86.1

octubre 24, 2006 at 7:36 pm 20 comentarios

 86.1 pueden ser muchas cosas: el dial de una radio, una nota bastante buena en el Ruben Castro, un busto prominente, etc. Lamentablemente, para mí 86.1 representa el saldo de años de buena mesa y sedentarismo, es el guarismo de mi obesa realidad y por cierto fue la voz de alerta, el no va más del hedonismo culinario.

Pensar que un bebé de Loxodonta Africanus pesa aproximadamente lo mismo que yo, o que peso más de 10 veces lo que mi sobrino, son pelos de la cola. Lo realmente preocupante es que tengo ejemplos palpables de lo que sería mi futuro si sigo por este camino del queso mantecoso y la lasaña. Mi padre en su buenos (buenos?) años llegó a pesar 112 kilos, y creo que mi hermano mayor superó esa difícil marca.  Mi papá dice que hasta los 30 años fue un tipo bastante delgado, hecho que pude corroborar con fotos de cuando no había photoshop, así que le creo. La cosa es que pasada la treintena, a los Valderrama se nos activa el gen de la lipoabsorción y se nos desata el Síndrome de Poncharello. Esta enfermedad es engañosa, porque pese a que todo el mundo te lo diga, a que en los partidos elijas el arco cada vez más seguido, a que seas objeto del escarnio público, tú te sigues sintiendo bien, y el espejo te vuelve una imagen distorsionada de ti mismo.

Pero la balanza cortó de raíz mis autocomplacientes mentiras, y me devolvió con decimales cada kilo de mi alarmante situación. Asustado, ya tomé la vaca por las astas, y la escondí junto con el pastrami, el queso, el pan, las pastas, los completos, las cervezas (snif) y la Coca Cola. Tomaron su lugar el quesillo, el atún al agua, el pan integral, la sacarina, el agua de la llave, las frutas, las verduras verdes, y en general todo aquello que, como dice 9D, no es comida, sino lo que la comida come.

De inmediato comencé una dieta de sólo 3 días y que promete bajar igual número de kilos. Sii, yo sé que no son buenas, y que blablablá, pero prometo que cuando pese menos de 80 kilos eso empezará a importarme… un poco. Yo que tanto me burlaba de las dietas, ahora tengo que comerme mis palabras, y por lo que veo será lo único que coma en un buen tiempo, miren.

Almuerzo del día uno: medio tarro de atún y una tostada. Fin.

Almuerzo día dos: 1 taza de atún y otra tostada.

Almuerzo día tres: Un huevo duro  y otra tostada.

O sea, es una dieta fácil y económica, que amén de una futura osteoporosis y uno que otro desmayo por falta de glucosa, promete resultados rápidos. Oj Alá.

Así que nada, veremos qué pasa en estos días, y les pediré su apoyo y comprensión de un modo bien particular, porque probablemente traslade toda mi frustración estomacal a este blog, y a lo mejor las entradas futuras giren en torno a este tema, y en lugar de mi característico buen humor, estén teñidas de mi también famosa irritabilidad por culpa de la guata vacía,  pero no lo tomen como nada personal.

 PD: La meta son los 70 kilos, ojalá menos, antes de Navidad. Veremos.

 Los Vilos.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

EL BOMBERO EN PIYAMA PISCINA Y CINE: CONSEJOS EMPÍRICOS

20 comentarios Add your own

  • 1. Don Vitto  |  octubre 24, 2006 en 11:27 pm

    Woooooooo… No lo puedo creer y prometo que me pondré de pie para aplaudir los 70, aunque a decir verdad los veo casi imposible.

    De los tres días de dieta sólo nos contaste lo que comerás en el almuerzo. Qué hay del resto de las meriendas diarias?

    Suerte… la necesitarás (cliché).

    PD: Ojalá que al contestar este “comment” no estés irritable, además que en el fondo te creo.

    Responder
  • 2. Leonor  |  octubre 25, 2006 en 2:11 am

    Me asumo un tanto culpable de esa subida de peso, pero todo lo que sube tiene que bajar Valderrama ¿o no?. Yo te creo que llegaras a la meta.

    Creeme el gimnasio ayuda.

    Saludos.
    Leonor

    Responder
  • 3. Pesaita  |  octubre 25, 2006 en 1:44 pm

    No hay caso no me dejó hacer mi post!

    Besotes

    Responder
  • 4. Malaquías  |  octubre 25, 2006 en 2:07 pm

    Los desayunos son té solo con una tostada, y las comidas son más abundantes. Les aprovecho de contar que también inicié unos trotes nocturnos de como 3 kilómetros diarios. Y que no, aún no me vuelvo el viejo idiota que suelo ser con hambre.

    La verdá Leonor es que sí, tienes tu vela en este entierro, porque esos plataches inolvidables y tu mano bendita pa la cocina me están pasando la cuenta ahora. Pero la culpa también es mía por sibarita e incontinente. Finalmente, espero que no TODO lo que sube tenga que bajar.

    Ah, lo otro es que si se fijan en la foto, el ticket está fechado el 1906, así que de más que a la balanza la afectó el Y2K y no es una medidora confiable, si claro.

    Saludos.

    Responder
  • 5. Mantis  |  octubre 25, 2006 en 4:33 pm

    Eso es mucho más de lo que yo solía coer durante mi dieta…

    Durante cuatro meses viví a lechuga, tomate, pan de salvado, calra de huevo y pollo sin piel hervido, todo en cantidades mímimas a mas no poder, y cuando quise darme cuenta, era flaco en serio.

    Pero que vale la pena el sacrificio, seguro… tengo algunos artículos escritos al respecto, pero no pasé a publicitarme, sino a saludar.

    Y a sufrir, se ha dicho!

    Responder
  • 6. Malaquías  |  octubre 25, 2006 en 6:16 pm

    Si, he leído su prodigiosa transformación, don Mantis, pero nunca había sabido exactamente en qué había consistido la dieta. Ahora miro con otros ojos el tarro de atún que me acabo de morfar.

    Saludos,

    M.

    Responder
  • 7. mhalat  |  octubre 26, 2006 en 10:14 am

    Me había fijado en lo de la fecha, y con eso tu tarea no parece tan dificil. Bajar 16 kilos en 100 años es bastante factible.De hecho creo que en 100 años todos pesaremos menos de un kilo..
    Lo ironica que es la vida… yo precisamente trato de subir unos kilos, y NADA.. como y como, y nada. Parece que sé cual es la causa, (quizas te sirva) . O pensar mucho o cagar mucho. Y ambas cosas sin duda estan relacionadas. Si pensai cagás, te vai a la segura… jaja. Un abrazo elmano.

    Responder
  • 8. Malaquías  |  octubre 26, 2006 en 1:02 pm

    Uf, si fuera por pensar cagás, lo hago todo el día, y na ni ná…Como update les puedo contar que casi exactamente 24 horas después de mi primera medición (la de la foto) en la misma máquina, pesé 1 kilo 100 gramos menos. Así que la dieta es brígida, pero efectiva. Ah, también medí 2 cms más, lo que tiende un manto de duda sobre la maquinita esa.

    Saludos,

    Responder
  • 9. Serpico  |  octubre 26, 2006 en 5:27 pm

    Iba a postear ahora, pero no alcanzo.Es que me llamaron pa ir a comer un jugoso asado donde unos amigos……onda choripan , con mayonesa casera y esas cosas…pebre, cerveza , bebidas, etc……nada del otro mundo..asi que nos vemos…
    manana posteo de verdad…hehe
    chao

    Responder
  • 10. Don Vitto  |  octubre 26, 2006 en 5:56 pm

    Gran M. felicidades por el kilo 100 menos. Lo del trote y la dieta… mmmm, no me cuadra mucho pues la idea es que vuelvas a tu morada trotando o al menos caminando, pero no horizontal (desmayado). 3 KM de ida y 3 de vuelta o 1,5 x 2 ?

    mhalat, eres un caso bastante especial, porque nunca he dejado de asombrarme de las cantidades industriales que comes para subir casi 0 gr. El ‘casi’ es porque bajas.

    Ya que todos cuentan sus aventuras y desventuras alimenticias, les cuento que últimamente mi peso puede llegar a variar en 3 kilos en una o dos semanas, sin yo proponermelo claro está. Para el caso de la bajada es cuando incluyo mucha fibra (pan de molde, pita, fideos, etc.) y leche cultivada, además de un poco más de 2 litros de agua al día; para la subida, masa y grasa junto a exquisitos entremeces, estos últimos más conocidos como comer fuera de hora. Todo esto de la subida, lamentablemente se va al rollo y no creo que esa sea la intención de mhalat, así que proteínas y pesas…

    Provecho…

    Responder
  • 11. Malaquías  |  octubre 26, 2006 en 6:35 pm

    Vitto: No sé por qué cuando se habla de fibra, lo asocio de inmediato con el triste final que tiene gran parte de nuestra comida, justo antes de tirar la cadena. Se agradecen los datos y, en caso de fracasar en mi campaña, le adjunto currículum para ser el Hombre talla L.

    Serpico: Usté sabe qué hacer con los chorizos…

    Nos vemos.

    Responder
  • 12. gandalf  |  octubre 28, 2006 en 8:59 am

    la dieta del cagao….todo lo que sube tiene que bajar….pero vuelve a subir……eso pasa cuando no te alimentas bien….al final es un circulo de nunca acabar.

    Responder
  • 13. Óscar  |  octubre 28, 2006 en 2:22 pm

    Balanza es el instrumento que compara masas, había una excelente en la Farmacia que se encontraba en Condell, entre el pasaje Tricot y la plaza Aníbal Pinto. Escribo había, porque no se si sigue existiendo esa Farmacia o no.

    Responder
  • 14. Malaquías  |  octubre 28, 2006 en 5:34 pm

    Estimado Gandalf, eso de que todo lo que sube, baja y vuelve a subir, lo he visto en usted mismo. Así que por lo menos con mi sistema ahorro dinero en vez de perderlo. Pero igual gracias por el apoyo.

    Don Oscar, recuerdo esas balanzas milenarias, especialmente una que habìa en la farmacia Mercurio (pedro montt esquina Simon Bolivar) Se veían los engranes y bielas en movimiento cuando uno se subía. Era notable. ¿La recuerda usted?

    Saludos a ambos.

    Responder
  • 15. Penélope Glamour  |  octubre 29, 2006 en 9:40 pm

    Me queda claro el factor comestible de la dieta, pero me vas a decir que también tu fundamentalismo ha alcanzado el la sección copetes? yogurt en lugar de chela, agua sin gas reemplazando vino, ron y demases?

    pobre, pobre Malaquías.
    Pero si a ti te resulta, me volveré una talibana de tu dieta y la aplicaré en uno que conozco.

    Suerte y vaya x los 2 kilos!

    Responder
  • 16. Malaquías  |  octubre 30, 2006 en 3:02 am

    Mi gran Penelope, aquí donde me ve, le estoy devolviendo sus líneas acompañado de un enorme vaso de Agua Mineral Light Gas. Y sí, pienso recortar la ingesta de fermentos y destilados, con la ocasional excepción de mi cumpleaños. ¿Ve? Sigo siendo un maestro de la (no) sutileza.

    Un abrazo,

    M

    Responder
  • 17. alex zappa  |  octubre 30, 2006 en 11:30 pm

    adelante…………………y recuerda que
    con paciencia y con saliva?……un elefante penetro a una hormiga……….
    de 114 kilos baje a 92….( con amor y gimnasia)
    suerte brother el bajar de peso………aumenta la lujuria….
    esta en los genes………
    i love you……

    Responder
  • 18. Selido  |  noviembre 8, 2006 en 6:39 pm

    Reconozco que tu esfuerzo ha sido titánico,y espero que dé resultados prósperos, pero hay una pequeñísima salvedad que me hace pensar que todo esto es una Gran estafa, que me relativiza el mundo y me hace pensar que esto de bajar de peso en forma efectiva tiene algo que ver con pactos con algún caballero siniestro capaz alterar la naturaleza de las cosas hasta ahora aceptadas como ciertas…
    ¿Por qué todo esto?… revisa la foto, esa lectura no es tuya, no puede serlo porque fué realizada cuando tu y yo vivíamos en criadillas de nuestros ancestros.

    Así que deten esta farza y cuenta de qué bendita tienda de antiguedades has sustraído dicho boleto,

    y suelta la pepa de todo este sospechoso asunto de querer bajar de peso tan intempesivamente, Gimnasio, dieta, altercados con tipos de colacorta, ufff,saquen sus propias conclusiones.

    Revisa el anafe y recuerda que el tostador es muy importante bajo la ollita del arroz…

    Good Hunt

    Responder
  • 19. ximena  |  noviembre 9, 2006 en 3:27 pm

    queeeeerido…disculpa mi estupidez en el comentario sobre tus cambios….no tenia idea de tu dieta ….dear si alguien sabe de eso ..que quieres que te diga hoy con mi bebe de ya 10 hermosos meses peso…..105, si lo se ,pero antes de la jose pesaba 106 osea ,no he pesado 75 desde los 15 asi que …en todo caso a mis cuarenta es como mas dramatico , tu eres joven y hombre ( ustedes bajan y se aprietan mas facilmente que nosotras )…pidele socorro a doña leo que eso ademas mejora la piel…suerte y besos

    Responder
  • 20. Malaquías  |  noviembre 9, 2006 en 6:14 pm

    Chuta, si tal como ella misma dice, la Leonor es en parte responsable de mi paquiderma condición, pero eso de que sea parte de la cura, no suena nada de mal… aunque mi cutis es terso como una piña.

    Saludos cordiales,

    M.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

octubre 2006
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: