EL DÍA DESPUÉS

junio 18, 2008 at 2:22 pm 14 comentarios

Mi gente:

Finalmente con Dulcinea decidimos seguir caminos separados, asunto triste y (muy) difícil pero tremendamente necesario para ambos. Mi papá sigue en el hospital, pero por estos días lo dan de alta, para irse con un hermoso corsé de yeso a descansar a su casita por algunas semanas. En el vaso medio lleno, vuelvo a las lides periodísticas, en el diario que me vio nacer. La paga es magra, y la explotación (según me confidenció mi nuevo editor) es asunto cotidiano.

Pero trabajar, ganarme el pan con el sudor de mis yemas, y la agilidad de mi grabadora, es precisamente lo que necesitaba para salir de este estado catatónico, que me tenía tomando caldo de cabeza 24 horas al día. Claro, las noches siguen siendo duras: duermo un promedio de 3 o 4 horas por vez, y ahora tengo que estar semilúcido para no cabecear durante entrevistas, conferencias y eventos noticiosos varios. Veremos qué pasa.

En un plano más mundano, que finalmente es lo que nos convoca, les cuento que por fin – tras apenas dos semanas de espera – llegó mi nueva cocina, con la que espero agasajar a mis amigos preparando los más deliciosos manjares que pueda concebir. Lo chistoso del artefacto fue el manual adjunto, que empieza diciendo textualmente esto:

“Una cocina es un artefacto que funciona con gas, diseñado para preparar alimentos calientes”.

Jajaja… me acuerdo y me río. De ahí empezamos a especular con Alienjandro sobre el resto de las instrucciones:

“Esa nube de partículas incandescentes, se llama fuego. No acerque la mano, porque está caliente”.

“Para encender, busque pequeños palitos con un extremo cubierto en material inflamable, que se encienden con la fuerza de roce. Se piden como fósforos

La verdad es que hace mucho que tengo el deseo reprimido de volverme un chef más o menos aceptable, así que apenas tenga mi primer sueldo, haré un par de experimentos. Como les contaba antes, estoy en fase de regalonearme y tratarme bien, buscando y reencontrando las cosas que me gusta hacer. Con ese espíritu, capaz que me meta a Aikkido, para ser como Steven Seagal.

Ya gente, en este minuto debería estar escribiendo sobre el aumento del consumo de marihuana entre los escolares. Cuando salgan mis primeros reportajes, les iré dejando el link, para puro lucir mi versatilidad literaria, y recibir las siempre bienvenidas palmaditas en la espalda.

Un abrazo estrecho a todos,

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

MALAQUÍAS, Y LA RESILIENCIA LOS MÚLTIPLES USOS DE UNA ASPIRADORA

14 comentarios Add your own

  • 1. mesalina  |  junio 18, 2008 en 3:05 pm

    Don M. me alegro que al fin haya sacado la cabeza de ese abismo profundo que es la Depre, asi con mayúsculas, que quien en estos aciagos dias no ha sufrido, fuerza!!! los morlacos serán pocos al principio, pero hacen mover la rueda y quien sabe si pronto nos está contando que termina de Editor General de algo importante, en esta vida TODO puede suceder, un beso y suerte! si necesita recetas de cocina, creo que habemos muchos por aca que podrían regalarle joyas familiares culinarias, cuidese, estamos con usted, besos a su Señor Padre y para usted un gran abrazo!. M.

    Responder
  • 2. Ximena  |  junio 18, 2008 en 8:24 pm

    Buena cosa esa de salir de los estados depresivos… aunque me dio la impresión que lo de Dulcinea todavía duele… lo digo por la evidente mensión/evasión del tema… un por aquí pasó.

    Referente a lo de la cocina… me hizo recordar una serie de recetas inútiles que leí en alguna página un tiempo atrás… algo así sobre cómo hacer hielo o hervir agua. Fuera de lo chistoso que pueda resultar, no puedo evitar preguntarme sí el que escribió el manual lo hizo así porque efectivamente hay gente que no las conoce ni de nombre… en la era Mc Donald’s todo es posible.

    Saludos!

    Responder
  • 3. Malaquías  |  junio 18, 2008 en 11:44 pm

    Mesita: Seh, no digamos que salí del foso, pero al menos ya tengo una mano aferrada al borde. Lo de las recetas me parece top, así que se reciben sugerencias de todo tipo.

    Xime: Claramente. Lo de Dulcinea es un dolor de la puta. Pero no es éste el espacio para ventilar cosas tan, tan íntimas, así que me la estoy bancando solo, o casi (mis amigos ya deben estar medios chatos, la verdad). En fin, la vida sigue y confío en que “el tiempo lo cure todo” como dicen por ahí.

    Un abrazo a ambas,

    M.

    Responder
  • 4. Lishy  |  junio 19, 2008 en 3:48 am

    Estimado colega

    Tengo sentimientos encontrados a lo qu a usted respecta. Por una parte, que mal que haya decisido separarse de su dulcinea, ya que en otros escrito se notaba el gran amor que usted le tenia. Sin embargo, me alegra que su padre ya este mejor y que volvera a su casa. Tambien me alegra que haya encontrado trabajo. Siempre es bueno volver a sus raices, pero trate de no quedarse ahi mucho tiempo.

    En cuanto a las recetas, tratare mas tarde de escribierle algunas, ya que la cocina tambien es uno de mis hobbies favoritos.

    espero que todo salga bien y que el reportaje sobre el consumo de marihuana salga a la perfeccion ( para que empiece con el pie derecho)

    Un abrazo

    Lisette

    Responder
  • 5. Calíope  |  junio 19, 2008 en 4:07 pm

    Me alegra que vuelva el resplandor a las oscuridades que le tocó pasar. No duran tanto como parecen.
    Que buenas noticias me da ud!

    besitos

    Responder
  • 6. Penelope Glamour  |  junio 19, 2008 en 4:16 pm

    Q bueno!!! De a poco se despeja el panorama, viste? Triste lo de Dulcinea. Un nanay para ti. 🙂
    Ya, loco, ahora cuenta, en qué diario? mira que mi fragilísima memoria es incapaz de recordar hechos que exceden los 3 años.

    Oye, este nuevo status laboral te alejó del factor copete? Sería una lástima. jajajaja

    Besooo

    Responder
  • 7. Su  |  junio 19, 2008 en 9:01 pm

    Me alegro que todo este caminando mejor, de verdad,me gusta leerte contento…
    Las penas de amor siempre seran de la puta madre,pero pasan,paciencia y hagase cariñito con lo que mas le gusta.
    Un abrazo
    Su

    Responder
  • 8. Malaquías  |  junio 20, 2008 en 12:13 am

    Lishy: Bueh, la decisión era cosa de tiempo, nos queremos un saco, pero había cosas que estaban pasando que no podían soslayarse. Igual fue bien conversado, y dentro de lo triste, fue la mejor ruptura que alguien podría imaginar (de hecho, digna de un guión pal cine).

    En cuanto a mi papá, seh, ya estaba bueno de tenerlo en el hospital, así que espero que pueda descansar en ese manicomio que es mi casa de origen. Finalmente, el laburo era justo lo que necesitaba, y la verdad estoy disfrutando esto del vértigo típico del periodismo.

    Y me quedaré al aguaite de sus recetas.

    Calí, no se crea, si esta cosa es un vaivén. Hay momentos en que me viene el bajón con escándalo, pero creo (dije CREO) que ya la cosa va pasando. En fin, espero darle algo más que buenas noticias pronto.

    Glamorosa: seh, fue y es muy tristito, pero también necesario para recuperar un montón de cosas que había dejado partir, casi sin darme cuenta. Ahora estoy dedicado a mi, y a enchularme la existencia. El Diario es El Observador, en su edición viñamarina y porteña. De hecho, yo soy el encargado de cubrir Valparaíso, lo que ha servido para encontrarme con varios de los viejos tercios.

    Y no, no me ha alejado. Qué preguntas son esas.

    Su: Sí, afortunadamente tengo una paciencia bíblica, y soy bastante fuerte como para dejarme abatir. Podré pegarme tropezones, pero siempre sigo adelante.

    Abrazos a todas, y gracias mil.

    M.

    Responder
  • 9. carlitros  |  junio 20, 2008 en 10:21 pm

    Me alegra saber que ya va en la parte de la curva ascendente, quizas muy baja todavia, pero saliendo.
    Sus palabras tocan muchos puntos y en todos me dan ganas de opinar.

    Alguna vez lei un manual de seguridad del Lider y entre muchas obviedades decia: no meter las manos en maquinas trituradoras o moledoras, no prender fuego al aciete, etc.

    Las penas del corazon, uffff todos tenemos muchas historas, lo lamente mucho y solo el tiempo nos da la tranquilidad, se lo cuanta alguien que de una semana para otra se quedo sin nada.

    Un saludo, desde la orilla del mapocho.

    Responder
  • 10. ximena..la original  |  junio 21, 2008 en 3:57 pm

    vio como ya el cielo se esta despejando..sobre lo personal, ahora dediquese a trabajar, es un buen consejo creame, se acuerda que estaba armando la cantina, ya estoy lista, ahora estoy abriendo un cafe con piernas, pero en vez de cafe es con cerveza…y mi matrimonio se fue a la cresta, hasta con precautoria de no acercarse a 200 metros…heavy, pero entre la guagua y los negocios no me queda tiempo pa sufrir mucho..tambien estoy durmiendo como las pelotas pero ya pasara, por eso tambien andaba desaparecida …mis mejores deseos para ti y un besote

    Responder
  • 11. Alienjandro  |  junio 21, 2008 en 6:06 pm

    Pucha, nadie comentó lo de la cocina.

    Realmente fue un pasaje medio kafkiano eso de tener un nuevo implemento material pero fuera de casa. ¿De qué sirve el materialismo si se convierte en ausentismo?

    De nada, creo yo.

    Y, bueno, Malaquías. Tú sabes que yo estoy súper en contra de manifestar sentimientos de manera pública por internet, de modo que te voy a manifestar sencillamente una representación cognitiva orientada al futuro de valencia positiva. ¿Vale?

    Un rodeamiento de tu torso con mi musculatura estriada braquial.

    Responder
  • 12. Alienjandro  |  junio 21, 2008 en 6:32 pm

    Miento… Ximena sí lo comentó

    Responder
  • 13. Malaquías  |  junio 22, 2008 en 8:43 pm

    Caritros: seh, yo sé que si hay algo que sobra en el planeta son penas y congojas. Si el tema es cómo salir de ellas y aprender la lección. Veremos qué pasa, pero le agradezco el gesto. En cuanto a los del Líder, no se podía esperar otra cosa de don Nicolás Ibáñez. Una vez me contaron que en la empresa, tenían que salir a las 3 de las tarde a hacer ejercicios, y el señor Ibáñez, gerente gral de Lider, les daba las instrucciones con un megáfono. Al final, todos tenían que gritar “Viva Líder”… uf.

    Ximenita: Qué gusto tenerla de vuelta y tan activa. No se demore en invitar a Coquimbo, a aprovechar las bondades de sus nuevas instalaciones, mire que ahora soy un espíritu libre. Además, probablemente termine escribiendo sobre tan increíble encuentro. Y chuta.. lo de la orden de restricción… qué lata Xime, pero bueh, uste misma dice: “todo pasa”. Habrá que armarse de paciencia y valor.

    Alienjano: Y sí, al parecer los fisgones están más preocupado de hacerme nainai, que de la cocina, lo cual es muy bueno. Y gracias por el abrazo, otro para usté.

    Responder
  • 14. MA Embry  |  junio 24, 2008 en 1:11 am

    Ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmm, Diego.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

junio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: