LA DELINCUENCIA ME DIO UN MORDISCO

mayo 8, 2006 at 11:53 pm 17 comentarios

Lo más raro de que entren a robar es que cuesta un poco convencerse de que eso fue lo que pasó. Uno intenta buscar explicaciones menos negativas, como una manifestación Polstergeist o un operativo del OS7. Pero a medida que corren los segundos, la evidencia se hace irrefutable y hay que comenzar el triste proceso de recoger las cosas del suelo y contabilizar las pérdidas.

Cuando aún no salía del primer susto (todo indica que los ladrones estaban aún adentro cuando yo llegué), vino el segundo. Tres golpes en la puerta y yo con el apuro abro sin mirar, sólo para encontrarme con un oficial de la 19 Comisaría de Providencia apuntándome al pecho. Afortunadamente el admirador de Rambo y Poncharello atinó antes que yo y bajó el arma, justo cuando yo comenzaba a relajar esfínteres.

Al estampar la denuncia, es inevitable que a uno se le escape la (de) formación profesional y los años (bueno… meses) de trabajo en las páginas policiales:

cabo: “¿qué sucedió?” (ojo, qué SUCEDIÓ, no “qué pasó”)
Malaquías: “Desconocidos ingresaron a la propiedad por la ventana del dormitorio y sustrajeron un notebook, mi lorita y dos chequeras, es decir, especies de diverso valor”.
cabo: “¿lorita?”
Malaquías “Sí, lorita, una radio a pilas que valía como 3 lucas, pero que tenía un enorme valor emocional para la victima, o sea yo”.
cabo “Entendido. a que banco pertenecían los cheques?”
Malaquías: “A ningún Banco, eran propiedad de Venegas, que está en Viña, pero no sé de qué banco eran”
cabo: “banco desconocido.. ¿qué marca era el notebook”
Malaquías: Gateway
cabo: ¿gaibuei?
Malaquías: Nop, gueit-buei, se escribe GATEWAY (mi cabo escribe finalmente GATE WEY)
cabo: Modelo?
Malaquías: Nop, periodista.
cabo:
Malaquías: “ah, modelo desconocido, pero gris metálico.”

Terminado el reporte, volví al departamento, terminé de recoger las cosas y aseguré como pude la ventana. Me habían hablado de la sensación de inseguridad que invadía a las víctimas de un robo en el hogar, y de cómo costaba conciliar el sueño después de una experiencia así. Recuerdo que ese fue mi último pensamiento cuando me acosté y el primero cuando desperté 11 horas después.

¿Si me lo he tomado con humor? La verdad es que sí, lamento la pérdida de archivos importantes, como mis fotos del viaje a Estados Unidos, y la visita al Zoológico con Leonor, de hecho tal vez me duelen más que el computador mismo, que tenías sus pifias, como no cargar la batería y desconectarse antojadizamente. Además, dadas las circunstancias, estoy consciente de que las cosas pudieron ser infinitamente peores no sólo en términos de lo que pudieron haberse llevado, sino que alguien pudo haber salido lastimado o tal vez finado.

Lo más fome de todo es que “lo veía venir” cuando recibimos el depto caché el punto débil y potencial puerta (en rigor, ventana) de acceso para amigos de lo ajeno. Pero bueno, apliqué chileno y no hice nada… y heme aquí, riendo sobre la leche derramada. Lo que sí es que ya estamos en campaña de convertir el dulce hogar en una vivienda propiamente capitalina: doble chapa, ventanas enrejadas, y un posible seguro antirobo. Lo otro es que tendremos que reemplazar a la Juanita como vigilante nocturna, porque al parecer una planta no es buena para mantener a raya a los delincuentes (no se preocupen, salvó ilesa, igual que el resto de los habitantes del depto, en los que sin embargo persiste una amarga sensación de “puta la hueá”. Ojalá que alguien los asalte a ellos, y junto con los cien años de perdón, tendrá mi eterna gratitud).

PD: A raiz del asalto fui a ver si aparecía mi Notebook en el Persa Bio Bio, no lo encontré, pero vaya lugar más asombroso, otro día les cuento de eso.

Saludos.

M.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA CASA NUEVA PLUMOSOS Y PELUDOS

17 comentarios Add your own

  • 1. aluap  |  mayo 9, 2006 en 3:21 pm

    Ag, cómo te entiendo. Sí, menos mal es no verle la cara a los chuchesumadres antes de que se lleven tus cosas… Yo que los miré fijo a los ojos sólo espero que hayan tenido una sobredosis de pasta base una vez q “redujeron mis especies”. Que se les hayan reventado las venas y que se ahogaran con su propia sangre, esa que brota de la nariz.
    Como podrás ver en este tema el cristianismo se me va a la shites.

    Abrazo, y no, no compres un seguro para el hogar, esos terminan robándote el doble. Hay q tener ojo con la letra chica pq son como ladrones certificados.

    Responder
  • 2. Malaquías  |  mayo 9, 2006 en 11:20 pm

    Tomaré el consejo respecto al seguro, porque si hay algo que me cargue más que los ladrones, son los ladrones amparados por la ley, cuando esté de humor despotricaré contra Isapres, AFPs, carreteras concesionadas, y demases, por ahora sigo en mi cruzada personal para recuperar mi memoria perdida.

    Saludos,

    Responder
  • 3. pancho  |  mayo 10, 2006 en 3:48 pm

    sólo puedo decir …..fuck, cabrones….ojala que cuando ocupen el notebook y esten en la red, les ingrese el guatón amorfo virus y ahíííí los quiero ver.-
    un abrazo

    Responder
  • 4. Don Vitto  |  mayo 10, 2006 en 6:22 pm

    Que triste es la vida… lo peor son las vueltas de la vida. Hace un post estabas hablando con mucha felicidad en tus líneas de su nuevo hogar y ahora estás contando una de las cosas más desagradables que pueden ocurrir. Vayan mis malaventuranzas para los malhechores.

    A veces justifico la justicia en las propias manos o entregada en manos de ciudadanos como uno, por ejemplo, los Neo-Nazis, que están con ganas de eliminar la escoria y darnos a los que queden un país mejor, el problema es que el límite de la clasificación lo ponen ellos mismos, así que uno no sabe si le puede tocar paliza o no.

    Amigo, un abrazo y una idea macabra. En lugar de mandar la electricidad a una chicharra, alarma o luz roja, mándala directa a los barrotes… que se quemen las manos los ladrones…

    Responder
  • 5. Pesaita  |  mayo 10, 2006 en 8:08 pm

    Bueno asi son las cosas, lo unico que puedo decirte es que “No hay mal que por bien no venga” y puede que ahora vengan puras cosas buenas, como haber conocido el persa ya que nunca esta demás seguir adentrandose en el sub-mundo santiaguino que para alguna wea te puede servir. Idea: Podrias organizar una colecta en favor de los damnificados y sí comprarte otro Nounu.
    Bueno besitos y suerte!

    Responder
  • 6. Malaquías  |  mayo 10, 2006 en 9:50 pm

    Bueh. Se agradecen las condolencias así como las maldiciones para el o los antisociales que invadieron mi propiedad arrendada. Para actualizarles la información, les cuento que la planta Juana, fue relevada de su puesto como vigilante y volvió a la ignominiosa labor de “decoración”. Y a las pérdidas durante el robo ahora debemos sumar las 30 lucas que vale poner más barrotes para convertir el lugar en una acogedora jaula. Fuck.

    Responder
  • 7. aluap  |  mayo 10, 2006 en 10:36 pm

    LOCO! y si hay un incendio!!!!

    Responder
  • 8. Leonor  |  mayo 11, 2006 en 2:32 am

    Otra posible solución, es… que tengas una perrita Beagle de guardiana del dpto. La Canelita es la solución a tus problemas, te cuida la casa, te alegra la vida, te entretiene y cuida y yo me deshago de ella por un tiempito, porque PUTA que está odiosa. Lo considero justo y necesario Valderrama.
    Besos.
    Leonor

    Responder
  • 9. 9  |  mayo 11, 2006 en 11:35 am

    lenore, no me venga con cosas.
    si la canela no viene en una bolsa que diga “marco-polo”, dejela por allá no más…sobre todo si está odiosa.
    yo ya compre semillas de perejil y le aseguro que a ese si que lo voy a entrenar para que sea el mas feroz representante del reino vegetal.

    aluap, no se preocupe por los barrotes en caso de incendio, son de fierro y por lo tanto incombustibles.

    Responder
  • 10. Malaquías  |  mayo 11, 2006 en 4:13 pm

    Mmmm, Leonor, qué quieres que te diga… prefiero enfrentar a los asaltantes. La Canela es la combinación exacta entre Oddie y el huracán Katrina. Además, con los asaltantes tengo la posibilidad (remota, es cierto) de que alguna vez se haga justicia, pero con la perrita tendría que ver cómo se come los muebles y a la Juana impunemente.

    En cuanto a los incendios, les cuento que estamos protegidos por murallas de sólido concreto y una gruesa capa de asbesto, lo que sumado a la humedad que sospecho que se nos viene con el invierno, nos deja fuera de peligro.

    Saludos,

    Responder
  • 11. Leonor  |  mayo 11, 2006 en 6:56 pm

    Ok, era una idea no más, por si pasaba…
    Ustedes se pierden a la dulce Canela, que iba a ir a préstamo no más por una temporada.Pero Valderrama,en todo caso se aceptan donativas para la mantención de la perrita que insiste en comer todos los días, digo como siempre dices que es nuestra y no sólo mía, te lo dejo como comentario.
    Saludos.

    Leonor

    PD:9 me miraste a huevo la perra

    Responder
  • 12. Malaquías  |  mayo 11, 2006 en 9:16 pm

    Leonor: Seguramente la tuya es la primera demanda por pensión alimenticia interpuesta en un blog, así que no sé si sentirme avergonzado o un pionero en la materia. Además, ese mal hábito que tiene la Canela de comer todos los días es culpa tuya, así que es mucha barsedad pedirme que me haga cargo. No obstante, acogeré tu solicitud y le compraré un saco de esa exquisita comida para perros que venden a granel en las bodegas de Valparaíso, en lugar de esa comida especial y mamona a la que la tienes acostumbrada. Cómo sabes si con comida de peor calidad la perrita tiene menos energía? ah?

    Saludos,

    Responder
  • 13. 9  |  mayo 11, 2006 en 9:36 pm

    oigame lenore, yo no le he mirado los huevos a nadie, y menos a ninguna perra.
    pero entre su descripcion y la reticencia de mi coinquilino me hago perfecto panorama de las propiedades destructivas de tal artefacto mamífero.

    Responder
  • 14. Leonor  |  mayo 11, 2006 en 10:00 pm

    A ver, vamos por partes:
    Valderrama, si tu piensas que darle buena comida a quienes quieres es darle comida mamona, definitvamente los regaloneos alimenticios con los que solías contar por mi auspicio desaparecerán, no quise hacerte sentir mamón, lo siento por ti 9 porque de paso pierdes tú también.
    Segundo ru coinquilino exagera, si la perrita es un amor lo que pasa es que él no sabe tratarla.
    Me despido, gracias por su acogia… o será que no quieren terceros en su relación????

    Leonor

    Responder
  • 15. Leonor  |  mayo 12, 2006 en 12:46 am

    Aquí va la D de acogida, jeje

    Responder
  • 16. Carola  |  mayo 12, 2006 en 1:58 pm

    Loco, sorry, venía a darte mis condolencias y a maltratar por escrito al maldito Don Graf por no estar advirtiendo cuando la delincuencia mordisquea por todas partes tal como se ve en la tele (ajá, la TV engaña), pero se disparó el tema e incluso ya están hablando de otro perro.

    Llegue placé.

    1 Abrazo

    Responder
  • 17. Malaquías  |  mayo 12, 2006 en 4:30 pm

    Igual se agradecen las buenas intenciones, y sí, Don Graf no inspira respeto y ojalá se autoelimine por ineficaz, además que con ese impermeable en pleno verano, y su afán por rodearse de escolares, pasa por un degenerado. Prefiero mil veces a la Canela, destructiva pero sin desviaciones sospechosas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

mayo 2006
L M X J V S D
« Abr   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: