¿QUIERES BAILAR?

septiembre 6, 2007 at 7:46 pm 33 comentarios

Andrada, compañero de oficina y de mil batallas, tiene un dicho que siempre usaba durante esos infames eventos llamados “fiestas de colegio”. Cuando a Andrada y sus amigos les daban las 3 de la mañana sin haber conseguido ni una pieza (de baile, se entiende) con alguna niña, se amontonaban en un rincón, y con la cara resignada murmuraban… “bueno, vamos por la gorda”.

Seep, la expresión podrá ser sexista, (y si quieren decirle algo a Andrada, úsenme de recadero), pero antes que arrojen la primera piedra, fisgonas queridas,  déjenme decirles que resume a la perfección la compleja trama social que ocurre durante esas largas noches de tortura adolescente.

Partamos por el ejemplo más cercano, o sea: Yo. El joven Valderrama estudió en un colegio Católico, de alto nivel de exigencia académica y lo más importante, de puros señoritos. Como podrán imaginar, someter a 500 adolescentes al encierro constante durante semanas, sin posibilidad alguna de ver un jumper o una blusa, genera todo tipo de presiones (sociales, psicológicas, sanguíneas, etc) por lo que las primeras fiestas fueron vistas como la oportunidad dorada de conocer a ese ser mitológico que otros llamaban “mina”.

Claro, como todo tesoro que se respete, conocer una mina exigía una agónica travesía previa, que partía por “la venta de entradas”. Si a una niña de 15 años le encargan vender 10 entradas, es cosa de que recurra a los 10 jotes que de seguro la rondan y asunto arreglado. Pero un pendejo como el suscrito, o cualquiera de sus amigos, tenía que salir a la fría y cruel calle, y tratar de convencer a la juventud indiferente que la fiesta organizada por el Colegio Católico Nerd Subvencionado de Puros Hombres era lo más cercano al Carnaval de Río.

Al final, uno compraba sus propias entradas y partía al Gimnasio de la dichosa fiesta. Por supuesto, se había vestido para la ocasión (yo me vestía realmente mal para las fiestas, no sé por qué pensaba que tenía que ir “semi-formal”… Dios mío…) Y al llegar al lugar, se encontraba con un paisaje desolador. Unos 300 hombres caminan alrededor de la pista, mientras unas 30 o 40 niñas, los miran con rostro indiferente y aburrido.

¿Quieres bailar?

“Es que estoy esperando una amiga”
“Baile recién”
“Es que voy al baño”

“Esta música no me gusta”
“Es que no la quiero dejar sola”

O simplemente: “no”.

Escuché las mismas excusas durante años y a fuerza de matar la pena a cervezazos en la línea del tren, terminé siendo el alcohólico que soy. Los buenos de Milenko y Julio, vieron el vaso medio lleno y convirtieron la indiferencia femenina en una oportunidad de pasarlo bien: escogían a una mina desde lejos y se acercaban bailando ridiculamente, pero RIDÍCULAMENTE. La mina quedaba paralizada por la vergüenza y cuando llegaban junto a ella, le decían ¿quieres bailar? Ella, obviamente, decía “no”, y el parcito se alejaba con el mismo paso ridículo. La otra técnica era acercarse a una mina que está sentada y decir “¿quieres bailar?” la niña decía “no” y el Julio se sentaba al lado y le decía “yo tampoco porque blablababla”. Ídolos.

Yo, más corto de genio, me mantuve fiel a la esperanza de que alguien me dijera que sí. El otro día calculaba que yo carretié todos los fines de semana desde los 14 años, AL MENOS un día a la semana (aunque lo usual era salir dos): con ese dato, tenemos que en mi vida he carreteado más de mil quinientas veces, de las cuales solamente dos atiné con alguna niña que conocí en una fiesta. DOS ! La primera era prima de un compañero (después me enteré que a él le gustaba su prima, en fin) y la segunda fue con una niña que atinó conmigo y otro compañero, que hasta donde sé, ahora es Gay y vive en Madrid.

Ya luego crecí y aprendí a relajarme, a llegar con ganas de joda más que de conquista y que las cosas así se darían solas, pero igual, una duda me ronda aún, y que quizás ustedes, lindas fisgonas de todas las edades, o elegantes fisgones que vivieron los mismos padecimientos que yo, me ayuden a resolver: ¿cuál era la gracia de ir a una fiesta y quedarse parada con cara de aburrida, rechazando todas las invitaciones? ¿Es una especie de rito femenino?, ¿de competencia por quién desecha más aspirantes? Respóndame porfa pronto, antes de que tenga un hijo adolescente, que llegue con sus ojitos arrasados por las lágrimas contándome que las minas no lo pescan en las fiestas y yo, a falta de mejores consejos, le tenga que decir “entonces, anda por la gorda”.

Saludos,

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

LE PEGUÉ UN PORTAZO A LA MARÍA IZQUIERDO! CÓMO CRESTA SE HACE UN ASADO?

33 comentarios Add your own

  • 1. Pame  |  septiembre 6, 2007 en 8:56 pm

    Ahora si que me ha hecho reír…sabe acá en Santiago en las fiestas de nuestro colegio tambien iba un par que hacia el ridiculo y a ultima hora se ponian a bailar lentos ” solos ” jajajjaja se abrazaban por detras y hasta se corrian mano.
    Ahora le respondo sus preguntas… en la edad de los “carretes ” que menciona, las hormonas son las que mandan y a veces uno es un poco melindrosa, entonces que fulano te parece esto y el otro tiene cara de no sé que y bueno ademas la opinion de las amigas influye mucho o sea crucifiquense si le cae mal a la mejor amiga…y eso pues bueno y los otros eran los lachos, los sucios o rascas y esop. Así que mas o menos eso es lo que pasa… y no solo los hombres pasaban planchas…anécdotas hay muchas..ya le contaré algún día…un beso y borre los fantasmas…ahora es muy visitado..jajjajjaj P.

    Responder
  • 2. mosquita muerta  |  septiembre 7, 2007 en 3:37 am

    en general, cuando asistía a una fiesta en la secundaria iba con un “objetivo” en particular, el resto del mundo no me interesaba de ahí el rechazo automático a cualquier otro especimén que se me presentara, sin previo análisis de las cualidades o virtudes que el potencial bailarín pudiera llegar a tener
    también es cierto que muchas veces llegué a mi casa con el corazón destrozado porque el muchacho de turno no me había sacado a bailar o, peor aún, había bailado con otras
    muy simpático blog
    saludos!

    Responder
  • 3. autoexiliada  |  septiembre 7, 2007 en 4:25 pm

    La única vez q me dejaron ir a una fiesta en el colegio, había un niño que yo conocía q me caía bien y todo, amigos no más, y me dice: bailemos?. Y yo, como buena amiga dije: bueno.

    Putas q me hueviaron el resto de la noche, la semana, meses, porque resulta q mi amigo era bastante sencillo, y fue con BUZO (O SALIDA DE CANCHA). Cosa, q mi no me importó pq era mi amigo y no pretendía nada más y él tampoco. En fin, es eso mejor q ir semi-formal?

    besos

    Responder
  • 4. Gaby  |  septiembre 7, 2007 en 4:47 pm

    Hola,
    a mi me pasaba lo mismo, pero al reves. jajajja
    osea, yo iba en un colegio catolico, top (en ese rato) de puras niñas,y ademas de monjas.La “Suerte” era de que aca el boom de los colegios particulares no existia, no pasaba nada con eso de “Pagar” por educación, y el tener plata no servia mucho para entrar en la high socialité, mas valia..el “apellido”
    (las estupideces k pasan en provincia, o k pasaban en el pasado), weno a k iba eso de la “suerte” era de que tb exixtia un colegio catolico de puros niños y era de curas…por lo tanto el tema de las entradas tanto para nosotras como para ellos, no era problema, lo de que faltaran exponentes del sexo opuesto, imposible, desfilabamos de fiesta y kermesse del otro colegio, (por k a la de los otros colegios no ibamos), tonces, era mas simple.
    Ahora cual es la idea de ir a fiesta y no bailar? hmm, es como..esperar que “el” te saque, nadie mas que el, y si el muy pavo no te sacó a bailar, ya vendrá la otra fiesta.
    Pero a nosotros no nos pasaba eso, por k era mejor k te viera bailando o riendote mucho. El ir a fiestas no era ese ritual de conquista, era ir a pasarla bien y reirse mucho…
    Hicimos un wen grupo, entre cheerleader y los chicos de la banda, y los de basquet etc..los que no hacian nada, las de volley..al final eramos tan pocos k se pasaba genial, 😀

    Hasta que paso lo terrible….
    si el San Marcos se hizo mixto…
    y si bien, habian 5 o 6 niñas por curso..
    todo cambio pa siempre…

    es hora de almuerzo..de ahi sigo con lo del baile y el casi baile.

    Cuidate!
    Ahhh dile a tu hijo, cuando vaya a las fiestas, que no pesque, que las chicas no sea le motiv para ir..solo k vaya a pasarlo bien.
    😀

    Responder
  • 5. Wallas  |  septiembre 7, 2007 en 4:51 pm

    Tengo una anécdota notable, que parece que usted se la sabe mi perro, es de un amigo en común. La talla se la tenía guardada hace rato: Resulta que este induviduo divisa a una mujer espectacular en la pista de baile, y se acerca a sacarla a bailar. Ella, con desdén, le dice que no. “O sea, de culiar ni hablar”, le respondió él. Fino, pero notable.
    Saludos

    Responder
  • 6. ximena  |  septiembre 7, 2007 en 5:33 pm

    wallas…fino????…
    salesianaos y franciscanas, hagase la idea fiesta en el gimnasio todos pololeando en las galerias, bien arriba claro y el cura Mario persiguiendonos con una linterna,HEMOCIONANTES RECUERDOS, hago memoria y se me remecen las hormonas como en mi mas tierna adolecencia, a pesar de q yo me consideraba gordisima ( con la colaboracion de mi todavia odiada profesora de gimnasia ), me han dicho ahora q no era, asi de hecho dicen q era asi como la yayita y no dejaba de bailar sino para salir a tomar aire ( acompañada x supuesto) , en todo caso , digale a su hijo q en la vida casi todo se logra con ACTITUD, es un concejo q le di al mio a los 14 o 15 , cuando m di cuenta q era lindo pero tenia cara de pavo, lo amo pero no estoy ciega y le ha ido bastante bien..

    Responder
  • 7. Pame  |  septiembre 7, 2007 en 6:58 pm

    Permiso Don M….Mona, se me había olvidado el Padre Mario brrrrrrr…..me dió escalosfrío!!!!! gracias por cagarme la tarde hermana querida…beso a los lectores y al escritor! P.

    Responder
  • 8. Jaime  |  septiembre 7, 2007 en 7:45 pm

    Bueh… mi querido amigo Malaquias… hay un dicho que reza… “Las mujeres cuando quieren, los hombres cuando pueden” jajajaja… esto lo vine a entender hace poquito…
    Mi historia es parecida a la tuya pero yo fui de aquellos que no se atrevia a sacar a bailar a las mujercitas, ya que me daba panico el NO… y el papelon jajajaja
    despues con los años me desquite por supuesto….jajaja…
    Lo entrete de este articulo son los buenos recuerdos que nos hace rememorar.
    Saludos

    Responder
  • 9. Monica  |  septiembre 7, 2007 en 8:02 pm

    Muy buenos recuerdos y vamos que me has hecho reir, en cuanto al “rito femenino”, no para nada, es solo que desechamos enseguida a todos los jotes que nos miran con cara de carnero degollado. jajjajaj

    Responder
  • 10. Penélope Glamour  |  septiembre 8, 2007 en 11:07 pm

    Se podría hacer un post sólo con los rechazos, pero de los memorables, recuerdo a una amiga de la U (que ud debe conocer, pero mantendré su anonimato por lo mismo), que cuenta entre sus respuestas la de: “no, eres muy alto” (yaaaaaaaa) y “no, soy lesbiana” , como si ser lesbiana y bailar fuera excluyente.
    Respecto de la excusa del lesbianismo, con Autoexiliada tenemos una historia insólita que ocurrió fuera del Teatro Carrera. Pero tengo una caña tan terrible, que me impide seguir escribiendo.

    Ah, y a técnica de tu amigo Julio…ESO es arte.

    Beso

    Responder
  • 11. Calíope  |  septiembre 9, 2007 en 3:21 pm

    Para nada rito, asi como uds eran pequeños imberbes, algunas de nosotras también lo éramos con la consiguiente ignorancia de esos especímenes masculinos que nos rodeaban ávidos, exudando hormonas… imáginese que eso para una señorita era atemorizante.
    Por suerte uno/a crece no?

    besitos

    Responder
  • 12. Paola  |  septiembre 10, 2007 en 3:30 am

    Parece que es un tema de conversacion recurrente entre compañeros de oficina…. será porque miramos con nostalgia nuestro pasado? será porque estamos mas viejso?
    Hace pocos dias tras durante un almuerzo en la oficina conversabamos al respecto, y de lo machista que ya es nuestra cultura desde ahí…. son los hombres, los pobres y austados adolescentes los que deben sacar a bailar a la damisela, son ellos mismos los que reuniendo más valor aún deben “pedir” pololeo… (al menos la primera vez no? entre menos adolescente eres, menos se usa..jaja ).
    Hasta se suponia que era el hombre, el que te invitaba a salir, a tomar un helado o al cine cuando habia algunos morlacos más.
    Que machista no ?
    Es dificil y traumatico ser adolescente !!!!
    un abrazo

    Responder
  • 13. willy  |  septiembre 10, 2007 en 1:10 pm

    Horrible, espantosa pregunta… esa weá del “¿quieres bailar?” es la peor tortura a la que se puede ver sometido un joven de unos 15, 16 años… requería de todo un esfuerzo psicológico – casi inhumano – acercarse siquiera a la chiquilla en cuestión (que no tenía que ser la tremenda mina… no, cualquiera), para que la susodicha te destruyera en 1 segundo con un simple “NO”… horrible, todo mal!

    Yo creo que ésa es la razón principal del alcoholismo en los jóvenes, porque, bueno… algo hay que hacer en la maldita fiesta… y si no vas a bailar… la barra nunca te dirá que no… jajajajajaja

    Sólo por eso, yo nunca fui muy discotequero o algo por el estilo… lo que sea por evitar ese traumante y humillante pseudo ritual de sociabilización básica de fin de semana en el que uno perdía la dignidad por completo…

    Saludos.

    Responder
  • 14. Pesaita Marisopa  |  septiembre 10, 2007 en 10:19 pm

    Mi experiencia es un tanto distinta, colegio de Santiago privado “pelolais” como el dicen ahora… los niños y niñas eran (ellos claro no yo) más patuitos… entonces con mis amiguis les decíamos que no a casi todos…

    De hecho teníamos competencias como “la que dice mas veces no en la noche”, “el niño mas deseperado”, el “mas creativo para sacar a bailar” el que porsupuesto se ganaba su pieza de baile…

    Por nuestra parte nosotras inventábamos las escusas mas ridiculas para decirles que NO, como “esque ya me van a venir a buscar”, “esque no se bailar”, “tengo una pierna torcida” y la clásica “mi pololo ultar celoso está llá y me está mirando”

    No faltaba el insistente que aunque le dijerai que no se quedaba sentado al lado tuyo conversandote, “vienes mucho a este lugar?, porque no te gusta esta cancion?, vives pro aqui cerca?” y no se rendía apesar de los monosílabos como respuesta, y ahi teniai que decir “oyeee sabi que me tengo que ir me llama mi amiga” y te pegabai una vuelta mula para terminar en el mismo lado.

    El último recurso es hablar en Italiano para que se vayan, pero parece que los atrae más y no resulta, ahora he usado frases como “lo siento pero ando con mi POLOLA” si señores!!!!

    mmmm pucha me embalé y me quedan mas anécdotas discotequeras todavá, en fin pa la otra!

    Beso!

    Responder
  • 15. alex zappa  |  septiembre 10, 2007 en 10:44 pm

    en una oportunidad ——-casi 38 peras cumplidas..trabajaba en unr estaurang de un amigo..y en una oportunidad la municipalidad local ..arrendo el local..con todo incluido…
    para el personal de la seccion ambiental….una conocida mia..casi amiga……..en una rato quedo pagando sin pareja para bailar y se puso incomoda..yo para ayudarla ..le ofreci bailar con ella…a pesar de yo estar trabajndo como DJ..me miro de semilado y me dijo que NO con un dejo desprecio camuflado…y sonrisa con force
    me di vuelta y parti a mi consola…mirandome a mi mismo..
    que chucha…estoy tan rasca..mal vestido..? me pregunte…tenia mi chaqueta negra cruzada con camisa roja oscura y pantalon negro..pelo muy corto y afeitadito como Beckam……..me calente y segui trabajando…y atendiendo a un grupo de damas muy simpaticas que me hinchaban las pelotas pidiendome musica tal y cual..
    al rato le paso le mismo a la comadre..ella muy mona con su falda semicorta.. su pelo semi largo y sus zapatos semialtos..me fui a ella derechito..ella esquivo el bulto y cambio la mirada a cualquier angulo sin sentido…
    le tome la perita y le dije…mijita..si la saque a bailar fue por cortesia y nada mas….ademas usted conoce a mi mujer y
    no crea que ando deseperado?…
    me miro sin decirme nada con sus ojos semiabiertos…..y su boca muy cerrada…y me fui a mi consola a pasarlo bien..
    Pasaron casi 10 años con lo cual ella se caso..se separo y se enamoro precisamente de un gran amigo mio..que al cabo de un tiempo la pateo..
    el año pasado felizmente se caso y me la encontre, me abrazo y me saludo muy amorosamente..(es bella) con sus notables kilos y kilometros demas..(escoba)
    nos sentamos a tomar un espresso y solo bromeamos…
    al rato me dijo…….sabes..?…esa noche la cague y ahora seguire siendo tu amiga…
    me pregunto por mi nueva mujer..y me dijo..mijito siga siendo lo que eres…..con un beso en la cara..se fue…
    Es una bella mujer en todo sentido..y eso que era la gordita de la fiesta….pero ?
    obs! nunca habia sacado a bailar a alguien,,? y todavia..
    no por miedo al ridiculo sino porque me gusta que me saquen al baile..atte malaquias…

    Responder
  • 16. Carlota  |  septiembre 11, 2007 en 12:47 am

    Malaquías, me extraña, luego de la gran lista de pinches y pololeos adolescentes que te ajencias, pensé que sabrías que las minas a esa edad siempre iban a las fiestas con un objetivo claro: el niño-amor platónico del momento. Ahora bien, si el cabrito ya había sacado a bailar a la suertuda de turno, uno inevitablemente tenía que entrar al plan B, aquel de “selección múltiple”, en donde se aceptaba una invitación de baile bajo dos criterios:
    A. El joven era un amigo
    B. El joven era “lindo”
    C. El joven era divertido y encantador, y se acercaba a ti con alguna gracia tan simpática que terminabas accediendo de la pura buena onda.

    Concuerdo contigo en que fue liberador salir de la adolescencia para ir a carretear solo por carretear, sin andar en plan de conquista…en mi caso eso llegó como a los 16 años, de mano de mi prima pascuense y de su grupo de amigos 3 o 4 años mayores. Como una siempre le fue agrandada y seudo rebelde, le encajé a la perfección.

    Esta descripción que relatas me recuerda las fiestas del gimnasio ese que estaba al frente de mi colegio, como es que se llamaba???? ahi las fiestas con música puesta por la radio CAROLINA (juajauajau) duraban solo hasta las 02:00 am, que sanos que eramos…….y ahora todos alcohólicos y volaos.
    que diría la care guata, insigne inspectora de mi colegio….

    besotes y voy pa valpo pal 18, si se arma algo te llamo para que vayas con tu lady.

    Carlota.

    Responder
  • 17. Carlota  |  septiembre 11, 2007 en 12:51 am

    fe de ratas: donde dice dos criterios, debe decir tres criterios….

    Responder
  • 18. maite  |  septiembre 11, 2007 en 3:16 am

    Vengo esactamente desde el mismo mundillo tuyo pero desde el lado femenino.
    Ir a la fiesta del colegio de hombres era lo mejor y lo peor que te podia pasar el findesemana, buscabas toda la semana la tenida perfecta para que luego tus compañeritas te pelaran la mala decision. Una vez en la fiesta con unas canciones del terror esperabas tontamente que el principe azul que te habias imaginado toda la semana apareciera, y por lo general lo que aparecian eran unos monos. En la adolecencia todo entra por la vista…¿que dirian tus amigas si bailaste toda la noche con el feo ? ah? ah?
    lo mismo que dirian tus amigos si bailaste con la gorda….
    Yo creo que la culpa de todas esas imbesilidades la tienen los colegios de un solo sexo. No hay mas discusion.

    Notable las tacticas de tus amigos, eso es tener personalidad y sentido del humor…

    digale a su hijo adolcente que vaya a la fiestoca sin ansiedad…
    vistalo con la mejor pinta, con la matadora y por ningun motivo lo deje fuera de un coelgio mixto….te aseguro que no habrá problemas.

    saludos y abrazos….despues de semanas absorvida por el trabajo he vuelto.

    Responder
  • 19. Malaquías  |  septiembre 11, 2007 en 3:07 pm

    Reflauta!! Uno se desaparece un fin de semana y esto es un desorden !

    Bien mis fisgones, gracias por todos los comentarios, que procedo de inmediato a responder uno por uno (menos mal que me traje cocaví).

    Pame: Sip, la presión social corría en ambos sentidos, supongo. Y eso de ahora ser visitado posiblemente se deba a que nadie me ha visto bailar… todavía.

    Mosquita: Ve? Si la técnica de una fiesta es “cazar con perdigones” o sea, uno apunta, dispara y a ver qué pasa… claro, eso lo digo ahora, porque yo también acabé infinitas fiestas llorando a mares la perfidia de un amor ingrato.

    Autoexit: Mija, si mal no recuerdo usted iba al colegio con jeans, calcetas blancas y mocasines, onda Michael Jackson, no? Así que para mí eran como la pareja perfecta. Por lo demás, “deje que las perras ladren, es señal de que avanzamos”.

    Gaby: Jajaja, claro uno le está contando el oscuro infierno que le tocó vivir en secundaria, y usté viene y me resfriega en la cara las maravillosas veladas que vivió junto al colegio amigo. Nimporta señorita, que esas largas jornadas de desaires, endurecieron mi corazón, y ahora soy el macho duro e indiferente que las mujeres desean y los hombres envidian.

    Wallas: Sip, fino, fino. Toy pensando en amigos con ese nivel de caballerosidad: Los dedos apuntan a Castillo, no?

    Ximena: Jajaja, notable lo del cura armado con linterna, algo así como la inquisición pero con pilas eveready en vez de látigos. En cuanto a lo de su hijo, agradezco su demoledora honestidad, y si el muchacho lee estas líneas, dígale que descuide, que hay varios lectores psicólogos que lo pueden ayudar a superar el trauma de que tu propia madre te encuentre cara de pavo.

    Jaime: Ooooh, usté tocó un punto obviado en el artículo. Se trata de “la petición”. La cosa va así: los adolescentes se tratan de animar entre ellos y mandan al primer valiente a pedir un baile, mientras el resto se queda detrás viendo qué pasa. Cuando es rechazado, además de la estocada al amor propio, uno debe lidiar con las risotadas burlonas de tus amigos escondidos en la penumbra. Aarg, fucking adolescencia.

    Peneloplis: De seguro el “no, eres muy alto” nunca me lo dirán a mi. Por lo demás el “no, soy lesbiana” desataría en mí un inusitado interés por la reconversión sexual. Y ojalá la caña haya pasado, para que se extienda en lo de la anécdota lésbica, tiene toooooda mi atención.

    Calíope: No sólo es una suerte crecer, sino también que las mujeres sigan siendo imberbes. Pero reconozco que ese caldo de hormonas llamada adolescencia puede resultar desconcertante, y hasta dar “sustito”. Otro para usté.

    Paola: Ay sí, y quién, digamé, la tuvo que sacar a usté a bailar en ese barucho porteño, que otros llaman “Pajarito”. Nah, si igual hay ritos que tienen su belleza, y capaz que sea una forma velada de ser machista, pero me gusta que ciertas diferencias se mantengan, aunque no deja de ser sexy y un superocho para el ego, que una niña te saque a bailar, cosa que me ha pasado 2 veces en mi extensa vida.

    Buen Willy, veo que demasiadas similitudes engloban nuestras vidas, ya me empiezo a preguntar si usted no es acaso alguna personalidad paralela que asumo cuando estoy durmiendo. Mal que mal, mi amigo imaginario (ver lo del currículum) Se llamaba Willy, y su hermana, Willa.

    Pesaíta: Así me gusta, una mujer que reconozca sin rodeos “sí, me gustaba torturar adolescentes”. Y claro, si a mi una mina me hubiese respondido en italiano… de hecho, creo que Ricalvo anduvo con una… y yo.. bueh, que él le cuente.

    Don Alex: Seh, ya me imaginaba yo que usté era una especia de James Dean, de Marlon Brando mejor, con esto de los bailoteos. Pero seamos justos, que eso de ser DJ le da un plus casi tan irresistible como ser barman, o dueño de un bar. (Tengo un amigo que me cuenta cada cosa).

    Carlotita: Claro, en el “Árabe” eran las fiestas. Y mire lo que son las cosas, con eso de los criterios: Yo a usté le caía como las pelotas, (asi que amigos nada) ni me encontraba simpático. Sin embargo, la saqué a bailar y aceptó. Reconozca de una vez por todas que me encuentra lindo, (o me encontraba, que en 14 años la gente cambia un poco).

    Maite: Qué notable retorno, bienvenida. Al parecer, el tema de ir con un objetivo precocido y la presión de las amigas son aspectos que se repiten. Eso me está dando algunas luces para compartir con mi potencial hijo, el que por supuesto irá a un colegio mixto. Y no trabaje tanto, haga como yo 🙂

    Saludos a todos ! Ahora voy a poner los dedos en remojo.

    M.

    Responder
  • 20. ximena  |  septiembre 11, 2007 en 4:38 pm

    querido , gracias por el ofrecimiento de los sicologos pero , gentileza de mi 1# marido, mi bebe ya a tenido terapias como para tres reencarnaciones, saquele molde : la madre hippie, el padre medico y a mi distinguida familia ,los ADAMS, no nos llegan ni a los talones. Ademas si relee lo mio ,vera que el concejo le dio buenos resultados..
    ¿ se acuerda de la propaganda de la Sprite?…esos somos mi hijo y yo tan distintos como el dia y la noche, pero puedo contar con orgullo que nos amamos.

    Responder
  • 21. Carlota  |  septiembre 11, 2007 en 5:00 pm

    Mire Malaquías, acepté porque entraba en la categoría AMIGOS, ya que usted en ese momento no era un desconocido, ya habíamos conversado en ocasiones anteriores, en donde pude notar que eras algo pesadito, pero de conversación interesante…eso es HAAAAAAAAARTO diferente…

    Responder
  • 22. alex zappa  |  septiembre 11, 2007 en 6:19 pm

    Mi M……..veo que intenta pegarme en el suelo
    pero lo voy a esquivar solamente…
    a pesar de ser amigos con la comadre susodicha y ademas de estar como DJ igual se fue de negativa..o no se dio cuenta..?
    y ademas era la gordita de la fiesta…..asi y todo se quebro..
    como usted sabe aca las minas del norte helado..si no le caes en el buche te mandan a la chucha si no les cai bien…aunque tengas un mercedes….otra mentalidad…cierto?
    Yo no soy ningun adonis pero si algo de Marlon Brandon..
    porque somos de peso pesado…
    mi querido M..siga con su feeback.,…asi debe ser…..
    acuerdese tambien que nuestra mejor arma..es la lengua..no la pinta………
    i love you brocha

    Responder
  • 23. Pablo  |  septiembre 12, 2007 en 3:25 pm

    Menos mal que yo nunca tuve aquellos problemas en mi primera juventud,,,si no querian bailar conmigo me daba lo mismo,,,me colocaba a bailar solo.
    Despues con los años me di cuenta de las razones de mi especial personalidad,,,jajajaja.

    Abrazos

    yO

    Responder
  • 24. Don Vitto  |  septiembre 13, 2007 en 5:23 am

    Jajaja… a mí me pasó algo divertido una vez. En una fiesta en un gimnasio que se transformaba en salón de baile, donde hacíamos las fiestas del colegio al que hace referencia el señor M, se me ocurrió sacar a bailar para que me dijeran que no y después de eso lanzar un rosario de palabrotas de vuelta, algo así como “pa qué chuc… venís a la fiesta si no querís bailar… etc.”, Me acerqué directamente con un amigo a las más ricas y al ojo mayores que nosotros con lo que aumentabamos la probabilidad de un No como respueta… pero Oh! sorpresa!, la respuesta fue Sí y terminé bailando Sopa de Caracol entre otros temas digamos funestos para alguien que en esa época escuchaba Metallica, Faith no More y otros similares.

    Las fiestas del Arabe creo que terminaban a las 2 porque después de esa hora el goteo desde el techo pasaba de llovizna a lluvia.

    Saludos mi buen amigo…

    Responder
  • 25. autoexiliada  |  septiembre 13, 2007 en 1:27 pm

    La anécdota de lesbianismo, mi querida Penélope, comenzó ADENTRO del Carrera, no olvide que a varios dijimos que no porque éramos pololas. jijijijiji.

    Responder
  • 26. Rowi  |  septiembre 13, 2007 en 6:08 pm

    jausjasuajsuasjasujasas. anda por la gorda! … que chiste.. ai! diego he leído casi todo tu blog y no puedo parar de reir, y al que se cruce en mi camino, le digo,, lee este blog… es lo mejor del mundo!
    creo que esa historia del wallas la he escuchado en unos cauntos carretes ya “familiares” pero no puedo recordar quien dijo eso!.. grrrr!… y bueno hoy no tengo muchas ganas de escribir, era solo para recordar que alguien te mira ah! 😀
    besos
    adios!

    Responder
  • 27. Franco Ferreira  |  septiembre 13, 2007 en 11:01 pm

    NOTABLE! Que gusto llegar a tu blog. Muy buena pluma. Además, los amigos Valderrama y Andrada hasta tienen nombre para sketch de Chincol a Jote, lo que los convierte de inmediato en emblemáticos.
    Debo decir, además, que las jugarretas de Milenko y Julio me identificaron completamente (porque también hice idioteces así) y porque mientras leí me imaginé el bailoteo ridículo. Me robó una risa de aquellas.
    Bueno, sé que no me conoces. Me llamo Franco Ferreira y yo hacía a Joel Umaña, notero de algunos programas de tvn.
    Cuando quieras pasa por mi blog y nos posteamos.
    Te me cuidas y saludos a todos.

    Responder
  • 28. Su  |  septiembre 14, 2007 en 4:10 pm

    Como siempre Notable!
    Que risa me dio leer esto,toda la verdad no?
    un beso
    S

    Responder
  • 29. Malaquías  |  septiembre 14, 2007 en 5:10 pm

    Xime: Nah, si son bromillas, yo sé que como el amor de una madre no hay, all right. Coméntele a su hijo que la mujer más linda (objetivamente hablando) que he conocido, era una compañera de Agronomía, que además era modelo: rubia, tostada, ojos verdes… un poema de mujer. Bueh, su novio era un tipo simpático, pero que tenía un caracho como para trancar la puerta. Asi que todos tenemos esperanzas.

    Alex: La de chistes que se me ocurrieron con eso de “nuestra mejor arma es la lengua”, pero nop, no estoy para chistes tan obvios como vulgares.

    Pablo: Usté no sabe la cantidad de tiempo que estuve esperándolo. Siempre quise tener un amigo salido de clóset, como para darme aires de moderno y openmind, vio? Ahora me falta un par de amigas gringas, y estoy listo con mi imagen cosmopolita. Por otro lado, yo sigo viendo que baila de lo más bien solo, un hábito muy saludable, por lo demás.

    Rowi: Sigue en La Serena pasándolo malito? Un gusto saber que aún me lee. Usté que es mi vínculo a los chicos EMO, pokemones y cuanta tribu urbana adolescente exista. Un real placer contar con usté entre la multitud salidacanchera.

    Franco: Bienvenido. Y completamente de acuerdo, tenemos apellidos de sketch, claro, a mi debiera interpretarme, mmm, no sé.. Benjamín Vicuña (digo para estar “algo” más cerca de Pampita) y a Andrada, mmm… Nachito Larraín
    podría ser. Voy a darme una vuelta a su blog y seguimos conversando.

    Su: Una histórica ! Ay qué emoción, qué visita ilustre… y yo con estas pilchas… sepa disculpar.. Un abrazo y feliz 18…

    Y feliz 18 para todos ustedes amables fisgones !

    M-

    Responder
  • 30. ximena  |  septiembre 14, 2007 en 6:09 pm

    feliz 18 tambien para usted mi lindo…..y otra vez la burra al trigo, no dije que el chiquillo fuera FEO, dije q tenia CARA DE PAVO…eso por usar un calificativo elegante.
    nos leemos a la vuelta de su descanso, lo que es yo, espero tener mucha pega . besos

    Responder
  • 31. alex zappa  |  septiembre 14, 2007 en 9:34 pm

    Atrevase..y no use la palabra vulgar tanfacilmente..
    los chistes…..son chistes…….dele cuando este inspirado…

    Responder
  • 32. Penélope Glamour  |  septiembre 24, 2007 en 6:02 pm

    Autoex: empezó adentro, pero éramos pololas como entre 3, po!! Recuerda que N. también andaba escapando de jotes varios.
    Pero AFUERA casi formalizamos, estimada.
    No lo olvide.

    Responder
  • 33. Malaquías  |  septiembre 24, 2007 en 7:27 pm

    Autexit, Glamour: Imagino que adentro se escabulleron de varios jotes con la historia de ser pareja lésbica, y afuera, forzadas por las circunstancias, casi tienen que sostener empíricamente su coartada? Es eso?? !!! (Tengo los dedos cruzados, porsiacaso)..

    M.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

septiembre 2007
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: