A PEDALEAR CARAJO

febrero 21, 2007 at 8:49 pm 26 comentarios

En mi incesante búsqueda por ser y hacer un aporte a la humanidad, he decidido compartir con ustedes el fruto de mis profundas reflexiones acerca de cuál es el mejor invento del Hombre en, digamos, los últimos 168 años. ¿Tiene mucho tiempo libre? ¿Está demasiado excitado y le subió la presión por lo que NECESITA aburrirse un poco? Pues lea todo lo siguiente:

Decir 168 años en lugar de una cantidad indefinida, nos permite descartar de plano inventos que gozan de mejor fama, como la escritura, la rueda, la imprenta, los fósforos o el peo mañanero. También nos libra de una discusión teólogica, en caso de que algún masón infiltrado en este blog dijese “Dios es el mejor invento del hombre”, y de chistes facilistas como el ron, las mujeres, el sexo y la amnesia. (aunque una combinación de estos cuatro elementos, sí podría ser un invento interesante).

Además, los 168 años nos calzan perfecto para incorporar ese objeto increíble, esa obra cumbre del ingenio humano como es la bicicleta. Definirla como un vehículo de dos ruedas dispuestas en línea que avanza mediante la fuerza ejercida sobre sus pedales, es acertado y al mismo tiempo irresponsablemente insuficiente. Pero antes de ahondar en esos detalles, desahagámosnos de la posible competencia.

La penicilina: Puaj, qué burrada desde su origen. Considerando que viene de un hongo y que su invención fue más bien un descubrimiento, ya nos da argumentos suficientes para objetarla… qué digo objetarla, nos autoriza pa pescar la penicilina, tirarle un par de gargajos y guardarla para siempre en el archivador de los peores inventos de la historia. Pero si todo esto no es suficiente, haga usted, buen lector, el ejercicio mental de recordar la última vez que le inyectaron penicilina en el trasero. ¿Vio? Next.

La energía nuclear: Jajaja. Hágame el favor… El único lugar donde una planta nuclear es útil e incluso simpática, es en Springfield. (In your face, Belisario !) Y cuidado con la disidencia que tengo miles de amigos en Hiroshima y Nagasaki.

El Cine: A ver.. esta es fácil: solamente diré: “Mini Espías” y “Fuga”.  Hablar de las cientos de horas que he perdido viendo bodrios da para un post aparte, que de hecho haré. Pero les adelanto que si algún día me cruzo con el que hizo “Dark Water”, lo azotaré con una marmicoc hasta que pida perdón a mí y al resto de las personas que desperdiciaron dos horas de su vida en tamaña aberración audiovisual.

Las telecomunicaciones: Sí, aunque usted no lo crea, hay gente que piensa que instalar un aparato en la intimidad de su hogar, que cualquier extraño puede hacer sonar impunemente a distancia, a cualquier hora del día y la noche, fue la mejor idea que se le pudo ocurrir al hombre. Siguiendo esa línea, estos fanáticos inventaron luego la tele, la radio, el cable, el fax, el módem, internet, y el pay per view. En definitiva todo un mundo de posibilidades para que usté se quede en casa, acortando su vista y aumentando su volumen, enterándose de lo que pasa en Islas Feroe, pero sin tener idea de cómo se llama esa prima medio rica de su vecino.

Las pantys que no se corren, la toalla higiénica, la píldora, el sostén con relleno, etc: Meto todas estas chucherías en un solo saco, pa que la mayoría femenina que lee este blost no me acuse de ser imparcial en mis juicios. No tengo la experiencia empírica de haber disfrutado la ventaja de ninguno de estos inventos, pero sí me tocó padecer alguna vez el sostén con relleno, que es un chiste realmente cruel, niñas, creanmé. Además, los inventos que benefician sólo a la mitad de la humanidad (aunque sea la mitad más intuitiva, sensible y la que posiblemente pueda prescindir más pronto del otro género) quedan descartados.

Pero volvamos a la bici. Es segura, barata, no contamina, es saludable, sirve a cualquier edad, y según un informe de (ejem) mi casa de estudios, podría ser la solución al Transantiago (un tema sobre el que nunca escribiré porque ya me tiene harto). Además es bonita, a diferencia de su abuelito, el hilarante velocípedo.

Hace meses tengo ganas de comprarme una bici, o de simplemente recorrer el barrio San Diego, que me han dicho es como el paraíso terrenal de estos amables vehículos. Mi idea original era pedalear de Santiago a Valparaíso, y reverdecer así mis laureles de otras hazañas similares. Pero ahora como que se me aconchan los orines, como quien dice, salvo que lo haga en patota (interesados, comentar).

Claro, como toda invención humana, la bicicleta no es perfecta, y ahora último ha sufrido dos feas aberraciones, a saber. 1.- Le están poniendo motor (!) o sea, desvirtuando la esencia del invento (la autopropulsión) y, 2.- Están reduciendo el tamaño del sillín a niveles sospechosamente fálicos. Con un amigo descubrimos que seguramente los diseñadores de bicicletas, como todos los diseñadores, son definitivamente gays, y por eso quieren proyectar sus inclinaciones y compartirlas con el resto de los mortales, así que estén prevenidos cuando vitrineen su nueva bicicleta, no vaya a ser cosa que se ensarten (nunca mejor dicho) con una mala compra.

Y eso pues, les dejo la tribuna abierta para ver si se atreven a proponer un mejor invento que la bicicleta (propuesta que por supuesto haré polvo al instante) o bien para darme sugerencias sobre en qué cosas debo fijarme (aparte del precio, obvio) al momento de elegir mi futuro medio de transporte. Finalmente, reitero la invitación a armar un grupo de pedaleros para cubrir los 118 kilómetros que separan esta urbe mutante del bello puerto de Valparaíso, el alojamiento corre por mi cuenta. Y aguante la bicicleta !! (y ojo que se los dice alguien que casi se mata arriba de una de estas cosas).

Nos vemos.

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

JEFE SE BUSCA CHILITO EN LA PANTALLA

26 comentarios Add your own

  • 1. mhalat  |  febrero 22, 2007 en 8:09 am

    Pues sí. Yo también había ya reflexionado sobre las virtudes de la bicicleta. Por donde se le mire tiene virtudes. Yo la tomaba como ejemplo de invento “inteligente”. Simple y eficiente. También he estado pensando en alguna mejoras. Energéticamente el único punto débil que tiene es la disipación al momento de frenar. Un posibilidad más o menos obvia es un freno eléctrico regenerativo (->transformar en energía eléctrica), pero para que fuera útil tendríamos que instalarle un motor eléctrico que asista el pedealeo: es complicar las cosas y salirse de la filosofia de la bici. La otra, que no he pensado demasiado, es usar transformaciones de energia mecánica. Por ejemplo, como los autitos a cuerda (que al frenar se enrollara una lata en espiral y que al soltarla te impulse). Se me ocurren otras, pero esa es la mas plausible.
    De todas maneras, las bicis ya están bien como están. Saludos

    Responder
  • 2. Yo  |  febrero 22, 2007 en 2:22 pm

    Me uno a la iniciativa de hacer el ridículo en carretera, claro que lo digo por mi, sé que mi resistencia da para una simbolica parte de todo el tramo. Los 117 km restantes van a ser con suero, oxígeno y morfina para las pierna, jajajaja…

    avisa que yo también ando en búsqueda de mi bici

    Besos

    Responder
  • 3. Malaquías  |  febrero 22, 2007 en 2:57 pm

    Mire, don Halat, la veldá, la veldá? es que me ronda el presentimiento que esto de la bicicleta como mejor invento no es mía, sino un plagio de alguna conversación prediluviana con su persona. Así que, por las dudas, le cedo los créditos.

    En cuanto a la idea del resortito ese que se enrolla y estira: me gusta harto, en especial porque podría desembocar en la primera bicicleta con reversa.

    Saludos,

    M.

    Responder
  • 4. Pesaita  |  febrero 22, 2007 en 3:58 pm

    Y si (copiando tu modo de hablar), la bicicleta si que es un gran invento, prueba a comprarte una antigua son lindas, lindas.

    Pero creo que para mi, el tampax es el mejor invento del mundo…

    Besos

    Responder
  • 5. Malaquías  |  febrero 22, 2007 en 5:53 pm

    Tú (Yo): Okis, se ve que lo suyo es una bicicleta con motor, y ojalá respaldo reclinable, ventilador, y un estanque con Red Bull o cualquier otra bebida energizante. Estaré pendiente.

    Pesaíta: El Tampax es una metáfora perfecta de lo que puede pasarle a uno si está en el lugar correcto, en el momento equivocado.

    Responder
  • 6. Lau  |  febrero 23, 2007 en 5:34 pm

    Oye Malaquías, me gustó esto de hablar de las bicis…yo me compré una llegando a Santiago, pensando en que iba a ser mi fiel compañera…con el tiempo la dejé más abandoná!..ahí está…puro ocupando espacio en la terraza y escuchando como cada verano le prometo que “2 veces por semana” la iré a pasear por Pocuro…Falso, falso, falso!!….
    es pura flojera…en mis vacaciones fui a Mendoza, recorrí el parque en unas bicis arrendadas, genial!! batallé con mi estado físico, pero retomé la idea de salir a andar por lo menos 2 veces por semana aca en la capoital…a ver si ahora, de vuelta de vacaciones cumplo la promesa.

    Saludos !!
    Laura

    Responder
  • 7. Malaquías  |  febrero 23, 2007 en 8:10 pm

    Hola Lau, sips, las bicicletas son una gran cosa, cómo sabe si por ahí pedaleando la pilla otro poeta enamoradizo, jeje (sorry, te perseguiré con eso hasta el fin de tus días).

    Un abrazo,

    M.

    Responder
  • 8. Penélope Glamour  |  febrero 23, 2007 en 9:19 pm

    perdón, pero te crees que las bicis con motor son como los cohetes tipo correcaminos, donde te sientas, te agarras y sales disparado? se pedalea también , querido. Y si quieres, puedes ocuparlas sin el mentado motor. Velocleta, que le llaman, don Malaquías. Y no desinforme (tanto), que está hablando con una fanática de este specimen en 2 ruedas!!! Tiene todo lo bueno de un auto sin lo malo y lo mejor de la bicicleta sin lo horroroso. Por lo tanto, creo que sería útil para YO , que comentó más arriba.

    Mi otra opción son las bicis chopperas. Sin motor, pero más lindas que un sol. Y cero mamonas.

    Beso

    Responder
  • 9. Malaquías  |  febrero 24, 2007 en 1:43 pm

    Lady Glamour: no sé, no me termina de convencer lo del motorcito, y antenoche un velocletero (?) casi se mata al pasarse una luz roja. Le diré que iba bien rapido y sus patitas inmóviles, by the way.
    Bicis choperas, sip, muy bonitas, además el asiento es ancho y blandito, lo que siempre agradecerá un culón como el suscrito.

    See you,

    M.

    Responder
  • 10. Mauro  |  febrero 24, 2007 en 3:46 pm

    Don Malaquías, referente al punto del cine, sólo dos cosillas, no se dice “las cientos de horas …” se habla de “Horas Poto” frente a la pantalla grande (así como los pilotos acumulan horas vuelo). Y la otra, que ahí mismo Usté menciona otro grandísimo invento (desconozco su data) la Marmicoc.-
    Saludinos.- MAURO

    Responder
  • 11. Carlot  |  febrero 24, 2007 en 6:29 pm

    yo quiero andar en bici esos 118 km desde stgo a valpo!!!!!
    me uno a la patota, eso si, no me quedaré en tu casa, pa eso mis padres viven en el cerro de al lado.
    Mi bici negra está comenzando a ser usada, nuevamente, después de dos meses de abandono….y si. es uno de los mejores inventos del mundo….pero no estoy segura de que sea EL mejor…

    me reí mucho con este post M, lo necesitaba.

    Besos amigo lindo.

    Responder
  • 12. Wallas  |  febrero 26, 2007 en 3:08 pm

    Siempre me han gustado las bicicletas, pero extrañamente, cuando quiero comenzar un romance con ellas, nunca funciona. Excepto en mi infancia, cuando tenía una cross (¿asi se escribe?) y me creía artista del peligro y me andaba sacando la shusha todo el día. Algunos porrazos fueron biblicos. Pero me atrevo a nombrar otros inventos que a mi parecer son notables: llevar lectura cuando uno va al baño, el ipod, la piscola, el trapero y el realismo mágico. Pero yo me quedo con uno: la guitarra eléctrica (puedo escuchar a la paulita diciendo “ESSSSOOOOOO!!!!!!!!”). ¿Por qué? Porque si la bicicleta cultiva el físico, la guitarra el alma y el espíritu, y la variedad de sonidos y recursos que tiene este instrumento por su condición de ser eléctrica, permite que se ericen los pelos y se sienta una explosión en la guatita con una intensidad que, me atrevo a decir, no se había logrado con otro instrumento. Además, su desarrollo permitió la aparición de géneros musicales realmente notables.
    Eso, gracias por su atención.

    Responder
  • 13. Malaquías  |  febrero 27, 2007 en 3:29 am

    Don Mauro, siempre un lujo saludarlo. La verdá es que igual me he dedicado a matar la industria del cine a punta de pirateos y arriendo de películas, así que tantas horas perdidas en una butaca no han sido, pero de que me he tragado bodrios, lo he hecho.

    Carlot: Para eso estamos, señorita. Y hasta el momento taríamos solos en esta travesía, así que habrá que ponerle fecha no más.

    Don Wallas: El water propiamente tal se lo concedo como un buen invento, porque eso de leer mientras se caga es antiquísimo (¿o pa qué creen que hacían las pinturas rupestres, en primer lugar?).

    En cuanto al IPOD, lo encuentro bien charchita la verdá, prefiero los infinitamente más baratos y proletas pendrives con MP3, pero bueh, tampoco tengo un gran oído musical.

    LA PISCOLA? Brf, perdóneme la pachotada, pero el Cuba Libre es a la piscola lo que el Pastrami a la Mortadela Lisa. Y esos cañazos… uf… no, no, no: le voto diablo amigo Wallas, y que el burro Ruperto, don Jacinto el Boticario, la piscología pura, y las minas de Capel, me chupen un huevo.

    El trapero? O bien se refiere a un objeto absolutamente distinto, en coa carcelaria (como la empaná, un pollito al velador, la pata de camello, etc). o definitivamente no entiendo una propuesta tan ñoña y frágil.

    Realismo Mágico? “Ay sí, yo leo mucho, mmmm, ay sí García Marquez turn me on, ay si, quiero pasar 100 Años de Soledad en la Casa de los Espíritus, ay sí, cuando tenga un hijo le pondré Macondo, etc…

    Ahora vamos a lo de la guitarra. Lo bueno es que agarró un invento rebarato, que puede tener todo el mundo. Mire, para ser justos, supongo que mi invento escogido ha matado a más gente que el suyo, pero también supongo que en este momento hay más personas montadas en el mío, que manoseando la suya (mmm.. habría que revisar la redacción de esto). Además, la guitarra eléctrica depende, obviamente, de la electricidad, o sea, es poco autónoma, y por lo mismo no es muy útil en fogatas, campamentos y otros eventos de esa índole. En lo personal, prefiero la de palo, pero dado que soy un cero absoluto tocando la eléctrica, puede que mi voto esté influenciado.

    Yap, inof, un abrazo a todos.

    Responder
  • 14. Alex Zappa  |  febrero 27, 2007 en 11:29 am

    saludos a Malquias de su big brother……

    Responder
  • 15. Alex Zappa  |  febrero 27, 2007 en 12:50 pm

    POR AQUI VA LA COSA…
    Piden estacionamientos de bicicletas en colegios y Metro

    Ciclistas quieren más kilómetros de ciclovías en la ciudad y las prometidas guarderías de bicicletas en el Metro: un proyecto que el ministro Espejo conoció en Europa.
    Alba López

    Cerca de diez agrupaciones de ciclistas llegaron ayer hasta el Ministerio de Educación para hacer entrega a la titular de la cartera, Yasna Provoste, de una carta donde le piden que instruya a los administradores de los colegios para que habilen estacionamientos de bicicletas para sus alumnos. La idea, dicen, es que los jóvenes puedan usar este medio de transporte como alternativa a los buses Transantiago.
    “Creemos que es necesario dar estas facilidades. Lo que pedimos, además, no requieren grandes inversiones. Queremos que el ministerio le de instrucciones a los administradores de los colegios para que habiliten estos espacios, porque en muchos establecimientos incluso prohíben que los estudiantes lleguen en bicicletas “, dijo Luis Mariano Rendón, de Acción Ecológica.
    La inicitiva de estas agrupaciones se suma a otras de mayor envergadura, donde las bicicletas son las grandes protagonistas: más kilómetros de ciclovías en Santiago y guarderías en estaciones de Metro.
    De hecho, este último proyecto fue testado en terreno por el ministro de Transportes, Sergio Espejo, en un viaje que realizó -en diciembre pasado- a Europa.
    En esa ocasión el secretario de Estado comentó que “vamos a ver la experiencia de la autoridad metropolitana de transportes con especial atención en la integración modal, es decir, buses, Metro, bicicletas”.
    Pero hasta la fecha no se ha tenido noticias de los aparcaderos que, supuestamente, traería la implementación del Transantiago.
    Consultado sobre el tema Metro dijo no tener “información nueva respecto a ese tema”. Ello pese a que en el Festival de la Bicicultura -efectuado en diciembre pasado- esta empresa anunció que desarrollaría un proyecto piloto de guarderías durante un año, con inversión, administración y operación a costo de la firma. Dicho piloto sería realidad en tres estaciones (Bilbao, Vespucio Norte y otra de la Línea 4), a las que se sumarían también Manuel Montt, incorporada en la concesión del estacionamiento subterráneo bajo la Plaza Felipe Dawes y Escuela Militar, dentro de la concesión Proyecto Subcentro Las Condes.
    Mientras algo de eso se concreta, la organización de ciclistas “Arriba e´ la chancha” no está dispuesta a quedarse de brazos cruzados. Por ello prepara, junto a un grupo de arquitectos, su propio proyecto de estacionamientos de bicicletas en lugares como malls, edificios de oficinas y espacios cercanos al tren urbano.

    PERDONE Malaquias pro ocuparle mucho espacio..pero vale la pena..
    atte.
    Alex Zappa (como siempre zapienado)

    Responder
  • 16. Alex Zappa  |  febrero 27, 2007 en 1:37 pm

    Que me disculpes Malaquias..de nuevo por los horrores
    de ortografia pero casi nunca escribo letras…
    al parecer tengo una especie de dislexia selectiva.

    Responder
  • 17. Malaquías  |  febrero 28, 2007 en 5:54 am

    Don Alex, se agradece el extraordinario aporte, que sabremos seguir con atención. Me recuerda lo que pasó en Valpo unos meses atrás, donde un grupo de ciclistas, pintó a la mala el flamante paseo de la costanera, con una señalética de ciclovías, en una obvia protesta por la falta de estos espacios en la ciudad puerto. Recuerdo haber celebrado la originalidad de la iniciativa, así que a pedalear hasta la revolución, compañeros.

    Abrazo,

    M.

    Responder
  • 18. Alex Zappa  |  febrero 28, 2007 en 1:49 pm

    Melquiades es un lindo nombre..ademas de un alquimista..
    esos son los que hacen falta en nuestro dias para poder arreglar la cagada ecologica que estamos dejando..

    Responder
  • 19. Malaquías  |  febrero 28, 2007 en 11:08 pm

    Sí, Melquíades es un lindo nombre…

    Atentamente,

    Malaquías.

    Responder
  • 20. autoexiliada  |  marzo 1, 2007 en 1:13 pm

    Pucha, me desaparecí por un rato pero ahora tengo un par de segundillos para aportar con ñoñadas.

    Mis inventos son, el tampax (como pesaíta) hubo un tiempo en q creí q la malla sec pero no. Y como me he vuelto femenina de un tiempo a esta parte, sumo a esto las pinzas y la depiladora, el push up pa las minas planas, el colaless para los pantalones blancos y de esos con telas macabras que marcan hasta las estrías y acabo de descubrir la cera para el pelo, y obvio, el alisador de pelo.

    Y volviendo a ser “Pablo” digo q lejos, pero lejos la bicicleta es lo más top del mundo, pelo al viento, subidas del orto que dan ganas de dejar la hueá botá, saltitos de montículos, y la bajada, todo sea por la bajada….es lo mejor de pasear en un cerro en bici. La gracia de la bici es que contornea mi piernarrrs. Y gracias a ella conocí el amorrrs.

    abrazo

    Responder
  • 21. Penélope Glamour  |  marzo 1, 2007 en 11:14 pm

    Autoexiliada:

    Sólo diré una cosa:
    JAJAJAJAJA

    Eso.
    Saludos a tu amor.

    Responder
  • 22. Pesaita  |  marzo 2, 2007 en 2:32 pm

    Autoexiliada:

    Siiiiiii las pinzas son el mejor invento del mundo!!!! Y sé que los hombres también usan!!!

    Abrazos, se le extraña.

    Responder
  • 23. Malaquías  |  marzo 2, 2007 en 3:45 pm

    Pinzas? Cera para el pelo? La verdá, cada vez entiendo menos a las mujeres, es como si fueran de un género completamente distinto al mío. Pero bueh, viva la diversidad, y sí, volveré pronto, con “Salitre para el Ego” cha cha cha chaaaán.

    Responder
  • 24. autoexiliada  |  marzo 2, 2007 en 4:22 pm

    Malacue,
    Pesaíta me extraña a mí, no a Ud. …. BUAAAAÁ, esto es como si fuera mi hogarsss.

    Vieras la de cosas de mujeres que he aprendido (y aprehendido) con mis compañeritas ultra féminas. Hay una hueá que la cagó. Es como una lima, pero como de esponja, que se pasa SOBRE las uñas: por un lado se pasa la lima que opaca la uña, luego, se pasa el lado contrario, que tiene una esponja la raja que las hace brillar hasta el infinito. LEJOS, las mejores dos lucas invertidas en mi vida.

    Volveré pronto, cuando me autoexilieN de la pega realmente.

    Abrazotes por doquier.

    Responder
  • 25. Carlot  |  marzo 3, 2007 en 5:19 pm

    jejejejejejejejejejej mucha risa con los post…

    adoro las pinzas.

    Responder
  • 26. ximena  |  marzo 24, 2007 en 7:33 am

    queridos tarde pero igual quiero meter mi cuchara…que me dicen de la pildora anticonceptiva osea…..lejos si no se lo dieron ( perdon x la ignoracia)ese tipo/a escomo pa ponerlo en un altar….opino yo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

febrero 2007
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: