Y AL RETORNAR DE NUEVO, TE VUELVO A CONTEMPLAR

mayo 27, 2008 at 4:57 pm 10 comentarios

La lluvia golpea los vidrios de mi nuevo hogar, aún rebosante de cajas a medio vaciar, papeles pegados en la ventana y ausencia absoluta de cualquier orden o distribución lógica. No tengo cable, Internet o teléfono, que son las necesidades básicas de este siglo (de hecho, les escribo hoy en Word y mañana voy a un cyber y lo subo, para que vean cuánto los quiero). Tampoco tengo cocina, lo que no es problema, porque ni siquiera hay gas. Lo que sí hay, son tres goteras que han sido hábilmente solucionadas por mi intelecto superior, con una sartén, una taza y un frasco de dulces.

 

Estoy de vuelta en Valparaíso, tras cuatro largos años de exilio en Ciudad Fea. La arrendamos a medias con Alienjandro, excelente amigo y mi cuarto roomate en mi promiscua vida arrendataria. Es de madera, en un segundo piso, con ventanas que miran al mar y a los cerros porteños; y seríamos vecinos de Pablo Neruda, si no fuera por el detalle ese de que está muerto.  

 

 

Incluso hasta me siento inspirado a escribir poesía.

Oh, mar qué lindo eres,

Con tu agüita azulosa de frío.

Lindo, lindo, re lindo

 

No, no estaba inspirado. Pero lo importante es que al fin, después de casi dos meses de búsqueda, dimos con la casa perfecta. Y como corresponde a todo logro que valga la pena, tuvo su propia odisea. En este caso, mi mudanza.

 

La cosa partió este domingo, a las ocho de la mañana. Tras deliciosas tres horas de sueño, me junté con mi fletero amigo para emprender viaje a Santiago, y traer mis abundantes posesiones al nuevo hogar. El fletero amigo estaba tomándose un café, y al saludarme su aliento a vino y jarana me saludó también. Como había pronóstico de lluvia, le había pedido un toldo para cubrir las cosas, cosa que tampoco llevó.

 

Con algunas dudas sobre su profesionalismo, decidí emprender igual el viaje con mi ebrio conductor, que cada vez que veía controles policiales se ponía un par de lentes a media nariz, mientras fumaba un cigarrillo tras otro y me conversaba de sus múltiples aventuras de baja estofa.

 

Finalmente – increíblemente – llegamos a Santiago sin contratiempos. Cargamos el camión con todo lo que cupo (es insólita la cantidad de cachureos que se pueden acumular en 4 años) y tras una rápida pero sentida despedida del buen Jaime, partimos el viaje de vuelta, a eso del mediodía. Ahí fue cuando me enteré que para hacer una mudanza, se necesita un salvoconducto, documento notarial que certifica que las cosas son de uno y que no está huyendo sin pagar el arriendo, o sin matar y enterrar a su familia en el patio trasero, por ejemplo.

 

Cuando le dije al fletero que no tenía el papelito, ya en Santiago y con el camión cargado, hizo un gesto que era mitad puchero y mitad puteadas silenciosas hacia mi persona. Lo pensó un momento y decidimos que no había otra opción que iniciar el viaje, con el riesgo de terminarlo en una comisaría.

Él rezaba porque no nos pararan los pacos, yo porque no lloviera, y así más católicos que nunca atravesamos la Ruta 68 leyendo la señalética caminera como una lenta cuenta regresiva. Con el corazón en un puño y el poto en el otro, fui yo el que fumé todo el camino de vuelta, con un dolor de estómago que me duró hasta hoy.

 

Valparaíso 110 kms…

Valparaíso 97 kms…

Valparaíso 60 kms…

 

Finalmente, la amable bahía nos saludó coqueta y llegamos al cerro Bellavista sin que ningún paquidermo o nube invernal nos molestara. El enjambre de turistas que cada domingo visita la casa del poeta de la boina, miraba curioso cómo metíamos las cosas por la estrecha escalera. Lo de la cama de dos plazas fue especialmente pintoresco: tuvimos que sacar las ventanas e izarla con una cuerda. Al final, en apenas 5 horas, y con sólo dos úlceras más, la mudanza estaba terminada. 

 

 

Estoy chocho con mi casa, y ya que estamos junto a La Sebastiana, decidí bautizar también este nuevo hogar. Inicialmente, en un rapto de originalidad, había decidido ponerle “La Tatiana”, pero no termina de convencerme. Así que mi invitación, queridos fisgones, es que me ayuden a encontrar un nombre para mi Residencia en la Tierra (uf, qué talla más cultural, googleen y cacharán).

 

Les mando un abrazo fuerte y callado, porque estoy como ausente.

 

Malaquías.

 

PD: El ganador o ganadora se llevará una entrada liberada a mi nuevo palacete.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

NADA ES GRATIS EN ESTA VIDA MALAQUÍAS, Y LA RESILIENCIA

10 comentarios Add your own

  • 1. carlitros  |  mayo 27, 2008 en 7:54 pm

    Hay muchas frases hechas que se utilizan para estos casos, asi que yo me las saltare y solo le deseare mucha suerte en su nueva aventura y una mejor convivencia con su nuevo compañero.

    Un saludo desde la rivera norte del mapocho.

    Responder
  • 2. Ximena  |  mayo 28, 2008 en 1:32 am

    Un gusto pasar por acá y ver que te estás poniendo al día con nosotros tus lectores… por cierto, hace rato que paso por aquí pero nunca había comentado.

    Felicitaciones por tu nuevo hogar, espero algún día dejar Ciudad Fea y retornar a mi puerto querido.

    Saludos!

    Responder
  • 3. luchitoms  |  mayo 28, 2008 en 5:36 am

    a ver… mmmmmmmmmm, no se me ocurre ná y es tarde, pero postearé again pa concursarss

    Responder
  • 4. Petronius  |  mayo 28, 2008 en 8:52 pm

    Malaquias
    Monica
    es un nombre para tu nueva casa
    Novela de Salvador Reyes
    Si la leiste, entenderas porque
    buena suerte y saludos al Patriarca

    Responder
  • 5. nuevededos  |  mayo 30, 2008 en 1:02 am

    lo que a mi me jode es el afán de quejarse.

    uno que está condenado a apasar quiensabecuantocientos años en San Tiago por eso de querer parar la olla, tener agua potable y no huir de la policía y las oficinas de cobranza, uno que sin haberse comprado nunca un auto ya debe 8 millones de pesos a cierta universidad estatal de mala muerte de la cual tengo serias dudas que me haya enseñado siquiera algo, uno que fue tan pavo de arrejuntarse con una peuca nativa de la capital con las dificultades logisticas que eso implica para optar por la vida de choro porteño… en fin, uno que está anclado en la city más congestionada, más segregada, paranoica y contaminada de chile; uno tiene que aguantar escucharle a usted llorar miserias cuando en realidad la vida le trata bastante bien.
    que quiere que le diga malaquias, no solo le felcito: le envidio.
    sabe que más? a lo que mejore el tiempo (y las condiciones sanitarias de su cubil también) voy a ir a pasarme un findesemana por allá, simplemente porque me lo merezco. porque mi cabello lo merece.

    PS:en otras noticias: no se le habrá ido en el cambalache un librito de umberto eco que se llama “la misteriosa llama de la reina loana”? mire que me tiene loco el hecho de no encontrarlo y revuelto ya todas las cajas que me quedaban de mi propia mudanza.

    PS2: a la casa ya no puede ponerle juana, visto que la planta-mascota se llama así.
    yo le llamaría “Maraca” en una alusión poética de ser un albergue de puertas abiertas (me sige? por lo de abierta) pero puede ser muy avant-garde para el populacho… quizá “Maruja” sería un buen alter ego para esa misma idea.

    Responder
  • 6. Pesaita Marisopa  |  junio 2, 2008 en 3:11 pm

    Usted sabe como me gustaría estar en sus zapatos en estos momentos, que ganas de vivir en el puerto! Pero acá en Santiago se le extrañará, era agradable tenerlo a una llamada de distancia, habrá que visitarlo allá nomas po! Y creo que no necesito ganarme ningún concurso para una invitación al palacio?!?!

    En fin igual le propongo ponerle La Francisca!!! significado: “La Honesta” y usté sabe que es verdad!

    Besos

    Responder
  • 7. Malaquías  |  junio 2, 2008 en 5:04 pm

    Carlitros !! Tantas botellas sin verlo. Qué gusto ver el retorno de un histórico. Y gracias por las bienventuranzas. Yo por mi parte le deseo un invierno libre de pre emergencias y un transantiago más expedito.

    Ximena: Bueh, a su casa no más llega. Y sí, Valparaíso necesita que sus hijos vuelvan a darle una mano, mire que harto descuidadito que está. Y venga cuando quiera. Un abrazo.

    Luchitoms: bueh, lo del concurso es nada más joda: es libre de visitar a los viejos tercios cuando guste.

    Hermanito: Leeré la recomendación y trate de comunicarse con los suyos, mire que el patriarca está medio averiado. No es para alarmarse, pero le vendría bien una llamadita.

    Nuevededos: Y bueh, es curioso cómo el pasto siempre es más verde del otro lado de la cerca, especialmente curioso si se piensa en que ni usté ni yo cultivamos pasto (cultivamos plantas alguna vez, pero el jardinero las pilló y se las fumó). El mentado librito debe andar en Stgo aún, y la propuesta (Maruja) es acogida y sometida al jurado. Al menos tiene el plus de no coincidir con el nombre de ninguna fémina, presente o pasada, de los ocupantes de esta casa, lo que obviamente se podría prestar para suspicacias.

    Marisopa: Nah, yo creo que nadie quiere estar en mis zapatos en estos momentos, y no sólo por el perenne mal olor, sino porque las cosas se ven bien nubladas en la costa salidacanchera por estos días. Pero sí, siempre será bienvenida en estos parajes.

    Un abrazo a todos, as usual.

    M.

    Responder
  • 8. Yaoska  |  junio 2, 2008 en 5:38 pm

    Que linda casa, te felicito. Me da un enorme gusto que estés nuevamente en tu puerto, tanto que lo añorabas. No te envidio porque yo ahora estoy en mi tierra y muy feliz, pero me llena de alegría saber que ahora estarás más tranquilo. Ya tengo nueva casa para cuando vuelva a Chile, verdad???.
    La vida algunas veces se nos pinta de color gris, pero no se preocupe mi amigo, todo cambia y sé que en su caso será para bien.
    Un fuerte abrazo.

    Responder
  • 9. Petronius  |  junio 3, 2008 en 12:22 pm

    Malaquias..
    malacueva la del patriarca
    estoy enterado desde el lunes pasado..
    (semana pasada) pero solo tengo la misma informacion de todos
    atte..
    asista al patriarca que usted sabe mejor de quesos y camiones
    su brocha..dele mis saludos cercanos a nuestro padre

    Responder
  • 10. ximena..la original  |  junio 21, 2008 en 3:38 pm

    felicidades por todo ..pero entremos a aclarar, antiguedad constituye grado , asi que la NUEVA XIMENA QUE SE BUSQUE OTRO NOMBRE POR QUE SI AHI ALGUIEN AQUI QUE ES DE LOS MAS ANTIGUOS ESA SOY YO, LA UNICA, AUTENTICA Y AHORA COQUIMBANA ….XIMENA.
    Disculpen no soy hija unica pero a veces me dan estos ataques

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: