VIEJO ES EL VIENTO, Y SIGUE CORRIENDO

noviembre 12, 2006 at 5:17 pm 8 comentarios

Advertencia: post semi mamón. Lea bajo su propio riesgo. 

Cuando era chico y preguntaba si faltaba mucho para el año dos mil, me imaginaba que para esa época sería ya un caballero de bigote (siempre me dibujaba con pelo sobre el labio, no sé por qué) con casa rodante, auto, esposa e hijos en la universidad. Hace dos días cumplí 30, y es inevitable comenzar con los odiosos contrapuntos entre los proyectos soñados cuando niño, y mi realidad de semiafeitado peatón soltero arrendatario.

 Pero en la raya para la suma (una suma laaarga, que por cierto les evitaré) soy un tipo feliz, y eso es lo importante. Evidentemente, mi convicción de que la felicidad es una cuestión que se construye a diario, y no un proyecto de jubilación, ha tenido mucho que ver. Las últimas semanas han tenido mucho de eso, mucho de dejar de pensar en la felicidad a largo plazo, y focalizarme en el bienestar más cercano. Sé que esto contraviene las creencias habituales de que la felicidad es una recompensa tras mucho esfuerzo y renuncias pero, como dije, funciona para mi, y que bueno que así sea.

Por eso estoy por el momento dedicado a disfrutar, a relajarme y tomar la vida como viene. Y partí con el pie derecho: llevo 5 celebraciones de mi cumpleaños, en lo que solíamos llamar la Semana Valderramera. La cosa partió el miércoles con una vigilia hasta las 3 de las mañana, junto a mi círculo más cercano, al amor de unas cervezas, y un ron de Nicaragua que, después de probar el brebaje, se transformó en mi nueva Tierra Santa. El jueves tuve un approach en la tarde con tortita en la oficina, y en la noche fue la celebración central, con un carrete animado por los muchachones de Priapo y donde canté y bailé (a ratos a guata pelada) pese a la presencia de mi jefa y una profesora de mi universidad.

En algún momento de esa noche borracha, parado detrás del micrófono, miré la concurrencia y vi el resumen de esta vida que así, de tumbo en tumbo me he armado. Apoyada en la barra, una de mis grandes amigas, que se las arregló para ir, pese a que se amanece en el laburo; sentado por allá el leal Venegas, el de los viajes psicodélicos; el sempiterno Boza, y el excelente Candia de la alegría pétrea. En una mesa amplia, mis compañeros del Magíster, cariños internacionales, que son como la novedad de la temporada, y junto a ellos, los de la oficina, donde sembrar amistades cuesta a veces tanto. Y en el bolsillo, en el celular, los saludos de la gente que de alguna manera quiso estar pero no pudo, y que yo extraño tanto.

El jueves me acosté a las 5:30, para despertar 3 horas después gracias a mi prolijo reloj interno, pese a que mi autoridad laboral me había obsequiado dos horas de permiso para llegar tarde (claro, seguramente se apiadó de mí, luego de escucharme balbucear Arrancacorazones, de A77aque) Como no hubo caso con volver a dormirse, me regalé un baño de tina, cual damisela en flor. Tras un día de mierda muy agotador, volví al terruño, al viejo puerto, donde más amigos, ahora de los secretos, me esperaban pa celebrar con empanadas, cervezas y vienesas a la parrilla (la recesión, ustedes saben…)

Y así ha seguido este finde, con momentos muy especiales y sorpresivos, haciendo nuevos amigos y confirmando que don Destino se manda solo, y que a veces no sirve de nada darle tanta vuelta a un tema, y es mejor dejar que las cosas fluyan e ir viendo qué pasa.

Tengo 30 años. En la calle soy cada vez más “caballero” y menos “joven” cuando me preguntan algo. Los futbolistas de moda nacieron cuando yo ya vestía uniforme y algunos doctores son más jóvenes que yo. Tengo 30 años y no hay arito en la oreja, ni anillo en el dedo gordo, ni tatuaje que lo revierta, aunque ya he intentado dos de tres. Tengo 30 años y a los saludos de los amigos se suman los del banco, las tarjetas de crédito y las casas comerciales. Tengo 30 años, y no siento que los tenga…

pero sí los tengo.

M.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

LA VERDAD DE LOS GIMNASIOS SOLTAR EL HUACHO 2

8 comentarios Add your own

  • 1. alex zappa  |  noviembre 12, 2006 en 6:53 pm

    y que cumplas muchos mas………espero celebrtar uno de ellos contigo porq

    Responder
  • 2. 25  |  noviembre 12, 2006 en 6:56 pm

    malaquidiego:

    las innumerables, inclasificables y diversas experiencias vividas, además del desarrollo de la propia cabeza (léase “apertura del mate, expansión de la mente, complejidad en la elaboración de ideas, aumento de la corteza cerebral en uso, etc) son mil millones de veces más importantes, duraderas, valiosas y trascendente que el crecimiento de los bienes raíces y de la cuenta bancaria.

    de que vale tener 3 décadas, auto, casa propia, y esposa, si al llegar a la casa, en el auto y ver a la esposa sientes que no has hecho nada de tu vida? créeme…que ya son varios (as) a los que les he escuchado variadas quejas a pesar de que han logrado ciertas estabilidades materiales…

    claro que hay excepciones…ojalá no salte nadie, porq no estoy generalizando.

    sólo importa el hecho de que eres feliz y una de las personas más complejas y completas que conozco…. y eso, my friend, no lo puede ser cualquiera.

    un abrazo y feliz cumpleaños de nuevo.

    Responder
  • 3. Malaquías  |  noviembre 12, 2006 en 9:33 pm

    Muchas gracias, (creo) mi gran amiga…. Pero dame algo de crédito, eran mis pensamientos a los seis años !

    Mi hermano, le quedó medio trunco el saludo, espero se encuentre bien, y no lo haya pillado un infarto mientras tecleaba.

    Responder
  • 4. autoexiliada (aluap)  |  noviembre 13, 2006 en 1:02 pm

    Dear Malaquías,
    son casi 12 años de camino recorrido, y al menos en mi mapa personal, sigues siendo necesario.

    En este laaaaargo camino de maduración e involución mutua, me alegra tu felicidad, sea cual sea.

    Abrazo

    Responder
  • 5. Andres  |  noviembre 14, 2006 en 12:59 pm

    MAMON…
    tipico de viejo culiao eso de andar llorando por la edad

    un abrazo compañero y feliz cumple….

    Responder
  • 6. Alienjandro  |  noviembre 14, 2006 en 1:19 pm

    Che Diego Dante… ¿Qué más puedo decir sino es que me sentí plenamente identificado con tu post, vibrando en mis cuerdas internas en la misma frecuencia en que desfilaron tus cavilaciones por este texto?

    Yo también cumplí 30, y tampoco pude evitar hacer un balance tácito, casi con miedo, de cómo se han dado las cosas en mi vida ahora que, supuestamente, debería haber cumplido ciertas metas que se emparentan con el contenido de ciertos textos de la legislatura chilena. Creo que, lejos, donde más se nos complica el panorama en nuestra sociedad a los que acabamos de arribar a la cuarta década es en esa mixtura de felicitaciones personales e institucionales: que te salude DeRemate.com no me impacta mucho, pero recibir saludos de un superior que nunca te ha visto y que bien podría igualarse al Señor Burns, o de una institución que protege tu dinero sin saber quién eres… sí me hace pensar harto.

    Un abrazo, Diego Dante, y ojalá Newton se haya equivocado, y haya suficiente masa en el universo como para revertir, en algún momento, el orden del movimiento de las Galaxias.

    Responder
  • 7. Malaquías  |  noviembre 14, 2006 en 4:38 pm

    Gracias guatón (creo) por los saludos ! Presta la casa pa hacer un asadito… ya que el Club House de Luis cooperó…

    Don Alien, sip, también es freak cuando te llama la secretaria de tu ejecutiva de cuenta, para desearte feliz cumpleaños en nombre de su jefa… Y respecto a lo de las estrellas, tengo un amigo que es astrofísico, sip, como los de Jet Marte, así que le voy a preguntar si ha tenido noticias sobre el tema.

    Un abrazo,

    M.

    Responder
  • 8. Willy  |  noviembre 22, 2006 en 12:26 pm

    ja ja ja ja ja ja ja… saludos del banco, de deremate.com, de mercadolibre.com, de trabajando.com, de laborum.com, de la AFP a ratos… la impersonalidad misma… sólo somos una celda más en una enorme base de datos…

    Uno también se imaginaba que a los 30 las cosas serían distintas… me veía con señora, hijos, llegando a la casa del trabajo con un cuadrado y brilloso maletín (no sé por qué)… con autos volando y esas cosas (acuerdate que uno es de los que creía que el 2000 era “el futuro”).

    Me quedo con tu última reflexión… no parece, uno no cree que los tiene… pero los tiene… son 30, compadre…

    Un saludo grande (y Feliz Cumpleaños atrasado)

    W.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

noviembre 2006
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: