somos buenos para perder el tiempo, para darnos cuenta de eso, recuperarnos y olvidarnos nuevamente de lo mismo. Me alegra que se encuentre bien y como decía mi profesorcita de inglés: “you must to go straight ahead”.

    Responder
  • 2. Pesaita Marisopa  |  noviembre 24, 2009 en 2:13 am

    Amigo mio, se que no puedo decirte todas estas cosas porque cada vez nos vemos menos, y creo que si nos viéramos tampoco te las diría por que como dicen por ahi uno en escribiendo es más valiente, pero creo que este post es uno de los más lindos que has escrito y me hizo derramar una lágrima, las que hoy están muy escasas por aquí.
    Veo que lo estás sintiendo y procesando con el alma, y la reflexiones al respecto serán siempre fructíferas. No me cabe la menor duda que un día serás un excelente padre, y uno de tus retoños te amará tanto como tu lo estás haciendo hoy.
    Mucho besos y cariños.
    Como siempre fiel lectora y amiga.

    Responder
  • 3. Carlitros  |  noviembre 27, 2009 en 3:33 pm

    Simplemente un saludo desde la distancia, me alegro que haya podido compartir con su padre hasta el final.
    Cuidese mucho y un abrazo en estos momentos de reflexion.

    Responder
  • 4. Kuchita  |  noviembre 29, 2009 en 5:59 am

    Bueno, quiero pensar que mi intromisión a su intimidad bloguera y haberle dicho que descubrí su identidad secreta gatilló algo muy bonito…….el que volviera a escribir para sus amigos para compartir un sentido homenaje a su papá.

    quiero decirle también, que admiro la capacidad que tiene para conectarse con sus sentimientos y compartirlo con los demás. Carezco de dicha virtud, por lo que comenzaré a trabajar en ello, así que si algunas veces es víctima de mis derroches de sentimentalismo por favor no se asuste, sólo estoy tratando de expresarme…….como en este comentario.
    un gran, gran abrazo ………..

    Responder
  • 5. Malaquías  |  diciembre 1, 2009 en 1:57 pm

    Luchitoms: Seh, me acuerdo del cuento ese. Me da la sensación de que muchos vivimos pensando en que la vida no se acaba, pero eso da para otra conversación, quizá al amor de unas chelas.

    Marisopa: Nah, si tengo un don del que ufanarme, es que las amistades crecen fértiles en mi corazón, aún cuando las azotan sequías de silencio y distancia. Así que el cariño es perenne y mutuo. Un abrazo grandote.

    Carlitros… carlitros, carlitros… Por increíble que le parezca, recibí un comentario suyo el mismo día de la partida del patriarca. Revise no más. Y me mandó un abrazo en esa tarde aciaga.

    Kuchita: Bienvenida a estas líneas. Ésta es una casa grande y amable, y tienen cabida todos.

    Responder
  • 6. ex.optica  |  diciembre 5, 2009 en 8:48 am

    Quiza nunca he escrito un comentario, pero siempre leo tu blog. Espero que este momento duro y de refleccion que te toco vivir, pase a ser uno en donde puedas recordar, mas bien las cosas buenas que viviste con tu padre.
    Creo que no existe mucho que te pueda decir, pero te mando mucha fortaleza desde aqui a lo lejos, aun creo quq tu ya la posees. En fin una gran abrazo. y cuidate mucho.

    Responder
    • 7. Petronius  |  diciembre 9, 2009 en 7:56 pm

      Brocha. leo sus lineas y lo que me da mas tristeza, el no haber TU conocido a nuestro padre antes…es decir lo que yo pude compartir y a la vez mas tristeza aun de YO no haber estado a su lado cuando nos dejo…El nunca fue un padre modelo pero en muchos momentos..fue un buen padre y ademas de un monton de virtudes sin explotar y a veces a medias, pero nunca deje de admirarlo.
      Esto lo conversaremos un dia y te dire porque..junto a un Tarapaca ex zabala, el vino favorito del papa y el mio tambien..
      mi ausencia me pasa la cuenta…un abrazo Brocha

      Responder
  • 8. Petronius  |  diciembre 9, 2009 en 8:00 pm

    gracias por la foto…completo mi memoria

    Responder
  • 9. Fósforo  |  diciembre 12, 2009 en 9:17 pm

    La impresión que me dá al haber leído el relato es que haz enfrentado de la mejor forma posible la partida de tu Taita. Esa entereza se refleja en la tranquilidad transmitida en su escrito, que por lo demás siguió mostrando el talento que tiene al juntar palabras.

    La vida se encargará siempre de ponernos en una fragua y también de darnos la posibilidad de forjarnos, con el fin de llegar a la ansiada templanza.

    Un abrazo.

    Responder
  • 10. mesalina  |  diciembre 16, 2009 en 5:49 pm

    Mi querido Don M. sin duda habla la madurez con sus labios en el post que escribe, lamento llegar tan tarde pero sepa usted que por medio de Petronius mi tan dulce y adorado amigo le envié mis respetos a usted y mi cariño, por la pérdida de su papá, nunca es agradable la muerte de alguien tan querido y sin embargo, hay veces que uno dice que ha sido una bendici´´on, generalmente lo es para quien parte…. y sin duda es el comienzo de una mejor etapa y es lo que deseo a su padre, un mejor comenzar con todo el amor que de ustedes se llevó y sus buenas intenciones, un beso enorme!!! y brindo a la salud de su padre UN HOMBRE DE TOMO Y LOMO!.

    Responder
  • 11. Don Vitto  |  diciembre 23, 2009 en 12:48 pm

    Alguna vez te comenté lo grande que se hacían los sentimientos hacia un padre cuando llegas a tener un hijo… No me inflaste mucho, pero creo que ahora sabes a lo que me refiero.

    Un abrazo enorme

    Responder
  • 12. lishy  |  diciembre 28, 2009 en 3:52 am

    Querido colega…

    Hace tiempo que no sabia de ti…me entristece el saber que estas viviendo una pena tan grande como la perdida de uno de tus padres…solo me resta decirte que recuerdes los hermosos momentos vividos con tu padre y que aporveches cada instante que compartas con tu mamá….no dejes de decirle nunca cuanto la amas….de abrazarla y de regalonearla mucho…
    Bien dice la canción…”Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”…no esperes hasta ese momento…vive tu vida pero siempre diciendole a los tuyos cuanto los amas…

    Un abrazote

    Lishy

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

noviembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: