TRAIGO EL INVIERNO EN LOS PULMONES

mayo 31, 2007 at 5:17 pm 11 comentarios

Fanaticada salidacanchera: disculpen mi prolongado silencio, pero hace como 10 días que un bicho rebelde se me alojó en los pulmones, un tal micoplasma, que ha hecho de las suyas con mi otrora salud de hierro, y me tuvo con fiebre, tiritones, romadizo, tos perruna y hablando como el hermano chico de Mafalda. Y como esta enfermedad afecta principalmente a “niños mayores y adultos jóvenes”, era obvio que me pescaría a mi, que soy ambas cosas.

El lado bueno de todo esto es que, licencia médica mediante, tuve unas minivacaciones en la casa de mis viejos en Valparaíso, donde mi madre retomó el saludable hábito de mimarme con sopitas y comidas de enfermo, y yo me paso gran parte del día acostado y viendo tele, dos de mis (in)actividades favoritas, especialmente porque en Valpo, a diferencia de mi morada santiaguina, le tenemos cable, lo que mejora bastante la oferta televisiva (¿han visto como están los canales nacionales? Uf…) Y pensando en el cable fue que di con el tema de esta semana, de como muchas veces tomamos las pequeñas o grandes comodidades de la vida moderna como algo garantizado, y basta que falte una, para que la vida sencilla se nos vaya al carajo.

Por ejemplo, la otra vez se acabó el gas, por ende el agua caliente…. Chutas, nada nos devuelve con más nitidez a la vida del siglo XVIII como una rica ducha de agua helada a las siete de la mañana, reduciendo TODO a su mínima expresión y dejándote con un castañeteo de dientes hasta eso de las 11 de la mañana. La indigna alternativa es calentar agüita en el hervidor y en las ollas, para bañarse después por presas, pero cuando el reloj corre en contra, un machote como el suscrito no puede darse esos lujos, y no queda otra que jugar al “cágate de frío” un rato.

Segundo en el ránking de desgracias domésticas, yo pondría los apagones, o cualquier eventualidad que nos prive de electricidad (como no pagarla, por ejemplo). En un mundo donde prácticamente todo funciona en base a electrones vibrando, prescindir del servicio se transforma en un caos. En especial en casas como la mía, donde ya ni teteras quedan. No tele, no radio, velas en el baño, etc. Ustedes conocen el panorama. Y estuve haciendo mis averiguaciones y los apagones provocan un extraño fenómeno social-familiar. La familia, desprovista de sus habituales pasatiempos, se reúne “a conversar”. Eso al menos pasa en mi casa. A los 10 minutos del apagón, estamos todos en el living en torno a una o varias velas, resignados a interactuar con los demás. Yo diría que en mi casa, los apagones son la instancia más familiar que existe, muy por encima de las cenas de Navidad. Pero claro, vuelve la luz y cada cual corre a su pieza a encender la tele.

Finalmente, como soberana absoluta de las tragedias, está el prolongado corte de agua. ¿Por qué será que a uno le da sed cuando se corta el agua? O ganas de ir al baño, sabiendo que no puede tirar la cadena? Cruel ironía del destino, que te pone a estrujar las llaves del lavamanos o en casos extremos a rescatar el agua del estanque del excusado para poder lavarte las manos. Obviamente, si el corte pasa de noche, y los pilla a todos de improviso, el daño es más extenso: nadie puede bañarse ni desayunar, y debe salir de su casa con cara de zombie y aliento de ídem.

En el tintero quedarán los cortes telefónicos (que no me mueven un pelo) y de Interné, que he aprendido a lamentar también. Pero por supuesto, el hecatombe viene cuando el destino o las respectivas compañías proveedoras se ensañan con la casa de uno, y le cortan todo de un zuácate. Ahí saltamos de una a la Edad de Piedra.

Yap, nos vemos fisgones. Un abrazo de lejos, (por los bichos, vio?)

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

EL HIJO DEL VIENTO PLAYAS DE LUTO

11 comentarios Add your own

  • 1. Calíope  |  mayo 31, 2007 en 6:19 pm

    Qué lindo ser mimado por la madre!! y volver a ser niños y no preocuparse por nada más que no volcarse el caldo… espero que se encuentre mucho mejor y ya estaremos hablando.

    (Jajaja, las historias de terror q escuché durante apagones!)

    besos

    Responder
  • 2. autoexiliada  |  mayo 31, 2007 en 7:19 pm

    Hablaste de la falta de puros “servicios”. Hablaré entonces de lo corporal. Porque cuando falta la salud, es cuando me recuerdo en mejores épocas. Cuando me viene la jaqueca me digo: “puta q es rico tener la cabeza despejada”. Cuando me resfrío me digo: “puta que es rico poder respirar…y escuchar y hablar como persona”. Cuando me duele una pierna me digo: “puta q es rico caminar sin este puto dolor”.

    Mejórese y encuentre luego ese comprobante de pago.

    Responder
  • 3. Pamela  |  mayo 31, 2007 en 8:14 pm

    Don Malaquías, parece que el otoño nos puso pesimistas… o es idea mía?, con respecto a lo escrito, es como la Ley de Murphy…
    a quien no le ha dado un dolor caballo de estómago cuando han cortado el agua? o tratas de prender algo y se te murieron las pilas y aprietas y zangoloteas el control remoto, yo me he pescado haciendoles masajes y fricción como si la porquería fuese a funcionar. O al entrar a una pieza prender la luz mil veces? dependemos demasiado de la modernidá digo yo… bueno, un besote, las ovejas volvemos al redil… P.
    El Bar está que sale… si creen en Odin, por favor encomiéndenlo, jajaja mi hermana lo agradecerá! Otro besote y a cuidarse que MAC ataca a todos sin distinción de raza, color ni credo.
    Como dijo un ” sabio y viejo amigo ” muchas agüitas de hierbas… aunque él no las tome…
    ( Mac es el microbio desconocido… jajjaja )

    Responder
  • 4. ximena  |  junio 1, 2007 en 3:18 pm

    corazon lindo ojala estes mejor, es cierto lo que dice mi hermana sobre MAC ( es una historia de un libro de basica de cuando mi mama era chica…osea dimensiona lo antiguo) en cuanto a lo basico ,por razones economicas ( esto del bar me tiene casi en la calle ) me tuve q cambiar de casa cuento corto , no tengo tina, microondas, secadora de ropa , cable ni computador ….lo mio si q es fuerte , pero no me la van a ganar aunque tenga que tirarme al trajin voy a sacar este put…bar adelante y espero q llegue luego el dia q me ria acordandome de estos dificiles tiempos ( x lo menos tengo refrigerador ). un beso,y buena salud para ti mi amigo

    Responder
  • 5. Don Vitto  |  junio 1, 2007 en 4:20 pm

    Ojo con las licencias y minivacaciones. Espero que hayan sido de más de 11 días, de otra forma la Isapre sólo cubre desde el día 4 y los tres primeros días si no los cubre tu empresa por política, te lo van a descontar de tu sueldo… Ya me ocurrió.

    Yo también viví un apagón la semana pasando mi licencia en Viña del Mar. Es divertido asomarse a ver qué edificios tienen generadores propios y no se les apagó el computador, la tele, ni nada electrón-dependiente. También es divertido observar desde la penumbra, cómo los autos iluminan las calles, se confunden las esquinas sin semáforos y hay un pequeño caos callejero.

    Malaquías, desde tu castillo porteño debe ser un espectáculo ver hasta dónde llega y no llegan los apagones en el gran Pancho.

    Responder
  • 6. maite  |  junio 2, 2007 en 1:48 am

    micoplasma es lo peor del mundo, yo he estado a segundos de contagiarme, pero siempre preveo la situacion y recurro a mi broncopulmonar de cabecera. Si, tengo un broncopulmonar de cabecera, lo veo minimo dos veces al año. pero lo bueno es que ya estas mejor y por tu sangre corren miles de antibioticos.
    Con respecto a las “faltas basicas de” tengo la suerte ( tipico que ahora todo falla) de que en mi casa esas cosas pasan MUY rara vez, pero cuando me voy de vacaciones a la playa sufro. Y mucho.La ducha es la manguera pa regar las plantas porque se robaron el calefont, del cable ni hablar, este año atinamos y nos llevamos el dvd, y cuando falla el agua en el litoral nos quedamos viendo la del mar, y la web ni la extraño.

    En fin. Ojala estes recuperado para enfrentar el frio polar que nos invade.

    Responder
  • 7. alex zappa  |  junio 3, 2007 en 8:28 pm

    mejorese…..a Malaquias ausente

    Responder
  • 8. Malaquías  |  junio 4, 2007 en 3:02 am

    Caliope: Gracias por los buenos deseos, ya estoy mejor, igual le agradecería que hable con sus autoridades para que no nos corten el gas, mire que el médico me prohibió las duchas frías.

    Autoexit: Y si, cuando nos fallan los servicios internos, la tragedia es peor, porque no ganamos nada huyendo de la casa. Para mi, el más desagradable es el romadizo constante, la fiebre, y ese dolor muscular previo a las gripes fuertes. En cuanto al comprobante, estoy casi que me rindo.

    Pamela: Para nada, mi optimismo sigue invicto, y de hecho tengo hartas novedades positivas que le dan la razón. Ya le contaré de eso. Y apenas pueda volver a degustar alcohol, mi primer brindis será a su salud y por la buena ventura del bar su hermana.

    Ximenita, no me ofenda: Mac, el microbio desconocido, era el germen que provocaba la fiebre de la risa. No me acuerdo de los detalles, pero explicaba cómo funcionaban las vacunas, y me acuerdo que al final todos los microbios atacan un sauce y mueren ahogados. Fue mi primera tragedia literaria. Y no se aflija por sus apremios económicos, estoy seguro que ya pronto sus finanzas gozarán de mejor salud.

    Don Vitto: Se agradece el consejo laboral-financiero, en todo caso confío en la impericia de mi nuevo jefe, y que no sepa tramitar una licencia, en cuyo caso pasaré piola. Y efectivamente, la Atalaya del Cerro La Cruz, alias Minas Tirith, es un palco espectacular para los apagones, especialmente cuando son de noche y las estrellas empiezan a aparecer.

    Maite: Quizás eso de necesitar tanto especialista en alveolos, sea justamente porque usté se va a la playa a ver películas en DVD, en lugar de respirar el saludable aire marino. Y eso de manguerarse puede tornarse una actividad muy interesante, pero como este blog es para Todo Espectador, no puedo explayarme en ese tema. Y sí, que venga el frío, que ya tengo mi guatero y mis calcetas chilotas.

    Un abrazo a todos.

    M.

    Responder
  • 9. omar  |  julio 21, 2007 en 1:55 pm

    hola bueno tengo mi mama enferma de mucha tos y ahogos quiero saber como debe haser para no tener esos sintomas o si se trata de los pulmones pero tose y no bota flema nada de eso quisiera saber como deberia curarse cuales son los pasos a seguir

    Responder
  • 10. omar  |  julio 21, 2007 en 1:55 pm

    por favor enviemela a mi hotmail como ella deberia curarse ok

    Responder
  • 11. Malaquías  |  julio 25, 2007 en 2:57 pm

    Buen Omar: Su mamá tiene lo que se conoce como “tos seca”. Han pasado varios días de su consulta y recién hoy la atendí. Pero bueno, así anda la salud en este país. Sería prudente que dejara de fumar esos habanos delante de ella, y que de vez en cuando la sacara del sótano para que tomase aire fresco y un poco de sol. Sino póngale mentolatum en el pechito (o mejor que se lo ponga ella, mire que los Edipos anda a la orden del día) y cualquier cosa me llama a mi consulta.

    Que tenga un buen día,

    Doctor M.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

mayo 2007
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: