MIS PUÑOS HABLAN POR MI

mayo 19, 2009 at 12:37 am 14 comentarios

Los que me conocen, sabrán que soy un tipo violento. De esos que hablan poco y deja que sus puños hablen por él. El hecho de que nunca haya peleado antes, y que huya de los líos como una cucaracha ante una linterna, no es antecedente para pensar lo contrario, pero para aquellos que seguían dudando de que mis nudillos son armas mortales, este relato 100% verídico llegó para mostrarles lo contrario.

La cosa empezó así: el viernes pasado estábamos con el infaltable Luchito, la bella Dulcinea y un trío de sus amigas bebiendo cervezas en el Journal de Viña. Lo primero que hay que decir es que el Journal no es lo que era, y allí donde había chicos tecnos bailando lo imbailable, ahora hay sujetos de mala monta jalando en los baños, en algo que es más digno de Saigón que de la Ciudad Jardín.

La cosa es que estábamos ahí conversando del pacifismo y la vía no violenta, cuando un pelmazo de marcado acento boricua se acercó a nuestra mesa y empezó a revolver nuestras cosas, que cuidadosamente habíamos dejado en una silla.

Dulcinea, con la dulzura que le dio el nombre, le dijo “oye, ahí no hay nada tuyo”, y se llevó como respuesta una larga perorata de insultos que (por el acento caribeño) sonaban más graciosos que ofensivos. Sin embargo, en un momento el sujeto en cuestión movió rápidamente su brazo por delante de mi, quizás para enfatizar su punto de vista (“oye mi helmana se me peldió mi polerón así que yatusae”) y los ahí presentes lo entendimos como demasiada agresividad como para ser tolerada pasivamente. Así que me paré.

Queridas hembras que leen este blog: deben saber que cuando un macho alfa como el suscrito ve que su harem (en mi caso, un harem bien, bien chiquito) se ve amenazado, debe bajar varios peldaños en la escala evolutiva y dejar que ese ser primitivo que todos llevamos dentro, hable por él. Es como si Kroll, mi ancestro neanderthal, me dijera desde el hipotálamo, “ya Malaquías, tú descansa que yo me encargo”. Y la cosa se puso tipo Animal Planet.

 

Me acerqué al tipo golpeando mi pecho con los puños y emitiendo sonidos guturales  que sonaban como “quetepasaconchetumare” una y otra vez, hasta quedar nuestros hocicos muy muy cerca mostrando los dientes. Dulcinea diría más tarde que pensó que lo iba a besar, pero se ve que ella no sabe nada de rituales pre-combate.

Tras un par de pechazos (estoy demasiado viejo para echar añiñadas que queden en nada, como en cuarto básico) pasamos rápidamente a los puñetazos. Diría que la mecha la encendió un tercer macho invasor que maleteramente me conectó un aletazo en la sien por detrás de su amigo, pero la cosa es que moví mis 83 kilos de peso hacia adelante batiendo mi famoso gancho derecho, como para tantear (recuerden que soy zurdo).

Afortunadamente mi diestra alojó impecablemente en la mejilla izquierda del agresor 1, y justo cuando iba a aplicar el clásico uno-dos que aprendimos del Chavo del 8, Luchito (el macho dos días más viejo, por ende más sabio) me agarró por la espalda emitiendo sonidos que sonaban como “hueón no pelís”.

Inmovilizado por mi propio amigo, recibí un simpático puñetazo en el ojo derecho, que ahora luce con orgullo un moretón, indirecta gentileza de Luis. Yo, pese a que los combos me llovían, logré razonar con Luchito de la siguiente manera.

-“Hueón, por qué me agarrai SIEMPRE a mí, si me están pegando”.
-“Es que no podís pelear”
-“Pero si me están pegando!!!”

Tras tan impecable argumento, Luchito finalmente me soltó y me permitió irme nuevamente sobre mi atacante, a quién LES JURO POR DIOS que mandé sobre una mesa de un certero mangazo (esta vez con mi poderosa izquierda) correctamente conectada en su mandíbula. Mis nudillos, todavía rotos, se grabaron en la piel el recuerdo de sus dientes.

El invasor maricotas, ese que me atacó a la maleta, se tiró por mi espalda y me empezó a pegar. Y ahí viene lo increíble. Luchito lavó su deuda de años y recuperó su honra perdida en otra pelea lejana en el Bar La Playa. Ahora se arrojó sobre mi atacante e incluso recibió un par de coscachos en la mollera.

Representacion artística de cómo me veía antes de la pelea

Representacion artística de cómo me veía antes de la pelea

Al Boricua seguí explicándole en lenguaje no verbal, las normas de cómo tratar a una dama, y reconozco que en la trifulca me alcanzó con sus garritas de niña en el labio inferior, que me lo supo hacer sangrar. Hirviendo en rabia, le tiré la última ráfaga de mangazos, antes que el desmadre pasara a mayores, y lo dejé tirado en un rincón. Ejalé.

Ah, justo en la última embestida como un toro furioso sobre mi rival, vi pasar a Dulcinea con una silla en alto, correteando al atacante maricotas, y él huyendo como las hienas ante Mufasa.

Y ahí mis amigos, con el labio sangrando y la adrenalina a mil, con cada músculo marcándose sobre mi cuerpo (excepto claro en la ponchera que no hay por dónde), con la piel caliente y sudorosa, me volví sobre mi hembra para recibir mi premio por tan gallarda batalla. No sé, irme con ella caminando hacia el horizonte, o colgando en una liana, pero nada. En lugar de eso, me llevé retos en Estéreo por parte de Dulcinea y de Luchito, que me explicaban (mientras sangraba) de los riesgos de pelear con desconocidos que bien pueden portar una cuchilla, o una colt.

Les prometo, queridos fisgones a los que nunca golpearía (a no ser claro que se lo merezcan), que me senté como los vaqueros con la silla al revés a terminar mi cerveza, en completa paz conmigo mismo, pero maldiciendo sí que mi hembra no celebrarse completamente enamorada mi viril victoria.

Estoy seguro que estas cosas no le pasaron al Teniente Martin Riggs ni a John McClane…. pero igual, Boricua:  Yipi ka yei, motherfucker.

M. El Rudo.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

“NO SOMOS TAN MALOS” TENGO UN SECRETO

14 comentarios Add your own

  • 1. luchitoms  |  mayo 19, 2009 en 4:50 am

    Y bueh….pensé que el combo en el ojo te lo comiste depués, no caché que fue en la previa, lata que no pude ver el desenlace del match me habría encantado contar los puntos de uno y otro rival..bueno pa’ otra vez que vayamos al Journal. Mi informe de daños al otro día fue sólo de un ancho rasguño rectilíneo que recorría desde mi cuello hasta el lóbulo de mi oreja derecha, una cosa bien fina, por decir lo menos. Al fin y al cabo maricotas era efectivamente un maricotas. En fin no me queda más que cantar : “imagine all the people… living life in peace uh uh…uh uh uuuuhh”.

    Responder
    • 2. petronius Tribuno de la plebe  |  mayo 21, 2009 en 2:11 pm

      Excelente comportamiento Malaquias..excelente..todo un hombre..asi se templa el acero…y a luchito que no sea huevon porque la suerte puso un combo y no una cuchilla…si te agarran no podi defenderte…en eso hay que actuar al reves..agarrar al rival..o no?…
      De dulcinea tedra que aprender a mostrar los nudillos..asi entendera que hay maricones que no entienden una silaba de razón y a esos hay que golpearlos…no hay otra receta..y si sacan otra arma…a buscar otra mas grande…
      nunca pa tras a no ser que sean muchos…
      tus 83 avalan un golpe de peso…imaginate con 100 kilos..
      no soy camorrero pero em encantan resolver esas situaciones con golpes..uno se siernte mejor aunque se malogre el retrato…
      pero el ego queda tranquilo….se lo dice un ferretero…
      un abrazo y Dulcinea..a entrenar……haa..no se meta mas en tugurios….y otro dato…si alguna vez te topas con un cubano….? trata que no se pare..!! saben todos boxear..y muy bien….un abrazo.soy un hombre de paz y de buenos modales..
      saludos a los blogistas…estoy por aca de nuevo a pesar de mis intestinos..
      Petronius

      Responder
  • 3. ximena  |  mayo 19, 2009 en 7:43 pm

    BUUUUENA…se acuerdan que tengo una cantina y apesar de ser mujer( quisa no muy femenina, a decir de mi hermana , QUE ES TODO AZUCAR)me encantan las mochas,peleas para los no chilenos, hay dias en que ando con el araucano atravezado y rezo por que llegue algun jugoso, desubicado , para jugar al ” con voz me desquito,” y tambien conozco eso de ” como se te ocurre un dia te va a salir uno mas choro y te las van a dar” o ” tu no piensas que estos hue… no andan solos etc, etc, …a lo que yo contesto sobradamente, que con miedo no se vive , aunque bieeeen pa dentro reconozco que” si soy harto irracional cuando me enojo, asi que amigaso ..lo comprendo , lo entiendo y pa que estamos con cosas, lo apoyo, ahi tan pocas oportunidades en esta vida de mover la adrenalina..se despide su trogloditica amiga

    Responder
  • 4. petronius Tribuno de la plebe  |  mayo 21, 2009 en 2:14 pm

    saludo a Ximenita y a su hermana
    su ausencia me duele

    Responder
  • 5. luchitoms  |  mayo 22, 2009 en 5:06 pm

    Petronius: Le responderé con un cliché …”después de la batalla todos somos generales” y a fin de cuentas Malaquías pudo hacer su un, dos a voluntad o en la medida de sus posibilidades… y sí, creo que prestarle pailas a los bravucones es una imbecilidad, aunque en este caso, por supuesto, y, lamentablemente, pa mi modo de ver el asunto, no hubo caso. Saludos.

    Responder
    • 6. petronius Tribuno de la plebe  |  mayo 28, 2009 en 9:54 pm

      luchito hombre….no soy general..golpeo madera…solo un sargento…si me conociera…no me diria esto…
      le respondo con otra frase super-cliche..”en la cancha se ven los gallos..”” ..lo importante..es saber evitar y confrontar..
      le parece…un apreton de manos
      Petronius…

      Responder
  • 7. WOLF  |  mayo 23, 2009 en 1:38 am

    Comentanamos alguna vez con Wallas que bajo su cara de buena persona, existía alguien capaz de salirse de quicio…que bueno comprobarlo…y aunque los tiempos no estén para pelear honorablemente a puro puño, igual es bueno saber que le aforramos a extranjeros prepotentes cuando nos webéan los pollítos-as…
    Los que imponen ventaja con cuchillo y pistola son los más malos para pelear, se lo dice un antiguo recluta…
    Un abrazo a todos los lectores, y felicitaciones a Ud, Malaquías Campeador…

    Responder
  • 8. Lisette  |  mayo 23, 2009 en 4:27 am

    Queridisimo coleguita

    Mil disculpas por no haber leido antes su gran hazaña.
    SE que como mujer deberia ponerme en la posición de Dulcinea y retarlo por tamaña pelea…pero ….no puedo.
    Lo apoyo, es que yo tambien le hubiese mandado sus buenos “guamasos” ( que antigua palabra) a ese hijo de su….
    Yo soy una mujer pacifica, pero cuando me encuentran..uhhh, mejor arrancarse ( como buena escorpion no mas) y como tengo la mano media pesadita….lo cual me hace recordar a una ex compañera de curso que de tanto buscar boche se llevo su buen combo en el ojo…y eso que yo era la mas tranquila de mi curso.
    En fin, creo que tendras que darle lecciones a Dulcinea o que se meta a un grupo de karate, porque la verdad hoy por hoy las mujeres debemos saber defenderno ante w… como ese.
    En cuanto a tu amigo…creo que su intencion era buena, pero en un momento asi, más que separar, hay que hacer fuerzas, es decir, sumarse a la pelea…la cosa debe ser pareja pueh!

    Espero que ya estes mejor de tu ojo Rocky y busca nuevos lares para parrandear.
    Un abrazo

    Responder
  • 9. Cecilia  |  mayo 26, 2009 en 1:56 am

    Hacia mucho tiempo que no me reía tanto tanto con una de sus historias … gracias

    en todo caso, no me he visto envuelta en peleas, pero recibí el siguiente entrenamiento: “primero pegar y luego preguntar” …

    Saludos

    Responder
  • 10. DR. CORAZÓN  |  mayo 26, 2009 en 10:07 pm

    supongo que es lo correcto.
    si uno tuviera la certeza de que la contraparte no va a sacar un fierro, una filosa o un punzón y que los daños nunca van a incluir visitas a la UTI o al médico legal, el mundo entero sería un lugar mucho mejor. todos nos trenzaríamos a puñetes a diario y resolveríamos rápidamente los desacuerdos, sin tribunales ni cortes supremas, sin notarios abusadores ni jueces rancios.

    Responder
  • 11. Malaquias  |  mayo 27, 2009 en 3:34 am

    Luchitoms: la verdad es que con el correr de los días, llegué a cuestionarme si efectivamente “gané” la pelea, porque más allá de verlo caer sobre la mesa y sentir en los nudillos la indescriptible sensación de uno (o varios) combos bien pegados, las lesiones se prolongaron más allá de lo deseable. Pero viendo el lado amable, me dio chance de contar UNA Y OTRA VEZ la historia, y cada vez eran más los malos, y más grandes. Incluso les puse un nunchaku, por ahí.

    Petrionius: Dulcinea se portó un siete durante el combate, la hubiera visto blandiendo una silla como una kill bill morena y crespa. Bienvenido again.

    Xime: Cuando necesite un guardaespaldas o un mero guardia en su cantina (que espero tenga el respectivo pianista y las bailarinas de cancán) cuente conmigo.

    Wolf: Querido, Wolf: Qué grato es saber que uno proyecta la imagen de sicópata en potencia. De esos que cualquier buen día se desquician y arrasan con todo a su paso. Me agrada ser una bomba de tiempo, una olla a presión o cualquier otro cliché que pueda usted imaginar.

    Lishy: Claramente usté es una asesina en serie. Podríamos incluso tener nuestra propia pandilla de limpieza racial, y vestirnos con ropa oscura y portar cadenas en nuestras cabalgatas en moto a medianoche. Sólo insisto en aclarar que Dulcinea se portó a la altura de las circunstancias.

    Cecilia: es para mi ojo izquierdo un gran consuelo saber que su hinchazón la hizo pasar un buen rato. Si me da un tiempo, le prometo llegar con un brazo roto o un par de clavos en las costillas. Ya verá cómo lo disfrutamos juntos, jaja.

    Dr Cucharón: Sinceramente, no creo que merezcamos su preclara lucidez, tan adelantada a nuestros tiempos. Es un honor contar con sus comentarios. Y de más está decir que estoy completamente de acuerdo con que agarrarnos a piñazos resolvería todos los problemas planetarios.

    Un abrazo a todos,

    M.

    Responder
  • 12. Pesaita Marisopa  |  mayo 27, 2009 en 10:24 pm

    wajajajaj que barato tu intento de impresionar a Dulcinea! Yo te doy un 7, nada mejor que un hombre protector y de caracter recio, como en los tiempos de las cavernas… cuando de un tirón de mechas te llevaban a la cueva! Que poesía romántica ni que 8 cuarto!

    Para Luchito; se nota que sigue siendo un caballero como lo recuerdo! Saludos para el!

    Responder
  • 13. petronius Tribuno de la plebe  |  mayo 28, 2009 en 10:00 pm

    retiro lo dicho pero me referia al reto posterior…!! a mi me paso lo mismo..pero con correr de las decadas…me dio la razon..!
    saludos a dulcinea mi quijote…me siento sancho panza
    y con que autoridad fisica.!!

    Responder
  • 14. Wallas  |  junio 1, 2009 en 3:10 am

    Bueno, primero felicitar a Luchito, que por fin logró sacarse esa cruz que lo acompaña desde aquella trifulca en El Playa, la cual impidió que por los siguientes años fuera considerado como un macho pendenciero. Y aunque su intervención en esta pelea está lejos de la impulsividad y altanería de Harry El Sucio, se aprecia que se haya lanzado sobre los flaites esos. Y aunque yo soy de los que piensa que caer en la violencia es reconocer el fracaso del hombre en su capacidad de evitar situaciones como esta a través del ingenio y el intelecto, la vida me ha demostrado que hay gente a la cual el cerebro no le alcanza para tanto, y es inútil dialogar con alguien que sólo quiere obtener pelea a cuaquier precio (aunque no darle lo quiere, es una forma de cagarlo también. Si no consigue pelea, más frustrado se siente, su virilidad se resiente). Así que bien puestos esos combos en el hocico. Malaquias, a pesar de mi aspecto, de haber estado ahí me hubiera puesto a su lado y hubiera repartido patas en la raja como loco.

    Eso, salutes!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: