LA CIUDAD DE LA FURIA

enero 9, 2007 at 2:15 pm 14 comentarios

Trotaba ya casi al borde del desmayo por el Parque Forestal, el viernes a eso de las nueve de la noche, cuando de un repente, de la micro amarilla esa que estaba en el paradero, vuela un tipo, digamos un cabro de unos 19 años, y azota su  cabeza directamente sobre el pavimento.

Detrás del candidato a occiso, se baja un tipo mayor, diría de unos 45, 50 años, y lo putea despacito pero constante, al muchacho que ya comenzaba a sangrar por el costado del cráneo. Yo miraba atónito la escena, y apenas reaccioné cuando el viejo le pateó la cara (sí, tomó impulso y le dio un puntapié cual pelota). Cuando yo y otros testigos nos acercamos, el agresor se fue caminando rapidito, pero sin correr.

Otro cabro que estaba en el paradero explicó: el gallo que ahora yacía tendido en el suelo, con cara de ketchup, venía dando jugo en la micro (dar jugo: chilenismo que denota molestar al resto o hacer el ridículo), y al parecer insultó o agredió al tipo que después se cobró venganza con la punta de su zapato. El cabro estaba a todas luces curado como sapo.

No sé si por el exceso de alcohol en el estómago, o bien por el conchazo que se había pegado, o por las patadas maleteras, o porque cuando lo di vuelta, se me resbaló y se pegó en la nuca, pero el cabro comenzó con unas convulsiones extrañas, que me anunciaron la familiar vomitada etílica. Con otro samaritano, lo pusimos de costado en la cuneta, para que no se ahogara con sus propios fluidos. Ya habían pasado como 10 minutos, cuando atinamos a llamar a los del Orden y la Patria.

Mientras esperábamos, comenzó a sonar el celular de Esteban, que así se llamaba el aporreado, y era la polola. (nota: en la pantalla del celular salía el propio Esteban rapeando). Luego llamó un amigo y finalmente la mamá, que llegó casi junto con los paquidermos. La pobre señora estaba casi en shock y zamarreaba a su hijo semi inconsciente. Al final llegó la ambulancia y se lo llevaron a la posta central. Había pasado casi una hora desde que encontramos al tipo tirado en la calle.

En resumen: un tipo curado cae de una micro, después lo repasan a patadas en la cabeza, y queda tirado una hora sin que nadie (o la mayoría) haga nada. La gente pasaba por el lado y tomaba la micro, como si todo aquello fuera una hueá cotidiana. A veces me asombra la capacidad que tenemos pa desentendernos del resto, y eso en Santiago llega a niveles alarmantes.

Recuerdo que hace un par de años se hizo un experimento en las principales ciudades del mundo. Un tipo simulaba estar muerto en la vía pública, y se tomaba el tiempo en que algún transeúnte reaccionara. Me gustaría hacer lo mismo en Chilito, a ver si esto de ser los más tristes y estresados de América es algo que nos tenemos plenamente merecidos… por vacas.

Ah, Feliz Año. Je.

 M.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA RAYA PA LA SUMA EL KARMA

14 comentarios Add your own

  • 1. Pesaita  |  enero 9, 2007 en 7:08 pm

    P
    R
    I
    M
    E
    R
    A como siempre!!!

    ooooooooye si cada día esta peoooooor la cosa nooooooo, si ya no se pueeeeeeeede ni salir a la calle!! (diría mia buela)

    Pero si el cabro era rapero, seguramente era un delicuente juvenil, asi que bien merecido se tenía la patá en la cara!!!

    No tamos ni ahi con el JI JO!!! Viva el Rockanroll!!!

    Responder
  • 2. mauro  |  enero 9, 2007 en 7:39 pm

    Eso de que “se me resbaló y se pegó en la nuca…” Me recordó al Super agente 86 cuando se hincaba sobre los agonizantes y terminaba de rematarlos. Pero en serio, en Ciudad Fea la gente es realmente como el hoyo, dando las disculpas respectivas al Sr. Hoyo.
    Saludos Paladín

    MAURO

    Responder
  • 3. nuevededos  |  enero 9, 2007 en 8:05 pm

    en santiago en todo caso viven mas de 6 millones de personas.
    que de vez en cuando a 500 o 600 les aforren unas cuantas patas en la cabeza no hace a esta una ciudad violenta.

    pico, ya me aburri de la fundacion futuro y las casas con alambre de puas y electric fence… pura alharaca.

    si se puede salir a la calle.
    si se puede andar tranquilo.
    a lo mejor no se puede tomar hasta quedar en estado de vegetal e hincharle las pelotas a cuanto paisano se te cruce sin esperar nada de vuelta, pero esa es una situación bien puntual.

    la cosa es así. el perico se transó con uno malas pulgas, vale, pero igual se encontró con un par de samaritanos. en la misma ciudad. la wea no será cotidiana, pero aumentar hasta el centenar el circulo de mirones no va a ayudar más.

    Responder
  • 4. Malaquías  |  enero 9, 2007 en 8:40 pm

    Pesaíta: De todo corazón espero que lo tuyo sea hueveo, porque la onda “pitéate un flaite” no me va. Además que un bigotito a lo hitler y una svastica en el brazo tampoco le luciría mucho a usté, mija linda.

    Mauro: Tanto tiempo, si, a mi me dio como pena-risa la situación porque mal que mal, mi intención era asistir al herido, no darle más cabezazos contra el suelo. Lo bueno (¿?) es que estaba curado al borde de la inconciencia, así que no lo sintió tanto.

    Don Nueve: Usté sabe que las estadísticas pasan a segundo plano cuando el protagonista es uno, porque no es lo mismo decir “En Santiago violan a una persona cada 10 minutos” que ser usted mismo, señor Dedos, ese pobre cristiano al que violan 6 veces por hora, las 24 horas.

    De todos modos, estoy con usted en eso de que hay más miedo que peligro real, y que eso de encerrarse pa vivir en paz es una soberana pelotudez. Pero mi punto era otro: era el tema de la indiferencia frente a este tipo de situaciones. Cuántas veces vemos un tipo muerto de curado y pasamos por el lado sin hacer nada… no sé, capaz que Sor Teresa de Calcuta me está poseyendo o algo así… guácala.

    Saludos,

    M.

    Responder
  • 5. nuevededos  |  enero 10, 2007 en 3:05 pm

    M. my friend, nunca creí que leería en la misma oración Sor Teresa de Calcuta y alguna conjugación del verbo Poseer.

    Responder
  • 6. ximena  |  enero 10, 2007 en 8:30 pm

    desde coquimbo los saludo queridos santiaguinos….y les comunico que x aqui la familia miranda anda igual q x alla , pero sera q aqui el q no es pariente es vecino o lo q sea pero si m hago la muerta en la calle convulsiono coq. salgo en el dia ( diario local) y capaz q estos tales de sus mad….me den mi patente, detalles aparte aqui todavia si pasa algo se movilizan todoooooos…el otro dia se perdio una niñita d 3 años en la playa changa ( changa beach…solo para el pueblo los turistas van a la herradura)y salio toda la playa a buscarla y se demoraron nada en encontrarla …o sera q el pueblo es mas solidario,como sea , santiago es muy grande y cuando dejaron de existir los barrios y ya nadie sabe donde vive el profesor de sus hijos o el del almaceno como se llama tu vecino y lo q es peor ya no t importa entonces la cosa se puso fea y no le veo mucho remedio , quizas pase como con esos ratoncitos no se d donde q cuando ya son muchos se tiran x un barranco…q apocaliptica…perdonen la lata

    Responder
  • 7. Don Vitto  |  enero 11, 2007 en 2:59 am

    Yo vivo en un barrio bien tranquilo (en Santiago) y ando de noche tranquilamente caminando a veces, aunque las calles se pongan bien oscuras. Sin embargo, a pocas cuadras de la casa, en las “Torres de Apoquindo” ya han ocurrido dos hechos de sangre, el primero fue por culpa de la misma víctima, o sea, se suicidó, pero el segundo ocurrió por un tipo que se encontró con un vecino malas pulgas y una discusión que terminó con un certero golpe que mandó al entonces potencial occiso a rebotar en un auto para luego dar con su cabeza en el pavimento, pasando de potencial a confirmado occiso.

    Victimario: Unos 45 años
    Víctima: Unos 60 y algo años

    Después de esto y de muchas cosas alarmantes que aparecen en las noticias, no hay nada como el buen barrio Almendral en Valparaíso, donde las peleas eran y deben ser todavía entre unos travestis bigotudos que a los más guapetones como a mí y mis amigos nos ofrecían ‘compañía’ a cambio de nada o talvés sólo cigarros.

    A cuidarse… ya no se puede andar por la calle, mejor es por la vered… anda mucho loco manejando.

    Responder
  • 8. Malaquías  |  enero 11, 2007 en 3:13 am

    Don Nueve: lo mismo digo, por eso el “guácala”

    Ximenita: bienvenida de nuevo, pasaré por alto eso de llamarme santiaguino, e invito al resto de mis amigos porteños y viñamarinos a hacer lo mismo. Todo porque, si Alá así lo quiere, andaré por sus tierras la próxima semana. Así que mande la dirección para pasar a saludar y tomarnos una rica bebida sin alcohol (claro que puedo llevar una petaquita bajo el brazo).

    Don Vitto: esos travestis sí que eran guácala, incluso más que Sor Teresa. Y lo de “anda mucho loco manejando” bueh: “AHÍ SI, YO TENGO AUTO….. ” Abrazos a tutti.

    Responder
  • 9. Pesaia  |  enero 11, 2007 en 6:29 pm

    Obvio que es broma po nerd!

    Si mi peor es nah es Jijopero po!!!! jajajaja

    Besos

    Responder
  • 10. alex zappa  |  enero 11, 2007 en 9:21 pm

    Santiago es ciudad violenta en muchos aspectos, sobre todo en actitudes, una ciudad acelerada que vive asi y crece asi.
    Pero que le den de patadas en la cabeza a alguien en el suelo?..eso es puramente primitividad urbana y aqui y en la quebrada del aji es una locura.. pero solo cuando las cosas le pasan a uno?..alli si tienen relevancia…..
    Recuerdo que mataron hace poco a patadas en la calle a un joven de 22 años..pura y sencillamente por bacilon…
    y mas encima grabaron “la gracia” en un celular…
    Asi de maricones…..
    siempre existira la violencia y no estoy haciendo filosofia
    barata pero los codigos no escritos…..estan hechos para los hombres…pegale a alguien que se la pueda contigo y nunca en el suelo……otro gallo cantaria o no?

    atte. malaquias

    Responder
  • 11. Malaquías  |  enero 12, 2007 en 1:49 pm

    Pesaíta: qué bueno que era hueveo, porque viva el ji-jó y un saluo a los cauros de la SanGre : al Yogu Yogu, al Potencia, al Carehacha, al Leche Sucia, a la Camboya, el Sayayín, y a todos los broder del pasaje 4 que siguen devotamente este blog.

    Querido Hermano: Y si, hay gran cobardía en patear en el suelo a un curado, en especial si el curado es uno.

    Responder
  • 12. Su  |  enero 12, 2007 en 3:41 pm

    Y claro que si…hace poco conoci a una chica de Conce y lleva viviendo 2 meses aca y esta horrorisada,dice que la gente es demasiado violenta sobretodo en las micros.Que malo no?

    Pena me dio el pobre cabro!!pa que tanta agresion?
    Un beso
    S.

    Responder
  • 13. Malaquías  |  enero 12, 2007 en 6:27 pm

    Hola Su: No sé, aunque no se pueda generalizar (de hecho, tengo varios amigos santiaguinos de lo más piolas) yo diría que muchos habitantes de la metropolis, están bien majaretas. Ahora bien, pa ser justos, también he visto cuestiones brígidas en el Puerto, pero nunca algo tan maletero como lo que conté aquí.

    Un abrazo.

    Malaquías, on vacations.

    Responder
  • 14. Carlota  |  enero 15, 2007 en 3:20 pm

    Concuerdo con el señor 9 dedos…

    Hace tiempo que aprendí a andar en la calle sin miedo de lo que pueda pasar. El miedo reprime. Y no voy a reprimirme, nunca más.

    Anda a ver mi lugarcillo a ver q opinas. Es bastante privado, quizás pretencioso, no sé…. sólo escribo lo que siento.

    Besos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

enero 2007
L M X J V S D
« Dic   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: