JEFE SE BUSCA

febrero 19, 2007 at 8:57 pm 6 comentarios

En mi trabajo, hace ya algunos meses que estamos sin jefe supremo. Vale decir, la anarquía. Y como ninguno es, digamosló, muy proactivo, este verano ha sido fértil suelo para cultivar hobbies de tan dudosa utilidad como dormir en el escritorio, chatear en  seis ventanas de MSN al mismo tiempo, hacer la cimarra, fumar en el estacionamiento, y mi favorito, escribir ñoñeces en mi blost.

La cosa es que al parecer esta panacea de sueldos dignos y trabajo exiguo, se acaba pronto con la aparición de un candidato a jefe: un ex marino opus dei de gran afinidad con los directores gringos y altamente calificado para el trabajo que aquí se desarolla.

Siendo yo un progresista de pelo largo y viril arete en la oreja izquierda, sabrán comprender mis temores. Afortunadamente, no estoy solo, porque la oficina está compuesta por consumidores habituales de sustancias que, por decirlo así, no se encuentran en su almacén amigo (o tal vez sí, vaya uno a saber en qué barrio marginal vive usté); también le tenemos madres solteras (recuerden: OPUS DEI), remisos del servicio militar, extranjeros ilegales y ateos todos.

Llevando las cosas al extremo, casi me puedo imaginar el siguiente diálogo:

Jefe Popeye: Cabo Valderrama!!
Yo: Firme mi capitán!
JP: Mandó el comunicado que se le encomendó a las cero ochocientas de hoy?
Yo: Negativo mi capitán, estaba de franco.
JP: Al suelo, inepto, y págueme diez. 

Para que me entiendan mejor: con el antiguo jefe alguna vez compartimos un asado bien regado en su casa, y ahí, borrachos hasta decir basta, él, yo y un par de compañeros de trabajo oficina, cantamos “El Pueblo Unido Jamás Será Vencido” a todo pulmón. También recuerdo, ahora con dolorosa nostalgia, incontables “reuniones almuerzo” que corrían por cuenta de la empresa y las pichangas de dos horas de cada miércoles.

En el esplendor de esta oficina, algunos hacían yoga, yo me iba antes a mis clases de mecánica, o al gimnasio, o simplemente a dormir la siesta a mi casa. Durante este período  de transición, reemplazamos estas edificantes actividades por los hobbies descritos arriba, pero en caso de llegar este almirante retirado, unos y otros tendrían que guardarse en los Cuarteles de Invierno.

Así que ahora los dejo, para irme a ensayar el Himno de la Armada, practicar la jerga náutica y retomar la práctica de nudos que aprendí en scout. Hasta la vista, marineros.

M. 

PD: Iba a cerrar con un “que Dios nos pille confesados”, pero siendo Opus Dei, supongo que lo tiene de su lado.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

AY, L’AMORE A PEDALEAR CARAJO

6 comentarios Add your own

  • 1. Carlota  |  febrero 20, 2007 en 1:56 pm

    uuuhhh Diego se viene se viene !!!!

    siempre has dado la impresión de que tu oficina es la extensión del living de tu casa….no te imagino trabajando en otras condiciones, pero bueno, sé que te adaptarás. el paraíso no es eterno, dímelo a mi, que cada cierto tiempo me caigo al infierno a dorarme un rato.

    y eso de q el tipo es opus dei , por lo que de seguro tiene a dios a su lado…. no hay que pegarse en el pecho todos los domingos para tener deidades personales, y eso debieras saberlo.
    basta de católicos hipócritas y vendedores de falsa bondad!

    besos y ánimo.

    Responder
  • 2. Pesaita  |  febrero 20, 2007 en 2:28 pm

    jajajaja ahora si que me rei demasiado, puta que te gusta cantar cuando estai curao!

    Bueno, prefiero a mi jefe que no está nunca en la oficina, ya que se dedica a sus labores extramatrimoniales en horario de trabajo, mientras nosotros en la oficina, cantamos, bailamos reggetton y comemos cochinadas a deshoras…

    Saludos

    Responder
  • 3. Penélope Glamour  |  febrero 20, 2007 en 4:12 pm

    Opus Dei y Marino. Conozco bastantes opus dei para poder decir con soltura que me da más susto su formación marinesca/armadesca. Pero bueno, todo depende de cómo lo mires: no sé si preferir a un jefe verborreico y ladrón o a uno rígido y que no te va a convidar a su casa ni a regalar de su copete (que en verdad no es su casa ni su copete, sino el recorte de por aquí y por allá de alguna empresa financiada por capitales gringos). Ups… cualquier semejanza con la realidad es sólo hilar demasiado fino. O no?

    De cualquier manera, tengo tantos problemas con el concepto de autoridad, que me daría lo mismo. A los dos segundos ya le habría dicho un par de pachotadas estilo… “No entiendo por qué me preguntas si es un dato objetivo tal cosa, cuando acabo de decir que la ley dice esto. El gusto de hacerme perder tiempo y saliva repitiendo hueás”, como en una reunión reciente. Así que suerte, M.

    Responder
  • 4. Malaquías  |  febrero 20, 2007 en 5:38 pm

    Carlota: Antes que todo: ¿Diego? Quién es Diego? Segundo, me extraña que usté, conociéndome como me conoce, dude de mi capacidad para rendir bajo presión. O no sabe acaso que estuve bajo las órdenes de cierto diputadillo que se pelaba parte de mi sueldo, me hacía trabajar los sábados y me encargaba cachos domésticos? o de cuando me levantaba a las seis y volvía a las once de la noche, porque trabajaba en La Calera? Ah? Ah?.

    Pesaíta: Uf, sí, veo que me entiende. Nada como un jefe califa para fomentar el relajo laboral.

    Penélope: Yo creo que no conozco ningún Ocus Pocus, salvo por Lavín, Longueira y los del Código da Vinci, así que comprenderá mis aprehensiones. En cuanto a sus pachotadas, se ve que usté NO es Usté cuando se enoja.

    Saludos, M.

    Responder
  • 5. autoexiliada  |  febrero 20, 2007 en 6:32 pm

    Tengo amigos Opus, y son buena onda, orates en su tema pero…quién no? Y manejo el mismo problema con la autoridad q Penélope, a mi actual regidora le acabo de espetar: “págame lo q al asesor, y te aconsejo las 24 horas, pero con este sueldo de analista, confórmate con lo que hay”.

    Debo decirte, mi buen amigo, que me siento bastante plagiada con el tema Hulk, sobre todo porque esa frase ha sido mi nick en innumerables oportunidades, y le llevan foto incluida.

    abrazo

    Responder
  • 6. Carlota  |  febrero 20, 2007 en 10:47 pm

    como sea DIEGO, pa variar me malinterpretas. lo de tu trabajo- living es un cuento que tu mismo te has encargado de esparcir por todos lados. ahora, al parecer, te tocará trabajar de nuevo.

    1. alguien mas ya te dijo DIEGO en algun momento de este blog.

    2. hay un post que se titula alterDIEGO

    3. te enojai por todo.

    4. si querís tb po

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

febrero 2007
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: