LIBEREN EL TENEDOR

abril 13, 2009 at 4:31 am 14 comentarios

En una demostración de buen gusto, con Dulcinea decidimos salir a comer para conmemorar los dos años de mutua tolerancia. Luego de barajar algunas opciones, nos decidimos por uno de estos restoranes tipo “tenedor libre”. He aquí lo que puedo contar y sugerir, tras cinco horas de alimentación ininterrumpida.

buffet1

Lo primero que se debe hacer al llegar a un tenedor libre es tomar una mesa estratégica, a saber: una que esté cerca del buffet mismo. En caso contrario, (es decir, si queda muy lejos de lo que llamaremos EL NIRVANA) tendrá que estar volteando durante toda la tarde, atento/a cuando se aparezca un garzón con bandejas para rellenar el buffet. En algunos lugares, es mal visto taclear a los garzones y arrebatarle la comida. Incluso, puede que llamen a seguridad. Absténgase de hacer eso.

Si va a una hora peak, prepárese para una lucha cuerpo a cuerpo con otros glotones. Recuerde que la consigna es RECUPERAR LO INVERTIDO. En nuestro caso, teníamos que recuperar exactamente 15 mil 560 pesos en alimentos, y como Dulcinea es menudita y  de estómago poco expandible, me lleve el peso de la misión. Pero como decía, en horas peak tendrá que batirse con otros marabuntas, que se quejarán si, hipotéticamente, se cuela en la fila y le dice al hipotético encargado del asado que quiere medio kilo de lomo hipotético a punto. Usted haga caso omiso de comentarios y rechiflos: vino a comer, no a hacer amigos.

Al momento de servirse, arme platos moderados: no sea cuma, no por modales, sino porque lo mirarán feo los garzones y se pasearán más de la cuenta por su mesa, lo que dificulta en extremo el envolver las chuletas y meterlas al bolso de Dulcinea (hipotéticamente, claro). Además, se llenará antes de tiempo. Tampoco actúe como un pelmazo: me tocó ver más de un zoquete llenándose con papas fritas y huevos fritos… bueh, confieso que yo me comí un pan con mantequilla antes de mi orgía alimenticia, pero fue para entrar en calor.

Sírvase un poquito de cada cosa, y no mire a huevo las ensaladas: le permitirán ahorrarse los bebestibles, que siempre son por separado. En el caso del Gatsby, cobran 1190 por una bebida, y 2 mil 190 por los jugos… en buen chileno, están huevones de la cabeza. Y de ahí viene el mejor consejo de todos: tome uno de los posillos de postre y sírvase el jugo de las manzanas, o el jugo del mote con huesillos, o el jugo de los postres en general. Así se ahorrará una buena porción de guita.

Finalmente, tras cuatro o cinco viajes a la barra, con sus respectivos platos rebosantes, estará listo para ir por los postres. A veces, los muy pillines no ponen TODOS los postres en el buffet, y uno tiene que pedirlos (como los helados en el Gatsby). Le recomiendo llevar varios  temas interesantes de conversación, y contorsionarse en su silla para hacer algo de espacio en el tubo digestivo. Con Dulcinea llegamos antes de las tres, y nos levantamos pasadas las siete de la tarde.

Claro, el “levantarse” puede volverse un ejercicio muy complicado, y se transforma más bien en un desplazamiento como el de Jabba the Hutt. En mi caso personal, no sólo debía cargar con mi cuerpo, de por si bien robusto, sino también con los siguientes aditivos: una chuleta, un chorizo, un filete de salmón, un pedazo de carne indistinguible, lasaña, ñoquis, fideos de espinaca, ensalada de fideos fríos, paella, arroz blanco, atún, tomate, rúcula, lechuga, palmitos (muuuchos), espárragos, aceitunas, pizza, y una variedad infinitas de postres.

Seh, tras cuatro horas de comer sin parar, sentirá la panza tirante y pesada, y lo único que le dará fuerzas para pararse será la convicción de saber que derrotó a la bestia: usted está en ese selecto grupo de personas que venció la estadística que hace estos negocios rentables. Usted es un guerrero anti-sistema., una máquina de comer capitalismo. Si el Che Guevara viviera hoy, estoy seguro que tendría una servilleta atada al cuello, y lucharía por hacer a todos los tenedores libres.

Postre o muerte, compañeros.

Bonus Truck: Tras el patache, podrá divertirse adivinando el sabor de sus muchas flatulencias:
Diversión garantizada.

Nos vemos,

M.

(Dedicado a mi hermano, el gran sibarita)

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

ENTREVISTA IMAGINARIA A PIÑERA LOS IDIOTISMOS

14 comentarios Add your own

  • 1. Pilotinta  |  abril 13, 2009 en 5:16 am

    jajajajaja genial, podrá divertirse adivinando el sabor de sus muchas flatulencias? jajajaja te falto contra cuantos postres comiste, porque es clasico que la gente saca 6 o 7 postres (yo siempre lo hago) xD

    Saludos
    Siempre que pasó por aquí me voy con una gran sonrisa 🙂

    Responder
  • 2. Don Vitto  |  abril 13, 2009 en 3:14 pm

    Esta vez voto en blanco… no soy amigo de los “all you can eat for only…” (Lo escribo así porque está de moda en internet). No me gusta comer pensando que tengo que recuperar la plata.

    Me imagino que antes de las 3 de la tarde y desde la noche anterior no habías ingerido alimento alguno, salvo bebestibles para evitar la deshidratación.

    Un abrazo… si es que te puedo rodear ahora con mis brazos…

    Responder
  • 3. ximena  |  abril 13, 2009 en 3:29 pm

    divertido..fue como relatar esos memorables asados en la casa materna, gracias a dios en coquimbito no hay de esas cosas.
    saludos a dulcinea y que lo siga pasando CHANCHO

    Responder
  • 4. Mesalina  |  abril 13, 2009 en 8:23 pm

    Se pasó Don M. a mi tampoco me gusta pensar en recuperar la inversión, me gusta disfrutar a concho la comida, creo que a mi sibarítico amigo le pasará lo mismo, besitos, M.

    Responder
  • 5. WOLF  |  abril 13, 2009 en 8:41 pm

    Nada que hacer….hace un tiempo fui a uno y me pasé todo el rato pensando como comería mejor y más abundantemente en mi casa…salvo alguna especialidad que degusto por ahí, no logro comer nunca mejor y más a gusto que en mi casa, en donde además, por la misma plata con que me quieren estafar por porbar supuestas delicatessen hechas con algo más que aire y caldo maggi,
    me alcanza para invitar amigos a comprobarlo.
    Mucho mejor que Gatsby y similares, aprovechar el de los hoteles…ahí hasta le preguntan si le guardan un poquito de ese supremme du poulard que se está acabando…
    Gran tema, Malaquías, un abrazo.

    Responder
  • 6. Pesaita Marisopa  |  abril 13, 2009 en 8:47 pm

    Me pasa lo mismo que ha Dulcinea, esos lugares para mi son pérdida de plata y si quiero ir debe ser obligatoriamente con un compañero de hapetito voraz, porque además de ver tanta comida se me quita el hambre… Mina!

    Un gusto volverlo a leer amigo mio, se le extraña.
    Saludos a Dulcinea
    Besos

    Responder
  • 7. Malaquías  |  abril 14, 2009 en 2:41 am

    Hola, hola, hola fisgonillos !!!! Qué placer irlos saludando, y de ver caras nuevas entre tanto caracho conocido.

    Pilotinta: Lo dicho. Sea usté bienvenida a mi casa, está medio sucia porque hace tiempo no venía, pero ya nos iremos poniendo al día. Los postres fueron (esto no es falso): Helado de vainilla bañado en chips de chocolate, helado de piña, sandía, durazno, pera al jugo, torta de mil hojas, torta de chocolate, un par de postres que no conozco, pero que eran como pie (pái), algo parecido a calzones rotos, panqueques con mermelada y una jalea.

    Vitto: Bueh, mi tiempo en la Sierra Maestra me preparó para contrarrevolucionarios como usté, así que todo bien. Así entre nos, yo tampoco soy muy amigo de los Tenedores Libres, principalmente porque me parece un derroche de comida, un ejercicio de opulencia, que luego me trae sentimientos culpables. Pero es mi volá neomarxista, que no vale la pena prolongar aquí.

    Ximena: Eso de pasarlo CHANCHO, fue a propósito eh? no crea que no me di cuenta de su sutileza. Pero gracias por los buenos deseos.

    Mesalina: Yo SIEMPRE pienso en recuperar lo invertido en locales donde voy a hacer lo que podría hacer en mi propia casa… IF YOU KNOW WHAT I MEAN….

    Wolf, como siempre dejándose caer con una pildorita de sabiduría. En defensa de los Buffet, no conozco otro lugar donde uno pueda ensuciar tantos platos, a sabiendas de que después no tendrá que lavarlos.

    Pesaíta: No se crea, no se crea… mi dulce Dulcinea tiene una resistencia digestiva sorprendente, y bebemos alcohol a la par, lo que no es poco decir, fijesé.

    Saludos (berp !) a todos…

    M.

    Responder
  • 8. Mesalina  |  abril 14, 2009 en 4:10 pm

    Don M. , lo entiendo, pero no lo justifico, soy partidaria de las economías y del buen gusto o sea jamás una pizza comprada, nada supera al sabor hogareño y al cariño y mi querido Tribuno creo que debe pensar de la misma forma, además que soy ” escrupulosa ” un beso. M.

    Responder
  • 9. ximena  |  abril 14, 2009 en 4:49 pm

    bueeeno…CHANCHITO, jajajaja,es idea mia o doña mesalina se esta juntando mucho con doña p. marisopa.. .
    en todo caso me encantaria que hubiese uno de esos aqui ( claro que con ese nivel de postres), pero la sabiduria de mis años me dice que mejor que no, besitos y todo mi cariño

    Responder
  • 10. Mesalina  |  abril 14, 2009 en 7:42 pm

    Mi querida Ximena, de hecho no sé quien es Marisopa y creo que en muchos post anteriores he disentido con ella, o sea no hemos concordado, bueno lo que digo que no soy ni seré habitué de estos sitios aunque no juzgo a quienes los adoran, pues cada uno tiene su placer culpable, a mi me encantan algunas cosas que otros creo encontrarían aborrecibles y así… bueno mis saludos y espero que no pongan un ” tenedor libre en Coquimbo City ” sino quedarías redondita, un beso tu amiga Mesalina.

    Responder
  • 11. Carlitros  |  abril 14, 2009 en 8:39 pm

    Uffff, que estomago el suyo, como debe haber quedado el baño que posteriormente lo recibio jajajaja…

    Yo la primera que vez fui trate de hacer algo asi y francamente no pude. Y luego en la noche no me podia dormir porque sentia que rodaba por toda la cama.

    Ahora cuando voy, ya ni lo intento, me conformo con repetirme algunos postres.

    Un abrazo.

    Responder
  • 12. Lishy  |  abril 15, 2009 en 3:34 am

    Admirable colega…
    Yo aún no he podido ir a esos lares, porque cuando mi padre se le ocurrio ir a comer, al ver los precios (y con lo amarrte que es) nos llevo a comer un rico completo (era mas barato)
    Me imagino que despues de semejante patache, la digestion funcionó de maravillas…jajaja
    El problema de comer tanto es que despues debes bajarlo a punta de ejercicios tooooda la semana…
    pero el gusto de comer a sus anchas …no lo quita nadie
    Un abrazo

    Responder
  • 13. Malaquías  |  abril 16, 2009 en 3:14 am

    Ah… todos están preocupados por mi digestión eh? bueh, les diré que no fue un sólo depósito sino como cuatro o cinco en distintos lugares, (es que después me fui de chelas con unos amigos). Pero no nos pongamos escatológicos.

    Lo que de verdad me intrigó son los gustos de mesalina, que otros consideraríamos aborrecibles… nos quedó al debe Mesalina.

    Saludos,

    M.

    Responder
  • 14. Pesaita Marisopa  |  abril 21, 2009 en 3:56 pm

    Querida Mesalina cuando quiera nos vamos a comer a cuaquier tipo de Restaurant y discutimos los post de Malaquías!

    Saludos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: