LA CASA NUEVA

abril 28, 2006 at 7:28 pm 12 comentarios

Para que no me dejen de mentiroso, me estoy cambiando de casa desde febrero… sí, febrero y no, no es que me esté trayendo las cosas a pie desde Valparaíso, sino que en realidad la implementación del nuevo hogar ha caminado al ritmo de mis bolsillos, que flacos como están, andan bien lentito.

Pero ya el cubil está más o menos listo, gracias a los esfuerzos colectivos con mi cohabitante, el buen Venegas. Y la verdad es que está rebien enchulado: le lleva su buena tele, un equipo de música aún mejor, un par de bergeres (cuales Joey y Chandler) una variada colección de películas, libros y cómics, un bar incipiente y una planta llamada Juana. Detallitos como cocina y refrigerador, corrieron por cuenta de los padres de mi cómplice, que insistieron en que esos artefactos podrían ser útiles en algún momento. En resumen, de todo para el confort del adulto joven.

Además, durante el proceso he explotado mi veta “hágalo usted mismo” y, premunido de un taladro y un martillo, he armado cómodas y veladores, instalado escritorios y persianas y sostenido una lucha a muerte con el mueble de la tele. Muchas de estas pequeñas victorias cotidianas, dignas de un comercial de yogurt soprole, hubieran sido imposibles sin el entusiasta apoyo de Leonor, que ha sido protagonista de toda la mudanza, además de contribuir con su mera presencia a disipar cualquier duda respecto a la heterosexualidad de dos hombres casi treintones que viven juntos.

Un poco en contradicción con dicha heterosexualidad (muy sólida por cierto), es que también ha aflorado mi veta “decorador de interiores”, que se manifestó en elegir una persiana “en los tonos”, y una alfombra ídem. Claro, como soy neófito en el tema, corté por lo sano y escogí todo en variantes de azul: murallas, cortinas, puertas, cobertor, sábanas, alfombra, lámpara, platos, etc, y así poco a poco mi pieza va pareciendo un acuario gigante, donde yo chapoteo feliz como un arenque.

Pero más allá de la espiral consumista en la que estoy cayendo (se viene don comedor y en un futuro lejano un datashow para proyectar películas en la pared), lo que quería compartir con ustedes, amables fisgones, es esta sensación novedosa de armar un espacio a tu gusto y antojo, ser lo que se dice un dueño de casa, aunque en estricto rigor esta casa sea un depto, y los dueños reales sean otros. En otras palabras, pese a saber que no es mi hogar definitivo, me llama mucho la atención que esta sensación de avanzar, de moverse hacia adelante, finalmente la haya logrado deteniéndome.

PD: El banco BBVA, dice en su publicidad que te puedes hacer de una casa, simplemente pagando 100 lucas por CUARENTA AÑOS !!! (más de 48 millones de pesos) Al final una suave voz femenina te pregunta con mordacidad: ¿y tú, vas a seguir arrendando? OBVIO, LADRONES !

PD2: Don Vitto, todavía flamante esposo y futuro padre, me hizo ver mi obscena ingratitud por omitir en el post un dato importantísimo: Los bergeres los tenemos gracias a que él, además de un gran amigo, es un destacado empleado de una importante multitienda con nombre de capital de Francia, donde pudo “sacar” (conozco gente que le carga decir eso) el par de bergeres para luego pagarlo en algo así como 931 cuotas sin intereses. Gracias Vittorio, y luego te llamo por el comedor.. jeje (broma).

Anuncios

Entry filed under: General.

EL EVANGELIO SEGÚN SAN MALAQUÍAS LA DELINCUENCIA ME DIO UN MORDISCO

12 comentarios Add your own

  • 1. sup  |  mayo 1, 2006 en 3:56 am

    vaya. no dolió mucho dar ese salto? a mí todavía me complica todo este asunto de la independencia, el arriendo y la decoración de interiores. pero en fin. parece que no queda otra. ¿algún dato en su nuevo barrio?

    Responder
  • 2. Malaquias  |  mayo 1, 2006 en 8:42 pm

    Más que doler, asusta, pero vale la pena el esfuerzo, total, si todo se va al carajo siempre se puede volver con el rabo entre las piernas al redil paternal, y empezar de nuevo.
    Datos? Ninguno en particular, pero me cae bien el sector que rodea las estaciones Cumming y Santa Ana… reúne las clásicas BBB.

    Saludos,

    Responder
  • 3. Carola  |  mayo 1, 2006 en 11:14 pm

    Comprar, Malquías, comprar es la cosa. Y no lo pidas a 40 años, po ridículo.

    De todas formas, felicitaciones por la nueva casa y exactamente DÓNDE sería? decídase: en sta ana o cumming, ahhh????? Y bueno, si invitas, puedo llevarte un adorno para tu acuario.

    beso

    Responder
  • 4. Malaquías  |  mayo 2, 2006 en 3:52 pm

    Mmmm, intenté comprar el año pasado, y el chiste me costó una cifra importante de dinero, que por supuesto un caballero como yo no detallará en este espacio, pero que aún me pena mucho. Además, podrán acusarme de regodeón, pero si me compro un depto, ojalá tuviera espacio suficiente para acostarme sin que los pies me quedaran en el pasillo, y así están construyendo ahora en la ciudad Capital. Pero eso es materia de otro post, que ya vendrá.

    Exactamente vivo en Marín con Seminario, cerca del metro Santa Isabel, y prefiero los adornos para el bar, descorchables o destapables.

    Saludos.

    M. alias D.

    Responder
  • 5. Don Vitto  |  mayo 2, 2006 en 6:24 pm

    Sólo un poco de pena… ni un marginal crédito por los “grossos” bergeres… De todas maneras felicitaciones por el lugar, que aunque aún no lo conozco, por las descripciones y la felicidad al contar, está “de pelos”.

    Responder
  • 6. Malaquías  |  mayo 2, 2006 en 9:33 pm

    Chuuuuuuuucha:

    Tienes toda la razón: este ha sido el post más ingrato que he escrito. De hecho también recibí el respectivo reto de parte de Leonor por dejarla al margen del armado de muebles y pintado de pieza. Haré la corrección de inmediato, que quedará consignada en una postdata.

    Y por supuesto, reitero mis infinitos agradecimientos por ayudarme a corromper el sistema y quitarle algo así como media partícula de polvo pegado al último pelo de la cola de Horst Paulmann

    Responder
  • 7. Don Vitto  |  mayo 3, 2006 en 12:29 am

    Mmmm… la verdad que la “media partícula de polvo pegado…” es mucho menos parece. Haciendo un cálculo rápido, el ahorro en intereses equivale a un 0,0005145% del margen que se generó en abril (Fecha de la compra).

    Responder
  • 8. Distémper  |  mayo 3, 2006 en 8:41 pm

    Bah. Yo también tengo una planta llamada Juana, más bien Juanita para ser precisos. Acaba de cumplir 21 años la mala hierba. De hecho es más vieja que cualquier amistad o relación de toda índole que haya tenido.
    Además estoy cachando que somos casi vecinos. Vaya increíbles coincidencias.
    En fin, saludos.-

    Responder
  • 9. Malaquías  |  mayo 3, 2006 en 11:31 pm

    Sí, Juana es un buen nombre para bautizar una planta. Yo conozco una Parra que se llama Juanita y le fue bastante bien. De hecho, creo que les va mejor que a las juanas humanas, que o terminan Locas o quemadas en la hoguera.

    Y en cuanto a las coincidencias, también sé de varias, así que mándale mis saludos a la primera de ellas (con las obvias diferencias del caso, por supuesto).

    Responder
  • 10. Carlottttttttt  |  mayo 8, 2006 en 3:27 am

    entonces
    nos vemos en tu nuevo depto de soltero
    yo llevo algún cachureo vario de adorno y el infaltable brebaje

    (pretendo mantener mi record de 100% amiga…a ver si paso al guinness!!!!!!)

    Responder
  • 11. Malaquías  |  mayo 8, 2006 en 5:35 pm

    Mi estimada Hiperbórea: Por supuesto que eres bienvenida en el nuevo hogar, y que los adornos son casi tan agradecidos como los brebajes, pero me urge aclarar (por la propia integridad física y de algún modo la de Venegas) que aquello no es un departamento de solteros, por lo que el record de 100% pura amistad, no corre peligro alguno.

    Un amigable y respetuoso abrazo a usted y pareja.

    M.

    Responder
  • 12. Carla (si la cago me avisan)  |  mayo 8, 2006 en 6:04 pm

    En vista de que, al parecer, metí la pata sin querer, me veo en la obligación de aclarar los siguientes puntos:

    1. A Malaquías lo veo una vez al año, por el obvio motivo de que yo vivo hace 4 años en Concepción, y la idea de ir a su depto en Santiago aprovechando algún viaje al puerto es para conocer algo de su nuevo “estilo de vida”, (lejano al que yo recuerdo), y para saber ,en términos generales, como se encuentra él. En fin, para continuar la amistad de 12 años que nos une.

    2. Cuando digo que pretendo mantener mi record de 100% amiga, es exactamente eso: si bien hace 13 años anduvimos adolescente y espinilludamente por un laaaargo mes y medio, luego de eso desarrollamos una FÉRREA amistad que se mantiene hasta hoy, a pesar de las lejanías geográficas.

    3. Tengo una pareja estable hace 7 años, a la cual Malaquías conoce y que incluso posteo en los albores de este blog.

    4. Escribo esto para cuidar la integridad física del afectado.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

abril 2006
L M X J V S D
« Mar   May »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: